Cáncer de Mama

Información general

El cáncer de seno es una enfermedad común, con casi 200.000 nuevos casos diagnosticados cada año en los Estados Unidos. Esta enfermedad se presenta con mayor frecuencia en las mujeres y rara vez en los hombres. Los senos son glándulas que producen y segregan leche en la mujer, en relación con el embarazo. El cáncer de seno se manifiesta a partir de las células en el seno.

El seno normal tiene de 6 a 9 secciones sobrepuestas denominadas lóbulos y dentro de cada lóbulo existen muchos pequeños lobulillos que contienen las células que producen leche. Los lóbulos y los lobulillos se unen mediante tubos delgados llamados conductos que se dirigen al pezón en el centro del seno. Los espacios alrededor de los lobulillos y los conductos están rellenos con grasa. Los vasos linfáticos transportan un fluido incoloro llamado plasma que contiene células inmunológicas importantes. Los vasos linfáticos se dirigen a unas estructuras pequeñas en forma de fríjol llamadas ganglios linfáticos. Los conjuntos de ganglios linfáticos se encuentran en la axila (debajo del brazo), sobre la clavícula y en el tórax.

La primera sospecha del cáncer de seno surge cuando se detecta un tumor en el seno durante un examen de éste o se identifica un área sospechosa durante la exploración mamográfica. Con el fin de diagnosticar la causa del área sospechosa o el tumor en el seno, el médico realiza una biopsia que se puede realizar de forma ambulatoria. Durante la biopsia el médico extirpa células para examinarlas en el laboratorio y determinar si el cáncer está presente. Otra información que se obtiene de la biopsia desempeñará una función importante en la decisión del tratamiento. Si la biopsia indica que el cáncer está presente, se puede realizar una cirugía adicional después de que la paciente y el médico seleccionen el curso del tratamiento.

Existen muchos tipos de tumores del seno. Algunos de éstos son benignos (no cancerosos). En principio, los tumores del seno como fibroadenoma o papilomas no se diseminan fuera del seno y no hay peligro de muerte. Otros tumores del seno son malignos (cancerosos). El tipo de cáncer de seno más común se llama carcinoma ductal y se inicia en el recubrimiento de los conductos. Otro tipo de cáncer se llama carcinoma lobular que surge en los lobulillos. Cuando el cáncer se identifica en una muestra de biopsia, se realizan muchas otras pruebas sobre la muestra con el fin de clasificar el cáncer y determinar la estrategia de tratamiento óptima. Estas pruebas de laboratorio deben incluir:

1) Identificación de receptores de estrógeno y progesterona en la célula. Estos receptores tienen un significado en el pronóstico y pueden afectar la decisión del tratamiento.

2) Cerca del 30% de los cánceres del seno presenta un exceso de una proteína llamada Her 2-neu. Esta proteína está involucrada en la regulación del crecimiento celular y se puede encontrar en la superficie de las células normales. Sin embargo, el exceso de Her2-neu se asocia con los peores pronósticos. Las pruebas de laboratorio pueden determinar el exceso de Her2-neu a nivel genético o de proteína. El Her2-neu es también el objetivo para el anticuerpo monoclonal denominado Herceptin® y, por lo tanto, debe ser medido con precisión en todos los cánceres del seno.

3) Predecir la necesidad de quimioterapia: Entre las mujeres con cáncer de mama en estadio precoz, se ha relacionado la expresión o actividad de determinados genes con la probabilidad de recurrencia del cáncer y de beneficio de la quimioterapia; las pruebas en el tejido tumoral de la expresión de estos genes pueden aportar información importante sobre el pronóstico y la respuesta probable al tratamiento.

Una prueba genómica que se incluye en las directrices tanto de la American Society of Clinical Oncology (ASCO) como de la National Comprehensive Cancer Network (NCCN) es Oncotype DX®. Basada en la expresión de 21 genes, esta prueba aporta información sobre el riesgo de recurrencia y el probable beneficio de la quimioterapia en mujeres con cáncer de mama recién diagnosticado que no se ha extendido a los ganglios linfáticos (de ganglios negativos) y es positivo para receptores hormonales. Oncotype DX ha demostrado también resultados prometedores en mujeres con cáncer de mama con ganglios positivos.

Si desea más información sobre OncotypeDX, Oncotype DX Patients & Caregivers Brochure (PDF)

Aunque se han evaluado muchas otras pruebas de laboratorio para ayudar a las pacientes a determinar su pronóstico, en la actualidad otras pruebas no agregan valor de pronóstico independiente para las pacientes.

El tratamiento óptimo para el cáncer de seno requiere, con frecuencia, de muchas modalidades diferentes de tratamiento, incluidas la cirugía, la radiación, la quimioterapia y la terapia hormonal. Después de la biopsia de diagnóstico se necesita una evaluación adicional para determinar si el cáncer se diseminó a cualquier otra parte del organismo. Los cánceres de seno se pueden diseminar a la piel adyacente, a los ganglios linfáticos locales o regionales o a través de la sangre a otras partes del organismo, como el hígado, los huesos y los pulmones. Para un plan de tratamiento efectivo, es importante determinar primero la extensión de la diseminación o la etapa del cáncer. Determinar la etapa del cáncer requiere de un número de procedimientos que pueden incluir pruebas de sangre, rayos X de tórax, mamografía y, en ocasiones, tomografía computarizada, imagen con resonancia magnética (TC/ IRM) o exploración ósea.

En los pasados 30 años, la práctica estándar para la clasificación del cáncer de seno incluía la disección de los ganglios linfáticos axilares. Durante este procedimiento, los cirujanos extirpaban los ganglios linfáticos bajo el brazo para ayudar a determinar la diseminación del cáncer en el organismo. Si el cáncer se disemina a partir del lugar de origen, éste, por lo general, se disemina primero a los ganglios linfáticos que al inicio recolectaron el exceso de plasma de esa área (ganglios linfáticos centinelas). Con los procedimientos de clasificación estándar actuales, los ganglios linfáticos axilares se extirpan durante la cirugía y se chequean para determinar si contienen células cancerosas que se pueden haber diseminado desde el seno. La presencia o la ausencia de las células cancerosas en los ganglios linfáticos de la axila es un factor esencial en la definición de la estrategia de tratamiento óptimo después de la cirugía. Las mujeres que presentan células cancerosas en los ganglios linfáticos de la axila se encuentran en un riesgo mayor para una reincidencia del cáncer, de forma que ellas son tratadas de una manera más agresiva después de la cirugía que las mujeres a las que no se le detectaron células cancerosas en los ganglios linfáticos axilares.

Durante la disección de los ganglios linfáticos axilares se pueden extirpar de 20 a 40 ganglios linfáticos. No obstante, este procedimiento se puede asociar con efectos secundarios crónicos, incluidos dolor, infección, limitación del movimiento del hombro, somnolencia y linfedema (inflamación del brazo debido a la acumulación de plasma). Debido a que estas complicaciones pueden ser debilitadoras, se encuentra en evaluación y refinamiento una estrategia nueva en experimentos clínicos. Esta estrategia incorpora sólo la extirpación del ganglio linfático centinela para determinar la extensión de la diseminación del cáncer. Debido a que los ganglios linfáticos centinelas (SLN, por sus siglas en inglés) reciben el drenaje inicial del cáncer, presentan la probabilidad más alta de contener células cancerosas si el cáncer ya se ha diseminado. Por lo tanto, se puede evitar la extirpación innecesaria de otros ganglios linfáticos si las células cancerosas no están presentes en el SLN. Esta práctica elimina de forma virtual el surgimiento de las complicaciones asociadas con la disección estándar de los ganglios axilares.

Las pacientes que ya se han sometido a una cirugía y a una evaluación de los ganglios linfáticos y conocen la etapa del cáncer pueden seleccionar una de las opciones a continuación. Con el fin de tener un mayor conocimiento acerca de la cirugía y la disección del ganglio centinela, diríjase a Cirugía y manejo del cáncer de seno.

Carcinoma in situ: Cerca del 15 al 20% de los cánceres del seno se encuentran en una etapa muy temprana de su crecimiento. Éstos se conocen, algunas veces, como carcinoma in situ y son de dos tipos: carcinoma ductal in situ (CDIS) que se origina en los conductos y carcinoma lobular in situ (CLIS) que se origina en los lobulillos. El CDIS es el precursor del cáncer invasivo y el CLIS es un factor de riesgo para manifestar el cáncer.

Cáncer de seno invasivo: La mayoría de los cánceres del seno invasivo se inicia en el recubrimiento de los conductos en el seno y se conoce como “carcinomas de conducto”. Otros subtipos del cáncer invasivo del seno son lobular, tubular, medular, mucinoso y papilar. En la actualidad, todos los tipos de cáncer de seno se tratan igual. Con el fin de conocer más sobre la información más reciente respecto al tratamiento del cáncer de seno, haga clic en la etapa apropiada.

Etapa I: El cáncer se confina a un solo lugar en el seno, es menor de 2 centímetros de tamaño (3/4 de pulgada) y no se ha diseminado fuera del seno.

Etapa IIA: El cáncer se ha diseminado y compromete los ganglios linfáticos bajo el brazo, es menor de 2 centímetros de tamaño (3/4 de pulgada) o el cáncer primario en sí es de 2 a 5 centímetros (3/4-2 pulgadas) y no se ha diseminado a los ganglios linfáticos.

Etapa IIB: El cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos bajo el brazo y/ o el cáncer primario es mayor de 5 centímetros (2 pulgadas) de tamaño y no afecta ningún ganglio linfático.

Etapa IIIA: El cáncer es más pequeño de 5 centímetros (2 pulgadas) y se ha diseminado a los ganglios linfáticos bajo el brazo, o los ganglios linfáticos se unen uno con otro o con otras estructuras, o el cáncer primario es mayor de 5 centímetros (2 pulgadas) y se ha diseminado a los ganglios linfáticos bajo el brazo.

Etapa IIIB: El cáncer involucra de manera directa las paredes del tórax o se ha diseminado a los ganglios linfáticos internos en el mismo lado del tórax.

Inflamatorio: El cáncer inflamatorio de seno es un tipo especial y raro de cáncer de seno. El seno tiene una apariencia inflamada debido a que está enrojecido y tibio. La piel puede mostrar signos de surcos y ronchas o una apariencia de picaduras. El cáncer inflamatorio de seno tiende a diseminarse muy rápido.

Etapa IV: El cáncer se ha diseminado a lugares distantes del organismo, entre ellos, el hígado, los pulmones, huesos u otros sitios.

Reincidencia/ recaída: El cáncer ha progresado o retorna (reincidencia/ recaída) después del tratamiento inicial.


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS