Cansancio

Cansancio

Perspectiva

El cansancio es uno de los efectos secundarios más frecuentes del cáncer y del tratamiento del cáncer. Hay muchos factores que contribuyen al cansancio, como la anemia, la mala nutrición, el descanso insuficiente, las infecciones, el estrés y otros. Del mismo modo, el tratamiento satisfactorio del cansancio puede precisar varios planteamientos. Por estas razones, es importante decirle a su médico si tiene cansancio o si su cansancio empeora, de manera que tenga la mejor oportunidad de recibir un plan de tratamiento que le funcione.

¿Qué es el cansancio?

El cansancio se refiere a una falta abrumadora de energía. Puede asociarse a un aumento de la necesidad de descanso, incapacidad para recobrar la energía con el descanso, dificultad para concentrarse o desinterés en las actividades o los acontecimientos.

En comparación con síntomas como las náuseas o el dolor, el cansancio puede ser muy difícil de identificar y comentar. Las sensaciones como la debilidad, mareos y la dificultad para pensar pueden ser también parte del cansancio. A veces, las personas piensan que lo único que pasa es que son perezosos o están deprimidos. Puede que se digan a sí mismos, “Puedo deshacerme de esto de un golpe si de verdad lo intento.” Los cambios súbitos en las sensaciones de cansancio pueden significar que hay un problema grave. El desarrollo de cansancio de un modo gradual, más lento, puede conducir a disminución de la capacidad para realizar las actividades diarias. No hay pruebas médicas para medir el cansancio; sin embargo, el cansancio puede tratarse en muchas circunstancias. Los pacientes que experimentan cansancio deben comunicar esta sensación a su enfermera o médico para determinar si existe una causa tratable de cansancio y para desarrollar una estrategia para reducir el cansancio.

¿Cuál es la causa del cansancio?

Las razones por las que los pacientes experimentan cansancio son numerosas y complejas. De hecho, el cansancio a menudo se produce por más de una causa y puede precisar el uso de muchas estrategias para un tratamiento eficaz. Todos los factores enumerados a continuación pueden contribuir al cansancio disminuyendo la capacidad del cuerpo para producir energía o consumiendo la energía limitada producida.

Anemia: La anemia es un aporte insuficiente de glóbulos rojos, que conduce a una disminución de la capacidad de la sangre para transportar oxígeno. Una razón frecuente por la que los pacientes con cáncer experimentan anemia es como efecto secundario de la quimioterapia. La anemia es importante porque puede producir síntomas indeseados, como cansancio o falta de aliento y puede exacerbar o producir otros problemas médicos, como los problemas cardíacos. Afortunadamente, la administración del factor de crecimiento sanguíneo eritropoyetina puede aumentar la producción de glóbulos rojos y constituye un tratamiento eficaz para la anemia que es menos arriesgado que las transfusiones sanguíneas. [1] Actualmente, hay dos formas de eritropoyetina disponibles comercialmente para usar en pacientes, epoetina alfa (Epogen® o Procrit®) y darbepoetina alfa (Aranesp®). Ambas se fabrican en la misma instalación y de la misma manera. Epogen® y Procrit® se han estado usando durante muchos años. Aranesp® es una forma exclusiva, de acción más larga, de eritropoyetina y es más cómoda porque permite a los pacientes recibir menos inyecciones que con Epogen® o Procrit®. [2] [3] Los efectos secundarios más frecuentes vistos en ensayos clínicos con Aranesp® fueron cansancio, edema, náuseas, vómitos, diarrea, fiebre y falta de aliento. No se observaron diferencias importantes en los efectos secundarios entre los grupos tratados con Aranesp® y los grupos tratados con el tratamiento actual de la anemia, Epogen®.

Infección: Cuando usted tiene una infección, el cuerpo utiliza energía extra para combatirla, lo que puede contribuir al cansancio.

Medicaciones del cáncer o tratamientos médicos: Muchos fármacos, incluidos los usados para el tratamiento de las náuseas (antieméticos), dolor (analgésicos), ansiedad (antidepresivos) y otros problemas, pueden producir cansancio como efecto secundario.

Ingesta nutricional insuficiente: El cáncer o los tratamientos del cáncer pueden producir también que pierda su apetito o que se sienta lleno demasiado pronto (saciedad precoz). La ingesta insuficiente de calorías y vitaminas reduce la capacidad del cuerpo para producir energía y puede producir anemia.

Desequilibrio entre el descanso y la actividad: Desde la década de 1950-1960, los investigadores de programas espaciales han estudiado el descanso en cama como forma de conocer mejor el efecto de un entorno sin peso sobre el organismo. Estos estudios han demostrado que el reposo en cama o incluso la restricción de la actividad durante 1 ó 2 días pueden reducir la capacidad del cuerpo para producir energía. Los investigadores no han identificado cuánto descanso se necesita para la recuperación respecto a cuánto descanso contribuye a una producción baja de energía. Sin embargo, parece que el descanso excesivo puede contribuir al cansancio y cantidades modestas de actividad y movimiento pueden mejorar el cansancio.

Estrés: El dolor, la ansiedad o la depresión pueden producir estrés o conducir a falta de sueño, aumentando el cansancio.

Otros problemas médicos: El cansancio puede ser un síntoma de otros problemas médicos. La diabetes, la cardiopatía, la insuficiencia renal, la disfunción tiroidea y la hipercalcemia son problemas médicos frecuentes que pueden producir cansancio.

¿Cuáles son los síntomas del cansancio?

En comparación con síntomas como las náuseas o el dolor, el cansancio puede ser muy difícil de identificar y comentar. Entre los síntomas pueden estar:

  • Cansancio
  • Debilidad
  • Mareos
  • Dificultad para pensar

A veces, puede pensar que lo único que le pasa es que es perezoso o está deprimido. Puede que se diga a sí mismo, “Puedo deshacerme de esto de un golpe si de verdad lo intento.” Los síntomas comienzan siendo leves y se hacen progresivamente peores, de manera que no puede realizar sus actividades diarias. Los cambios súbitos en los sentimientos o el cansancio pueden significar que hay un problema grave.

No hay pruebas médicas para medir el cansancio; por tanto, es importante que comunique a su médico o enfermera cualquier síntoma de cansancio nuevo o que empeora.

¿Cómo puede tratarse el cansancio?

El cansancio tiene muchas causas y patrones diferentes y puede precisar el uso de muchas estrategias para un tratamiento eficaz. Por estas razones, es importante que usted comente sus síntomas con su enfermera o médico para establecer un plan individual que funcione. Aunque no hay tratamientos médicos estándar para el cansancio, existen nuevas herramientas para evaluar y afrontar el cansancio. Las siguientes sugerencias pueden ayudarle también a afrontar el cansancio y tener más energía:

Tratar la anemia: La anemia es la causa más frecuente de cansancio en pacientes con cáncer. También es muy tratable. Sepa más sobre el diagnóstico y el tratamiento de la Anemia.

Mantener una buena nutrición: Mantener una buena ingesta nutricional durante el tratamiento es especialmente importante porque los tratamientos del cáncer aumentan las demandas nutricionales del cuerpo. Sin embargo, los tratamientos pueden producir también que pierda su apetito o que se sienta lleno demasiado pronto (saciedad precoz). Colabore con un dietista o un especialista en nutrición para asegurarse de que recibe una nutrición adecuada.

Conservar la energía: Intente ser realista acerca de cuánta energía tiene y lo que puede y no puede hacer. Haga sólo las cosas más importantes y pida ayuda a sus amigos o a su familia. Es importante saber qué actividades producen más cansancio y también observar la frecuencia, el grado y la duración del cansancio, de forma que pueda comunicárselos a su médico. Si tiene dificultades para afrontar el cansancio, es posible que quiera pedir a su enfermera o médico que ayuden a los miembros de la familia a entender cómo pueden ayudarle.

Es importante mantener unos patrones normales de descanso y sueño para asegurar un descanso de calidad. Planifique sus actividades diarias cuidadosamente y programe los tiempos de descanso entre las actividades a lo largo del día. Intente descansar cuando se sienta peor y haga sus actividades cuando se sienta mejor.

Evaluar los medicamentos: Revise sus medicamentos con su médico, farmacéutico o enfermera para asegurar que los medicamentos no están produciendo sus síntomas o contribuyendo a ellos.

Hacer ejercicio: Aunque conservar la energía es importante, es igualmente importante saber que demasiado descanso o inactividad pueden realmente reducir la capacidad del cuerpo para producir energía y pueden empeorar el cansancio. El ejercicio diario moderado, como los paseos, pueden ayudarle a aumentar su nivel de energía.

Tratar el estrés: Los consejos, los servicios de apoyo y los medicamentos pueden desempeñar un papel para reducir el estrés y aliviar así el cansancio.

Bibliografía

[1] Dunphy FR, Harrison BR, Dunleavy TL, et al. Erythropoietin reduces anemia and transfusions:a randomized trial with or without erythropoietin during chemotherapy. Cancer. 1999;86:1362-1367.

[2] Glaspy JA, Jadeja J, Justice G. Optimizing the management of anemia in patients with cancer: a randomized, active-controlled study investigating the dosing of darbepoetin alfa (abstract). Proceedings of the American Society of Clinical Oncology 38th annual meeting; May 18-21, 2002. Abstract 1446.

[3] Kotasek D, Albertson M, Mackey J. Randomized, double-blind, placebo-controlled, dose-finding study of darbepoetin alfa administered once every 3 (Q3W) or 4 (Q4W) weeks in patients with solid tumors [abstract]. Proceedings of the American Society of Clinical Oncology 38th annual meeting; May 18-21, 2002. Abstract 1421.

Cancer Consultants.com ©1998-2006

, última actualización 04/06 ,

Escrito por Charles H. Weaver, M.D., Managing Editor y C. D. Buckner, M.D., Scientific Editor. CancerConsultants.com, Reservados todos los derechos.

La información contenida aquí es de naturaleza general y no está pensada como guía para la automedicación por los consumidores ni pensada para sustituir los consejos proporcionados por su propio médico u otro profesional sanitario. Se aconseja al lector que consulte a un médico o a otro profesional sanitario y que compruebe la información sobre el producto (incluidos los prospectos) por si hay cambios o nueva información sobre la dosis, precauciones y contraindicaciones antes de administrar ningún fármaco, hierba medicinal, suplemento, compuesto o tratamiento comentado aquí. Ni los directores ni el editor aceptan ninguna responsabilidad sobre la exactitud de la información ni las consecuencias debidas al uso o mal uso de la información contenida aquí.

Página inicial para pacientes de CancerConsultants


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS