Cáncer de la vejiga reincidente

Cáncer de la vejiga reincidente

Información general

Los pacientes con cáncer de la vejiga reincidente padecen de un cáncer que ha reaparecido después del tratamiento inicial con la cirugía, la radiación, la quimioterapia o la inmunoterapia.

Existe una gran variedad de factores que influyen en la decisión de los pacientes para recibir un tratamiento para el cáncer. El propósito del tratamiento puede ser mejorar los síntomas mediante el control local del cáncer, incrementar las posibilidades de curación del paciente o prolongar su vida. Los beneficios que se esperan del tratamiento para el cáncer deben sopesarse con cuidado con respecto a sus riesgos potenciales.

A continuación presentamos información general sobre el tratamiento para el cáncer reincidente de la vejiga. Las circunstancias individuales de su situación y los factores de pronóstico de su cáncer son lo que influye, a fin de cuentas, en la manera en que se aplican estos principios generales de tratamiento. La información en este sitio web es una ayuda educativa para usted acerca de las opciones de tratamiento y facilita el proceso de toma de decisión, mutuo o compartido, con el médico oncólogo que le atiende.

La mayoría de los nuevos tratamientos surge de experimentos clínicos, es decir, de estudios que evalúan la efectividad de los nuevos medicamentos o las estrategias de tratamiento. El progreso de los tratamientos más efectivos para el cáncer requiere la evaluación de nuevas e innovadoras terapias en los pacientes con cáncer. La participación en un experimento clínico puede ofrecerle acceso a mejores tratamientos y a posibilitar el avance de los conocimientos existentes en relación con el tratamiento de este cáncer. Los experimentos clínicos están disponibles para la mayoría de las etapas del cáncer. Los pacientes interesados en participar en un experimento clínico deberán evaluar sus riesgos y sus beneficios en conjunto con sus médicos. Para asegurarse de que usted está recibiendo el mejor tratamiento para su cáncer, es importante estar al tanto de las últimas noticias sobre el cáncer, de forma que tenga conocimiento acerca de los nuevos tratamientos y de los resultados de los experimentos clínicos.

Reincidencia del cáncer superficial de la vejiga

Los pacientes diagnosticados con cáncer superficial de la vejiga casi siempre presentan reincidencia del cáncer a lo largo de su vida. La mayoría de las veces, estas reincidencias no son invasivas ni representan un peligro para su vida. El tratamiento para la reincidencia del cáncer superficial de la vejiga emplea, en esencia, el mismo enfoque que el que se ofrecía al inicio. Para conocer más sobre las opciones del tratamiento, diríjase a la Etapa I. En algunas instancias, la resección total o parcial de la vejiga puede utilizarse para controlar la reincidencia del cáncer superficial de la vejiga. Para obtener mayor información, diríjase al Manejo quirúrgico del cáncer de la vejiga.

Tratamiento de los pacientes con cáncer superficial de la vejiga en progreso en las etapas II a la IV

El cáncer superficial de la vejiga progresará a una etapa más avanzada de cáncer o invadirá el músculo de la vejiga en un 20 a 40% de los pacientes con este tipo de cáncer. Cuando esto sucede, los pacientes se tratan basados en una nueva clasificación de las etapas del cáncer invasivo de la vejiga. Para el tratamiento de los pacientes con un cáncer superficial de la vejiga que ha progresado, seleccione una de las siguientes etapas:

Etapa II

Etapa III

Etapa IV

Los pacientes que recibieron al inicio un tratamiento para el cáncer de la vejiga en las etapas II a la IV y experimentaron una reincidencia tienen menos opciones de tratamiento. Si los pacientes se han tratado antes con quimioterapia, la principal opción de tratamiento estriba en recibir un tratamiento adicional de quimioterapia con nuevos medicamentos a los cuales no se han expuesto con anterioridad, o participar en un experimento clínico donde se evalúen nuevos tratamientos.

Tratamiento con quimioterapia para el cáncer reincidente de la vejiga

La selección de un régimen de quimioterapia para un cáncer reincidente de la vejiga depende principalmente del tratamiento recibido con anterioridad. Los pacientes se tratan con medicamentos que no han recibido antes.

Antes de crear un tratamiento efectivo de quimioterapia, el promedio de supervivencia de los pacientes con cáncer reincidente de la vejiga era sólo de 3 a 6 meses a partir del diagnóstico. Sin embargo, el cáncer de la vejiga es muy sensible a la quimioterapia y a menudo responde al tratamiento con rapidez. Aunque se han reportado largos períodos de supervivencia en algunos pacientes, la quimioterapia se administra, en principio, para mejorar los síntomas del cáncer de la vejiga. Algunos pacientes con buenas condiciones clínicas deben tomar el tratamiento con intenciones de curarse, ya que algunos de ellos presentan períodos prolongados sin reincidencia.

Con frecuencia, las combinaciones de agentes para la quimioterapia se utilizan para el tratamiento del cáncer de la vejiga, ya que un agente individual no puede producir una respuesta completa excepto en contadas ocasiones. Se considera que la quimioterapia con Platinol® constituye el agente de mayor actividad, seguido por metotrexato, Velban®, doxorubicina o ciclofosfamida. Los estudios clínicos más recientes sugieren que algunos nuevos agentes para la quimioterapia, entre los que se encuentran paclitaxel y Gemzar®, pueden ser tan efectivos como metotrexato, Velban®, doxorubicina o ciclofosfamida, y ocasionar menores efectos secundarios. Por ejemplo, se reportó una tasa de respuesta completa del 27% para el agente paclitaxel administrado con Neupogen para acelerar la recuperación de las células sanguíneas, tasa similar a aquélla del tratamiento combinado con quimioterapia. La tasa de respuesta completa con el agente Gemzar® individual es casi del 10%. Sin embargo, no se han realizado comparaciones directas entre estos dos agentes y los medicamentos de uso común.

Durante los pasados 10 a 15 años, se han evaluado varias combinaciones y programación de administración de Platinol®, metotrexato, Velban®, doxorubicina y/ o ciclofosfamida. La tasa de respuesta completa fluctúa entre el 14 y el 20% y la parcial, entre el 46 y el 57%. El régimen de tratamiento más empleado combina metotrexato, Velban®, doxorubicina y Platinol® (MVAC). Este régimen produce una respuesta completa en casi un 20% de los pacientes y las respuestas duran un promedio de 38 meses.

En un experimento clínico reciente se sugiere que la combinación de Gemzar® y Platinol® es tan efectiva contra el carcinoma de células transicionales del urotelio (epitelio transicional) como MVAC, pero con menos efectos secundarios. Investigadores de 19 países trataron a 396 pacientes que padecían de cáncer metastásico de la vejiga con quimioterapia con MVAC o Gemzar®/ Platinol®, para comparar de forma directa la supervivencia general, las tasas de respuesta al tratamiento, los efectos secundarios, el tiempo del progreso de la enfermedad y la calidad de vida entre los dos grupos. Los resultados indicaron que la supervivencia general entre los pacientes que se trataron con MVAC y los tratados con Gemzar®/ Platinol® fue similar, sin embargo, la terapia Gemzar®/ Platinol® se toleró mejor y presentó menos efectos secundarios. Estos hallazgos sugieren que la combinación de Gemzar®/ Platinol® es una opción de tratamiento efectiva para el cáncer metastásico de la vejiga en la etapa IV ya que parece producir menos efe
ctos secundarios que el régimen más común de MVAC. Los investigadores concluyeron que Gemzar®/ Platinol® debe considerarse como un tratamiento nuevo estándar.

En otras enfermedades se comparó otro agente para la quimioterapia, el Paraplatin® con el Platinol®, y se halló que presentaba menos efectos secundarios y una actividad anti-cancerígena similar. Por esta razón, algunos estudios recientes apoyan el empleo de Paraplatin® combinado con otros nuevos medicamentos como paclitaxel y Gemzar®. La combinación de Paraplatin® y paclitaxel se ha evaluado en el diagnóstico de nuevos pacientes con el cáncer metastásico de la vejiga. La tasa de respuesta completa reportada fue de 40%, mientras que la respuesta parcial fue de 25%, y el15% de los pacientes tenía la enfermedad estable.

Cirugía para el cáncer reincidente de la vejiga

La cistectomía total (extirpación de la vejiga, los tejidos alrededor de ésta, la próstata y la vesícula seminal en los hombres; el útero, la trompas de Falopio, los ovarios, la pared anterior de la vagina y la uretra en las mujeres, con o sin disección de los ganglios linfáticos pélvicos), se recomienda en algunos casos para el tratamiento de los pacientes con el cáncer reincidente de la vejiga para controlar la diseminación local y las complicaciones que se crean. La cirugía también se utiliza después de una respuesta incompleta del cáncer a la radiación y/ o a la quimioterapia. Para obtener mayor información sobre la cistectomía, diríjase a  Manejo quirúrgico del cáncer de la vejiga.

Estrategias para mejorar el tratamiento

El progreso que se ha logrado en los tratamientos del cáncer de la vejiga es el resultado del mejoramiento de los tratamientos evaluados en los experimentos clínicos. En el futuro, el progreso en los tratamientos del cáncer de la vejiga surgirá de la continua participación en los estudios apropiados. Hoy en día hay muchas áreas de exploración activa dirigidas a mejorar el tratamiento del cáncer de la vejiga.

Atención de apoyo: La atención de apoyo se refiere a los tratamientos diseñados para prevenir y para controlar los efectos secundarios del cáncer y su tratamiento. Los efectos colaterales no sólo causan molestias a los pacientes, sino que pueden evitar la administración óptima de la terapia en las dosis y la periodicidad adecuadas. Para lograr un resultado óptimo del tratamiento y para mejorar la calidad de vida, es imperativo que los efectos colaterales del cáncer y su tratamiento se manejen de forma adecuada. Para obtener mayor información, diríjase a Atención de apoyo.

Nuevos regímenes de quimioterapia: El surgimiento de nuevos regímenes de tratamiento con quimioterapia con múltiples medicamentos, que incorpora terapias nuevas o adicionales para usarse como tratamiento contra el cáncer, constituye un área activa de la investigación clínica que se lleva cabo en la fase II de los experimentos clínicos. Por ejemplo, la combinación de Paraplatin® y paclitaxel, parece ser efectiva. Además, el Gemzar® se añadió al Paraplatin® y paclitaxel, y puede mejorar los resultados.

Fase I de los experimentos: En la fase I de los experimentos clínicos se continúa con el progreso y la evaluación de nuevas terapias contra el cáncer. El propósito de la fase I de los experimentos es evaluar los nuevos medicamentos y/ o las aproximaciones terapéuticas, con el fin de determinar la mejor forma de administrar el tratamiento y si éste tiene alguna actividad anticancerígena en los pacientes con cáncer de la vejiga.

Dosis altas de quimioterapia: El cáncer de la vejiga es muy sensible a la quimioterapia y responde al incremento en sus dosis. Ha existido cierta resistencia a tratar el cáncer de la vejiga con regímenes de quimioterapia más intensos debido a que este cáncer se presenta en edades avanzadas. Estudios con altas dosis de quimioterapia (ADQ o HDC, por sus siglas en inglés), con soporte de células madre sanguíneas periféricas en otras enfermedades, sugieren que este tratamiento puede dar resultados exitosos en las personas con una edad máxima de 70 años. En Japón, un estudio clínico reciente mostró que siete de diez pacientes con cáncer de la vejiga refractario se trataron con ADQ y un transplante de células madre logró la remisión completa sin muerte a causa del tratamiento. El empleo de esta terapia como tratamiento inicial a los pacientes con el cáncer metastásico en la etapa IV justifica la evaluación adicional. Para obtener mayor información al respecto, haga clic en  Auto transplante de médula ósea de células madre sanguíneas.

Múltiples inhibidores de la resistencia a los medicamentos: El cáncer de la vejiga puede ser resistente al medicamento al inicio del tratamiento o manifestar resistencia después del mismo. Muchos medicamentos se encuentran en evaluación para determinar si superan o previenen la manifestación de resistencia a los múltiples medicamentos en el cáncer de la vejiga y en otros cánceres.

Terapia genética: En la actualidad no existe una terapia genética aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) para el tratamiento del cáncer de la vejiga. La terapia genética se define como la transferencia de un nuevo material genético dentro de la célula para el beneficio terapéutico. Esto se puede conseguir mediante el reemplazo o la desactivación de un gen disfuncional o mediante el reemplazo o la adición de un gen funcional dentro de la célula para que funcione con normalidad. La terapia genética se dirige a controlar el rápido crecimiento de las células cancerosas, a controlar el número de muertes por el cáncer o a hacer posible que el sistema inmunológico elimine las células cancerosas. En la actualidad, se están realizando algunos estudios de terapia genética en los pacientes con el cáncer refractario de la vejiga. En caso de tener éxito, estas terapias podrían aplicarse a los pacientes que padecen de esta enfermedad


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS