Recuentos sanguíneos bajos

Recuentos sanguíneos bajos

Perspectiva

Un efecto secundario frecuente de la quimioterapia es un número reducido de células sanguíneas en la circulación. La sangre se compone de tres tipos básicos de células sanguíneas: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Las células sanguíneas se producen en la médula ósea y son liberadas periódicamente a la circulación. La quimioterapia destruye las células que se dividen rápidamente, una característica de las células cancerosas. Sin embargo, las células de la médula ósea también se dividen rápidamente y con frecuencia se ven dañadas por la quimioterapia. La mejor manera de tratar los recuentos sanguíneos bajos es prevenirlos antes de que se produzcan. Esto puede conseguirse mediante la administración de factores de crecimiento de células sanguíneas. En algunas circunstancias, pueden ser necesarias también las transfusiones sanguíneas.

¿Qué son los recuentos sanguíneos bajos?

Un recuento sanguíneo es una medición del número de células sanguíneas que tiene una persona en la circulación basado en la evaluación en el laboratorio de una muestra de sangre. La sangre se compone de tres tipos básicos de células sanguíneas: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Usted debe tener miles de millones de estas células sanguíneas circulando por su cuerpo. Sin embargo, algunas circunstancias pueden hacer que tenga menos células de lo considerado normal, un problema que se denomina “recuentos sanguíneos bajos”. La prueba de laboratorio que se realiza para medir el número de células sanguíneas se llama hemograma completo o HC.

¿Qué es lo que causa los recuentos sanguíneos bajos?

La razón más frecuente por la que los pacientes con cáncer tienen recuentos sanguíneos bajos es como efecto secundario de la quimioterapia. La quimioterapia conlleva el uso de fármacos para destruir las células cancerosas. La quimioterapia actúa destruyendo las células que crecen rápidamente, una característica de las células cancerosas. Desgraciadamente, la quimioterapia afecta también a las células normales que crecen rápidamente, como las células de la médula ósea que producen glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.

¿Cuáles son los síntomas de los recuentos sanguíneos bajos?

Sus síntomas dependerán de los tipos de células sanguíneas que estén bajos. Algunos síntomas frecuentes de los diferentes tipos de recuentos sanguíneos bajos se enumeran en la tabla 1.

Tabla 1 Síntomas frecuentes de los recuentos sanguíneos bajos

Glóbulos rojos bajos Glóbulos blancos bajos Plaquetas bajas
  • Cansancio
  • Infección
  • Formación excesiva de cardenales
  • Dificultades para respirar
  • Fiebre
  • Sangrado excesivo
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Sangrados nasales
  • Dificultad para estar caliente
  • Palidez de la piel
  • Mareos

¿Por qué es importante monitorizar los recuentos sanguíneos?

Es importante monitorizar los recuentos sanguíneos bajos porque este problema puede:

  • Aumentar su riesgo de efectos secundarios desagradables y a veces potencialmente mortales, como cansancio, infección y/o sangrado.
  • Alterar la administración de su tratamiento del cáncer, produciendo un cambio en la dosis y el tiempo previstos.

¿Cómo se diagnostican los recuentos sanguíneos bajos?

Se utiliza una prueba denominada hemograma completo (HC) para determinar si sus recuentos sanguíneos están bajos. El HC mide los niveles de las tres células sanguíneas básicas: glóbulos rojos y blancos y plaquetas.

En Estados Unidos, el HC típicamente se informa en el formato que se muestra a continuación. Si sus recuentos sanguíneos caen fuera del rango normal, que se muestra en la columna “Intervalo de referencia”, sus valores se comunicarán en la columna “Indicador” con una “L” de bajo (low) y una “H” de alto (high). El HC de ejemplo a continuación muestra que los glóbulos blancos, los glóbulos rojos y las plaquetas están todos bajos.

HC CON FÓRMULA
Prueba Resultado Indicador Unidades Intervalo de referencia
Recuento de glóbulos blancos 1.5 L x 10-3/mL 4.0-10.5
Recuento de glóbulos rojos (RGR) 3.50 L x 10-6/mL 4.70-6.10
Hemoglobina 10.8 L g/dL 14.0-18.0
Hematócrito 31.1 L % 42.0-52.0
Plaquetas 302 x 10-3/mL 140-415
Polimorfonucleares (Polis) 23 L % 45-76
Linfocitos (Linfos) 68 H % 17-44
Monocitos 7 % 3-10
Eosinófilos 2 % 0-4
Basófilos (Basos) > % 0.2
Polis (absoluto) . 34 L x 10-3/mL 1.8-7.8
Linfos (absoluto) 1.0 x 10-3/mL 0.7-4.5
Monocitos (absoluto) 0.1 x 10-3/mL 0.1-1.0
Eosinófilos (absoluto) 0.1 x 10-3/mL 0.0-0.4
Basos (absoluto) 0.0 x 10-3/mL 0.0-0.2

Columna de resultados: La columna de resultados muestra los recuentos que caen dentro del rango normal.

Columna de indicadores: La columna de indicadores muestra los recuentos que son menores (“L”) o mayores (“H”) que el rango normal.

Columna del intervalo de referencia (o rango de referencia): El intervalo de referencia muestra el rango normal de cada medición para el laboratorio que realiza la prueba. Los diferentes laboratorios pueden usar diferentes intervalos de referencia.

Glóbulos blancos: Los glóbulos blancos (leucocitos) ayudan a proteger a las personas de las infecciones. El informe de HC anterior muestra que el recuento de glóbulos blancos total del paciente es de 1,5, que es inferior al rango normal de 4,0-10,5. El recuento bajo de glóbulos blancos aumenta el riesgo de infección.

Fórmula leucocitaria: Esta parte del HC muestra los recuentos de los 5 tipos principales de glóbulos blancos, ya sea como porcentajes (los primeros 5 recuentos) o como el número absoluto de células (los segundos 5 recuentos).

Recuento absoluto de neutrófilos: Los neutrófilos son el principal glóbulo blanco para luchar contra o prevenir las infecciones bacterianas o fúngicas. En el informe del HC, a los neutrófilos se les puede conocer como polimorfonucleares (polis o PMN) o neutrófilos. El recuento absoluto de neutrófilos (RAN) es una medida del número total de neutrófilos presentes en la sangre. Cuando el RAN es menor de 1.000, el riesgo de infección aumenta. El RAN puede calcularse multiplicando el recuento de glóbulos blancos total por el porcentaje de polimorfonucleares. Por ejemplo, el RAN de este paciente es de 0,34, que es igual a (recuento de glóbulos blancos) 1,5 x 23%.

Glóbulos rojos: Los glóbulos rojos transportan el oxígeno desde los pulmones al resto del cuerpo. El informe de HC anterior indica que el paciente tiene un recuento de glóbulos rojos de 3,5, que es inferior al rango normal de 4,70-6,10 y, por tanto, se muestra en la columna de indicadores.

Hemoglobina (Hb o Hgb): La hemoglobina es una proteína de los glóbulos rojos que transporta oxígeno. El informe de HC anterior indica que la Hb del paciente es 10,8, que es inferior al rango normal de 14,0-18,0. El hematócrito (HCT), otra forma de medir la cantidad de Hb, también está bajo. Esto significa que el paciente tiene anemia leve y puede comenzar a notar síntomas.

Estos tres rangos variarán dependiendo de la edad y el sexo. En mujeres, serán menores que los que se muestran aquí. Por ejemplo, el intervalo de referencia de Hb para una mujer es 12,0-16,0.

Plaquetas: Las plaquetas son las células que forman coágulos de sangre que detienen el sangrado. El informe de HC anterior indica que el recuento de plaquetas de este paciente es normal.

¿Cuáles son los tratamientos de los recuentos sanguíneos bajos?

El mejor tratamiento de los recuentos sanguíneos bajos es prevenirlos antes de que se produzcan. Esto puede conseguirse mediante la administración de factores de crecimiento de células sanguíneas. Los factores de crecimiento de células sanguíneas son sustancias producidas por el cuerpo que estimulan a las células de la médula ósea para que produzcan más glóbulos rojos, glóbulos blancos o plaquetas. Estos factores se han producido también en un laboratorio y están aprobados por la Food and Drug Administration (FDA) para el tratamiento de pacientes con cáncer con recuentos sanguíneos bajos.

Recuentos bajos de glóbulos rojos: La eritropoyetina es un factor de crecimiento de células sanguíneas que aumenta selectivamente la producción de glóbulos rojos. En ensayos clínicos se ha demostrado que la eritropoyetina es segura y eficaz para revertir la anemia en pacientes con cáncer. Se ha demostrado que la eritropoyetina es eficaz para:

  • Aumentar el hematócrito
  • Disminuir la necesidad de transfusiones sanguíneas
  • Revertir el cansancio
  • Mejorar la sensación global de bienestar

La eritropoyetina está aprobada por la FDA para el tratamiento de la anemia en pacientes con cánceres no mieloides (cánceres que no afectan a las células sanguíneas) cuya anemia es consecuencia de la quimioterapia.

El tratamiento con eritropoyetina genera un aumento gradual de la producción de glóbulos rojos. El cuerpo usa el hierro en la producción de glóbulos rojos. Por tanto, pueden necesitarse suplementos de hierro para apoyar adecuadamente la eritropoyesis estimulada por la eritropoyetina. Prácticamente todos los pacientes que reciben tratamiento con eritropoyetina finalmente precisarán tratamiento con suplementos de hierro.

Actualmente, hay dos formas de eritropoyetina disponibles comercialmente para usar en pacientes, epoetina alfa (Epogen® o Procrit®) y darbepoetina alfa (Aranesp®). Ambas se fabrican en la misma instalación y de la misma manera. Epogen® y Procrit® se han estado usando durante muchos años. Aranesp® es una forma exclusiva de eritropoyetina, de acción más larga y es más cómoda porque permite a los pacientes recibir menos inyecciones que con Epogen® o Procrit®. [1] [2] Los efectos secundarios más frecuentes vistos en ensayos clínicos con Aranesp® fueron cansancio, edema, náuseas, vómitos, diarrea, fiebre y falta de aliento. No se observaron diferencias importantes en los efectos secundarios entre los grupos tratados con Aranesp® y los grupos tratados con el tratamiento actual de la anemia, Epogen®.

Recuento bajo de glóbulos blancos: Los factores de crecimiento de las células sanguíneas aprobados por la FDA para la prevención de la neutropenia inducida por la quimioterapia son Neupogen® (filgrastim) y Neulasta® (pegfilgrastim). Múltiples ensayos clínicos han demostrado que Neulasta® y Neupogen® reducen la intensidad y la duración de los recuentos bajos de glóbulos blancos asociados a muchos tipos de regímenes de quimioterapia. Al aumentar los recuentos de glóbulos blancos, se ha demostrado que Neupogen® disminuye el riesgo de fiebre e ingreso hospitalario de los pacientes. Sin embargo, el inconveniente de Neupogen® es que debe administrarse diariamente. En dos ensayos clínicos, se ha demostrado que una dosis única de Neulasta® es tan eficaz como un promedio de 11 inyecciones diarias de Neupogen® para el tratamiento de la neutropenia. [3] [4] El efecto secundario más frecuente que puede usted experimentar con Neulasta® es dolor en los huesos. Si esto ocurre, habitualmente puede aliviarse con un analgésico que no sea aspirina, como paracetamol. También es posible tener una reacción alérgica a Neulasta®.

Recuento bajo de plaquetas: El factor de crecimiento aprobado por la FDA para la prevención del recuento bajo de plaquetas se llama Neumega®. Estudios clínicos han demostrado que Neumega® previene la trombocitopenia y disminuye la necesidad de transfusiones de plaquetas en pacientes con alto riesgo de desarrollar un recuento bajo de plaquetas. Se ha comunicado que Neumega® produce palpitaciones, retención de líquidos y diarrea, así como otros efectos secundarios en algunos pacientes.

Transfusiones: En algunos casos, los recuentos sanguíneos pueden ser tan bajos que es posible que necesite someterse a una transfusión sanguínea. A menudo se transfunden glóbulos rojos y plaquetas. Entre las fuentes de sangre para transfusiones están los bancos de sangre o su propia sangre que haya conservado para uso futuro antes de someterse al tratamiento. Las transfusiones pueden asociarse a complicaciones, como reacciones alérgicas, que pueden ir de leves a potencialmente mortales. En general, es mejor prevenir los recuentos sanguíneos bajos que tratarlos una vez que se producen.

Bibliografía

[1] Glaspy JA, Jadeja J, Justice G. Optimizing the management of anemia in patients with cancer: A randomized, active-controlled study investigating the dosing of darbepoetin alfa [abstract]. Proceedings of the American Society of Clinical Oncology 38th annual meeting; May 18-21, 2002. Abstract 1446.

[2] Kotasek D, Albertson M, Mackey J. Randomized, double-blind, placebo-controlled, dose-finding study of darbepoetin alfa administered once every 3 (Q3W) or 4 (Q4W) weeks in patients with solid tumors [abstract]. Proceedings of the American Society of Clinical Oncology 38th annual meeting; May 18-21, 2002. Abstract 1421.

[3] Vose J, Crump M, Lazarus H. Randomized, multicenter, open-label study of pegfilgrastim compared with daily filgrastim after chemotherapy for lymphoma. Journal of Clinical Oncology. 2003;21: 514-519.

[4] Green M, Koelbl H, Baselga J. A randomized double-blind multicenter phase III study of fixed-dose single-administration pegfilgrastim versus daily filgrastim in patients receiving myelosuppressive chemotherapy. Annals of Oncology. 2003:14:29-35.


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS