Fiebre/infección

Fiebre/infección

Fiebre/infección

Perspectiva

La fiebre es una temperatura corporal anormalmente alta. La fiebre es la respuesta natural del cuerpo a la infección. Una fiebre relacionada con infección puede ser especialmente peligrosa cuando su recuento de leucocitos es bajo o se espera que esté bajo, porque es cuando las defensas normales del cuerpo contra la infección están bajas. En estas condiciones, la fiebre tiene que vigilarse cuidadosamente y debe evaluarse la posible causa.

¿Qué es la fiebre?

La fiebre es una temperatura corporal anormalmente alta. La temperatura del cuerpo humano es, en promedio, de 98,6ºF (37ºC); sin embargo, cada persona es diferente y lo normal puede ir de 97ºF a 99ºF (36ºC a 37,2ºC). Incluso en condiciones normales, la temperatura del cuerpo humano varía a lo largo del día – es menor por la mañana y mayor al final de la tarde y por la noche.

La fiebre es la respuesta natural del cuerpo a la infección. Una parte del cerebro denominada hipotálamo eleva la temperatura corporal para crear un entorno que es desfavorable para las bacterias o virus que producen enfermedades infecciosas. Por ejemplo, los virus que producen los resfriados y otras infecciones respiratorias prosperan a temperaturas frías. Una manera en la que el cuerpo actúa para eliminar un virus es produciendo una fiebre.

¿Cómo se diagnostica la fiebre?

La fiebre se confirma con 3 temperaturas orales mayores de 100,4ºF (38ºC) registradas en un período de 24 horas o con una temperatura oral mayor de 101,3ºF (38,5ºC). Una fiebre intensa es una temperatura oral de 102ºF (39ºC) o una temperatura rectal de 103ºF (39,5ºC).

Si la fiebre está relacionada con una infección, pueden realizarse varias pruebas para determinar el origen de la infección. Pueden tomarse muestras de sangre, de orina, tejido de la garganta o el drenaje de una herida o un catéter y cultivarse en un laboratorio. Si hay infección en una de estas muestras, las bacterias se replicarán en una medida que puede detectarse después e identificarse mediante procedimientos de laboratorio.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la fiebre?

Dependiendo de la causa de la fiebre, entre sus signos y síntomas pueden estar:

  • Sudoración
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Falta de apetito
  • Deshidratación
  • Debilidad general

Las fiebres muy altas, entre 103ºF (39,5ºC) y 106ºF (41ºC), pueden producir alucinaciones, confusión, irritabilidad e incluso convulsiones.

¿Por qué es importante la fiebre en un paciente con cáncer?

En un paciente con cáncer, la fiebre puede ser un signo de una infección peligrosa. Una infección puede ser especialmente grave cuando su recuento de leucocitos es bajo o se espera que sea bajo. Esto es porque los leucocitos son las defensas normales del cuerpo contra la infección y cuando sus cantidades son bajas, la capacidad del cuerpo para combatir la infección se reduce.

Además, muchos pacientes con cáncer desarrollan una fiebre en la que no puede encontrarse un origen claro de infección. La fiebre es un efecto secundario de algunos tratamientos biológicos y puede producirse en pacientes que están recibiendo quimioterapia o tratamiento biológico como parte del “síndrome gripal”. Una fiebre asociada al “síndrome gripal” habitualmente alcanza su máximo a los 104ºF (40ºC) y a menudo llega al máximo después de un escalofrío intenso.

¿Cómo se trata la fiebre?

El tratamiento médico de la fiebre depende de la causa. Si se determina que la fiebre está relacionada con una infección, se prescribirá tratamiento para la infección. En una infección bacteriana, como una neumonía o una amigdalitis, suelen prescribirse antibióticos. En las infecciones víricas, incluida la gripe del estómago (gastroenteritis), el mejor tratamiento a menudo es el descanso y muchos líquidos, aunque pueden usarse fármacos antivíricos para tratar algunos virus. Si una fiebre relacionada con una infección es tolerable, es posible que los médicos no traten la infección, pero la vigilen estrechamente, porque la fiebre contribuye a eliminar las bacterias o los virus. Si un paciente con cáncer desarrolla un recuento bajo de leucocitos y fiebre, se supone que hay una infección y se administran antibióticos hasta que la fiebre se resuelve y los recuentos de glóbulos blancos se recuperan.

Si una fiebre relacionada con infección es muy alta, pueden prescribirse medicamentos de venta sin receta para reducir la fiebre y las molestias asociadas. A menudo se usan fármacos antinflamatorios no esteroideos (AINE), como el paracetamol (Tylenol®) o el ibuprofeno (Advil®, Motrin®, etc.) con este fin.  Los adultos pueden usar también aspirina para reducir la fiebre. Sin embargo, no debe administrarse aspirina a los niños, porque puede producir un trastorno raro, pero potencialmente mortal, conocido como síndrome de Reye.

Si tiene un trastorno hemorrágico, debe evitar los AINE, así como la aspirina. Estos fármacos pueden prolongar el sangrado interfiriendo con la actividad de las plaquetas sanguíneas. El uso de dichos fármacos para tratar la fiebre debe comentarlo antes con el profesional que le atiende.

Los AINE o la aspirina se usan también si el origen de la fiebre está relacionado con el síndrome gripal asociado al tratamiento biológico o determinados tipos de quimioterapia y no infección.

Cancer Consultants.com ©1998-2006, actualizado por última vez en 06/04, Escrito por Charles H. Weaver, M.D., Managing Editor y C. D. Buckner, M.D., Director Científico. CancerConsultants.com, Reservados todos los derechos.

La información contenida aquí es de naturaleza general y no está pensada como guía para la automedicación por los consumidores ni pensada para sustituir los consejos proporcionados por su propio médico u otro profesional sanitario. Se aconseja al lector que consulte a un médico o a otro profesional sanitario y que compruebe la información sobre el producto (incluidos los prospectos) por si hay cambios o nueva información sobre la dosis, precauciones y contraindicaciones antes de administrar ningún fármaco, hierba medicinal, suplemento, compuesto o tratamiento comentado aquí. Ni los directores ni el editor aceptan ninguna


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS