Cáncer Cervical

Información general sobre el cáncer del cuello uterino

Información general

El cuello uterino es un órgano reproductivo femenino que forma la porción inferior del útero o la matriz. El útero y el cuello uterino se ubican en la pelvis, en la parte superior de la vagina, entre el recto y la vejiga. El cuello uterino forma la parte del canal de nacimiento que se abre a la vagina.

La capa superficial del cuello uterino está compuesta, en su mayoría, por células escamosas. Las células escamosas del cuello uterino se unen con las células ganglionares formando la pared del canal cervical del útero. El área de convergencia se llama unión escamocolumnar y el área externa de esta unión en el cuello uterino se llama zona de transformación. El cáncer cervical se presenta cuando las células cervicales crecen sin control, específicamente en la zona de transformación. Cuando esto sucede, las células se propagan y crecen a través del cuello uterino y pueden invadir y destruir órganos vecinos o escaparse y diseminarse a través del torrente sanguíneo y del sistema linfático a otras partes del cuerpo.

Los médicos que atienden a las mujeres realizan como parte de su rutina exámenes pélvicos y frotis de Papanicolaou en busca del cáncer en las células superficiales del cuello uterino. A través del frotis de Papanicolaou se obtiene una muestra de las células cervicales con la ayuda de una pequeña espátula de madera o un cepillo, las cuales se examinan bajo el microscopio. Las mujeres deben ser las primeras en tomar conciencia de que padecen del cáncer cervical cuando se identifica un área sospechosa durante un examen pélvico o se obtiene un frotis de Papanicolaou anormal. Si se halla una lesión sospechosa o precancerosa, se recomiendan exámenes adicionales para determinar si existe una lesión precancerosa o un cáncer invasivo.

Las células tomadas de la superficie del cuello uterino pueden parecer anormales y no ser cancerosas. Sin embargo, estas células anormales pueden constituir el primer paso de una serie de cambios que conduzcan al cáncer. Los médicos se refieren a estas células anormales como “precancerosas” y han usado diferentes términos para referirse a ellas, tales como lesión escamosa intraepitelial, displasia, neoplasia intraepitelial cervical o carcinoma in situ. Las enfermedades precancerosas involucran sólo la superficie del cuello uterino. Cuando las células anormales comienzan a diseminarse con profundidad en el cuello uterino, se conocen como cáncer invasivo del cuello uterino.

Si los médicos consideran que necesitan más información después de un frotis de Papanicolaou anormal, podrán utilizar un colposcopio (microscopio de luz), que permite visualizar mejor el cuello uterino para realizar una biopsia, la cual consiste en extraer una muestra del tejido del cuello uterino para evaluar las células cervicales bajo el microscopio. Si el médico no puede determinar si las células anormales se encuentran sólo en la superficie del cuello uterino, se recomienda un curetaje endocervical o una conización. Durante el curetaje endocervical, se utiliza un instrumento en forma de cuchara llamado cureta para raspar las células del interior de la abertura cervical. La conización o biopsia de cono extrae una muestra cónica del tejido del canal cervical. Este tratamiento puede servir también como un tratamiento primario del cáncer cervical.

Es poco frecuente que este procedimiento deje dudas sobre si las células anormales se localizan en el cuello uterino o si provienen del interior del útero. En este caso se recomienda realizar la dilatación y curetaje (D y C). Durante la dilatación y el curetaje, se extiende (dilata) la entrada cervical y se introduce una cureta para remover las células de las paredes del útero y del canal cervical. Para conocer más sobre la información más reciente del tratamiento del cáncer cervical, haga clic en la etapa apropiada.

Etapa 0: La lesión precancerosa afecta sólo las células de la superficie del cuello uterino.

Etapa I: El cáncer se localiza en el cuello uterino y se hace evidente sólo mediante una evaluación microscópica (Etapa IA) o mediante un examen visual o físico (Etapa IB).

Etapa II: El cáncer se ha diseminado más allá del cuello uterino y compromete tejidos adyacentes (parametrio) o la parte superior de la vagina.

Etapa III: El cáncer se disemina más allá del cuello uterino hacia la vagina inferior o hacia los lados de la pelvis o causa un bloqueo del drenaje del riñón, condición que se conoce como hidronefrosis.

Etapa IV: El cáncer invade estructuras adyacentes al cuello uterino, tales como la vejiga o el recto, o se ha diseminado a otras partes del organismo, como el hígado o los pulmones.

Reincidencia / recaída: El cáncer cervical aún se detecta o ha regresado (reincidido o reaparecido) luego de un tratamiento inicial con cirugía, terapia con radiación y/ o quimioterapia.


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS