Vejiga

Vejiga

Perspectiva

Algunos tratamientos del cáncer pueden producirle problemas en la vejiga. En concreto, algunos fármacos de quimioterapia, tratamientos administrados en su vejiga y/o la radioterapia a la pelvis pueden producir irritación en el tapizamiento de su vejiga, problema que se llama cistitis. La cistitis pueden ser intensa y hacer que su vejiga sangre, además de aumentar el riesgo de infección. Este problema puede ser potencialmente mortal. No existe tratamiento para revertir la cistitis. Indique a su médico inmediatamente si tiene síntomas de cistitis de manera que pueda suspenderse el tratamiento que la produce. Pueden tomarse medidas preventivas si su tratamiento tiene tendencia a producir cistitis.

¿Qué problemas vesicales pueden producirse como efectos secundarios del tratamiento del cáncer?

La irritación del tapizamiento de la vejiga se llama cistitis. Este problema se produce con frecuencia por una infección de las vías urinarias, en la que bacterias infectan a su vejiga. Sin embargo, también es un efecto secundario de algunos tratamientos del cáncer. Los pacientes con cáncer tienen un mayor riesgo en concreto de desarrollar una forma más intensa de cistitis llamada cistitis hemorrágica (que sangra). Este problema puede producirse durante el tratamiento, inmediatamente después del tratamiento o meses después del tratamiento. La cistitis puede ser un problema muy grave que conduzca a un sangrado significativo y/o a una infección potencialmente mortal.

¿Qué tratamientos del cáncer producen cistitis?

La cistitis en pacientes con cáncer a menudo se produce por tratamiento con los fármacos ciclofosfamida e ifosfamida, la administración de tratamientos directamente en la vejiga o la radioterapia a la región pélvica.

Ciclofosfamida e ifosfamida: A menudo se produce cistitis por el tratamiento con los fármacos de quimioterapia ciclofosfamida e ifosfamida. Los fármacos se descomponen en el cuerpo formando sustancias denominadas metabolitos. La acroleína es un metabolito producido cuando se descomponen la ciclofosfamida y la ifosfamida. Este metabolito se elimina del cuerpo en la orina e irrita el tapizamiento de la vejiga a medida que se expulsa.

Quimioterapia a dosis altas antes del trasplante de células troncales: A menudo se administran ciclofosfamida y/o busulfán a dosis altas conjuntamente con un trasplante de células troncales. Este tratamiento se asocia a una cistitis hemorrágica significativa y a veces, potencialmente mortal. [1]

Administración de tratamiento directamente en la vejiga: Un tipo de tratamiento del cáncer de vejiga superficial consiste en administrar la quimioterapia directamente en la vejiga, en la llamada instilación intravesical. Esto se realiza haciendo pasar la quimioterapia a través de un catéter en la uretra, el tubo que transporta la orina desde la vejiga. De esta forma, se administran los fármacos de quimioterapia con toda su potencia directamente al cáncer, pero también pueden irritar el tapizamiento de la vejiga. Los fármacos que más se usan con este fin son la mitomicina C (Mutamycin®), la tiotepa (Thioplex®) y la doxorrubicina (Adriamycin®).

Otro tratamiento que se administra directamente en la vejiga es la bacteria que produce la tuberculosis, el bacilo de Calmette-Guerin (BCG). También se sabe que este tratamiento produce cistitis. [2]

Radioterapia: También puede producirse cistitis cuando se administra radioterapia a la región pélvica, como ocurre en el tratamiento de los cánceres de vejiga o de próstata. Los síntomas de la cistitis producida por la radiación pueden no aparecer hasta muchos meses después del tratamiento.

¿Cuáles son los síntomas de la cistitis?

Entre los síntomas de la cistitis pueden estar:

  • Frecuencia urinaria
  • Urgencia urinaria
  • Quemazón al orinar
  • Dolor al orinar
  • Incapacidad para vaciar completamente la vejiga
  • Incontinencia urinaria
  • Sangre en la orina
  • Dolor abdominal

La cistitis hemorrágica viene marcada por sangrado excesivo en la vejiga y precisa tratamiento inmediato. Informe a su médico si tiene cualquiera de estos síntomas.

¿Cómo pueden tratarse los problemas de la vejiga?

Aunque no existe ningún tratamiento para revertir la cistitis, el primer paso es detener el tratamiento que la produce. Si tiene cistitis hemorrágica, que suele acompañarse de sangrado copioso en la vejiga, su médico puede administrar un fármaco dentro de la vejiga para detener el sangrado. Hay otros tratamientos dirigidos a controlar los síntomas, como el paracetamol (Tylenol®) u otros analgésicos para el dolor y antibióticos para la infección.

¿Cómo puede prevenirse la cistitis?

Hay tres tratamientos que se ha demostrado que ayudan a prevenir la cistitis, el fármaco mesnex (Mesna®), la hiperhidratación intravenosa (IV) y la irrigación vesical continua.

Mesnex: Se ha demostrado que el fármaco mesnex previene la cistitis inducida por ciclofosfamida e ifosfamida. [3], [4] Este fármaco actúa uniéndose al metabolito acroleína en la vejiga para formar un producto inactivo que luego se excreta. De esta forma, la vejiga se ve protegida, pero la actividad antitumoral de la quimioterapia permanece inalterada.

Hiperhidratación: Otro planteamiento para prevenir la cistitis hemorrágica es aumentar la ingesta de líquidos para ayudar a irrigar la vejiga. Algunos investigadores han demostrado que la hiperhidratación mediante solución salina IV junto con la administración de furosemida (Lasix®), un fármaco diurético para mantener la producción de orina, previno eficazmente la cistitis hemorrágica en pacientes que recibieron ciclofosfamida a dosis altas antes de un trasplante de médula ósea. [5]

Irrigación vesical continua: La cistitis puede prevenirse también irrigando de forma continua la vejiga, lo que se llama irrigación vesical continua. Se ha demostrado que esta técnica disminuye la incidencia de cistitis hemorrágica en pacientes que reciben un trasplante de células troncales. 1

¿Qué más puedo hacer?

Beber mucho líquido puede ayudar también a “irrigar” la vejiga y prevenir la cistitis.

Bibliografía

[1] Turkeri LN, Lum LG, Uberti JP, Abella E, et al. Prevention of hemorrhagic cystitis following allogeneic bone marrow transplant preparative regimens with cyclophosphamide and busulfan: role of continuous bladder irrigation. J Urol. 1995;153:637-40.

[2] Drake MJ, Nixon PM, Crew JP. Drug-induced bladder and urinary disorders. Incidence, prevention and management. Drug Saf. 1998;19(1):45-55.

[3] Khojasteh NH , Zakerinia M, Ramzi M, Haghshenas M. A new regimen of MESNA (2-mercaptoethanesulfonate) effectively prevents cyclophosphamide-induced hemorrhagic cystitis in bone marrow transplant recipients. Transplant Proc. 2000 May; 32(3): 596.

[4] Cohen MH, Dagher R, Griebel DJ, Ibrahim A, et al. U.S. Food and Drug Administration drug approval summaries: imatinib mesylate, mesna tablets, and zoledronic acid. Oncologist. 2002; 7(5): 393-400.

[5] Ballen KK, Becker P, Levebvre K, Emmons R, et al. Safety and cost of hyperhydration for the prevention of hemorrhagic cystitis in bone marrow transplant recipients. Oncology. 1999 Nov; 57(4): 287-92.


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS