Depresión y angustia

Depresión y angustia

Perspectiva

Enfrentarse a un diagnóstico de cáncer o al tratamiento del cáncer puede producir mucho sufrimiento y puede conducir a la depresión en algunos pacientes. La depresión es una tristeza persistente que interfiere en su capacidad para realizar sus actividades diarias. El tratamiento para la depresión depende de cada persona, pero generalmente se compone de medicación para controlar los síntomas y consejos psicológicos para tratar los pensamientos o sentimientos subyacentes que han conducido a la depresión.

¿Qué es la depresión?

La depresión es una tristeza persistente que interfiere en su capacidad para realizar sus actividades diarias.

¿Cuál es la causa de la depresión?

Aunque no se conocen las causas reales de la depresión en pacientes con cáncer, existen diversos factores que pueden aumentar su probabilidad de deprimirse. Entre ellas pueden estar:

  • Estado físico
    • Dolor mal controlado
    • Cáncer en estadio avanzado
    • Mayor deterioro físico o dolor
  • Antecedentes
    • Antecedentes personales de depresión o intentos de suicidio
    • Antecedentes familiares de depresión o suicidio
    • Antecedentes de alcoholismo o abuso de drogas
  • Falta de apoyo familiar
  • Otros acontecimientos vitales que producen sufrimiento
  • Personalidad pesimista

Algunos medicamentos prescritos con frecuencia para el tratamiento de su cáncer pueden tener depresión como efecto secundario, como por ejemplo:

  • Fármacos de quimioterapia
  • Hormonas
  • Agentes inmunosupresores
  • Esteroides

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

Entre los síntomas de la depresión mayor están:

  • Estado de ánimo deprimido durante la mayor parte del día y la mayoría de los días
  • Pérdida del placer y el interés en la mayor parte de las actividades
  • Nerviosismo o pereza
  • Poca concentración
  • Sentimiento de inutilidad
  • Cansancio
  • Cambios en los hábitos alimenticios y de sueño
  • Pensamientos constantes de muerte o suicidio
  • Culpa
  • Sensación de insatisfacción

En pacientes con cáncer, los síntomas más frecuentes de la depresión son:

  • Culpa
  • Sensación de inutilidad
  • Desesperanza
  • Pensamientos suicidas
  • Pérdida del placer

Si usted tiene estos síntomas durante al menos 2 semanas, puede que se le diagnostique una depresión. Sin embargo, a veces es difícil separar los síntomas de la depresión de los efectos secundarios del tratamiento o los síntomas del propio cáncer.

¿Cómo se trata la depresión?

La depresión suele tratarse con una combinación de consejos psicológicos y fármacos antidepresivos. La medicación se usa a menudo para aliviar los síntomas de forma que puedan continuar otros tratamientos.

Fármacos antidepresivos: Hay diferentes tipos de fármacos disponibles para el tratamiento de la depresión. La mayoría de los antidepresivos tardan 3 a 6 semanas en comenzar a funcionar y pueden asociarse a algunos efectos secundarios. Incluso después de que se encuentre mejor, su médico puede recomendar que siga tomando la medicación durante 6-9 meses.

Venlafaxina (Effexor®) es el antidepresivo más nuevo aprobado por la Food and Drug Administration de EEUU en marzo de 2003. Effexor® es un inhibidor selectivo de la recaptación de la serotonina y la norepinefrina (ISRSN). La serotonina y la norepinefrina son neurotransmisores o mensajeros químicos del cerebro; se han asociado niveles bajos de serotonina y norepinefrina a la depresión. Algunos estudios clínicos han indicado que Effexor® es más eficaz que Prozac® para tratar la depresión.

Actualmente, los fármacos antidepresivos más frecuentes y quizás mejor conocidos se denominan inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS), los predecesores de los ISRSN. Los ISRS aumentan el nivel de serotonina. Aunque los ISRS han ganado popularidad debido a su seguridad relativa y baja incidencia de efectos secundarios, aún así producen algunos efectos secundarios. Muchos de estos serán de duración corta, pero si son persistentes o molestos, debe consultar a su médico.

Tabla 1 Ejemplos de ISRS y efectos secundarios frecuentes

Ejemplos de ISRS Efectos secundarios frecuentes
  • Fluoxetina (Prozac®)
  • Agitación, nerviosismo
  • Sertralina (Zoloft®)
  • Disminución del impulso sexual
  • Paroxetina (Paxil®)
  • Náuseas
  • Insomnio
  • Dolor de cabeza

Otro tipo de fármacos antidepresivos denominados antidepresivos tricíclicos (ATC) a menudo se prescriben en casos de depresión graves o cuando los ISRS no funcionan.

Tabla 2 Ejemplos de ATC y efectos secundarios frecuentes

Ejemplos de ATC Efectos secundarios frecuentes
  • Amitriptilina (Elavil®, Endep®, Venatrip®)
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Imipramina (Tofranil®)
  • Visión borrosa
  • Nortriptilina (Aventyl ®, Pamelor®)
  • Somnolencia
  • Problemas sexuales
  • Mareos
  • Problemas vesicales
  • Sequedad de boca

Un tercer tipo de fármacos antidepresivos son los llamados inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO). Desde la introducción de los ISRS, los IMAO no se usan con mucha frecuencia. Sin embargo, su médico puede prescribírselos si es usted anciano, porque sus efectos secundarios son relativamente suaves. Debe seguir cuidadosamente las instrucciones sobre prescripción de los IMAO, porque se asocian a interacciones y no pueden tomarse con muchos otros fármacos. Debe esperar varias semanas antes de cambiar de ISRS a IMAO, debido al riesgo de “síndrome de la serotonina”. Este síndrome consiste en demasiada serotonina en su cuerpo y puede ser un problema potencialmente mortal.

Ayuda psicológica: La psicoterapia, conocida también como “tratamiento de charla”, puede ser un tratamiento eficaz para la depresión. Existen diversos planteamientos de la psicoterapia que se han usado para aliviar los síntomas de la depresión. Todos ellos implican trabajar con un terapeuta formado para identificar las ideas o comportamientos que están contribuyendo a su depresión y averiguar maneras de resolver estos problemas y afrontar la depresión. En general, la psicoterapia tarda semanas a meses en terminarse.

¿Qué más puedo hacer?

Si tiene ideas suicidas, como desear “terminar con todo”, necesita ayuda inmediata para garantizar su seguridad. Cuénteselo a alguien – familia, amigos o su médico – inmediatamente.

Asegúrese de dormir suficiente e intente hacer ejercicio cada día. Estar bien descansado le ayudará a hacer frente a acontecimientos y emociones difíciles. El ejercicio aumenta la liberación de sustancias químicas naturales en su cuerpo denominadas endorfinas, que promueven una sensación de bienestar. Un programa de ejercicio diario puede ser tan simple como 20-30 minutos de paseo.

También, los grupos de apoyo a pacientes con cáncer pueden ser útiles para tratar la depresión. Se ha demostrado que los grupos de apoyo mejoran el estado de ánimo, alientan el desarrollo de habilidades de afrontamiento, mejoran la calidad de vida y mejoran la respuesta inmunitaria. Puede encontrar grupos de apoyo a través de la consulta de su médico y la American Cancer Society.

Es posible que intente probar las técnicas de relajación para ayudarle a afrontar su depresión, como:

  • Meditación
  • Yoga
  • Respiración profunda

Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS