Carcinoma lobular in situ de seno

Carcinoma lobular in situ de seno

Información general

El tratamiento del carcinoma lobular in situ (CLIS) es algo controversial. Se piensa que el CLIS puede ser un indicador para el incremento del riesgo de manifestar cáncer de seno invasivo, pero puede que no sea un precursor directo del mismo. Esta anormalidad se distribuye, por lo general, de forma amplia en todo el seno y con frecuencia se presenta en ambos senos de forma simultánea.

Existe una gran variedad de factores que influyen en la decisión de las pacientes para recibir un tratamiento para el cáncer. El propósito del tratamiento puede ser mejorar los síntomas mediante el control local del cáncer, incrementar las posibilidades de curación de la paciente o prolongar su vida. Los beneficios que se esperan del tratamiento para el cáncer deben sopesarse con cuidado con respecto a sus riesgos potenciales.

A continuación presentamos información general sobre el tratamiento del CLIS. Las circunstancias individuales de su situación y los factores de pronóstico de su tipo de cáncer son lo que influye, a fin de cuentas, en la manera en que estos principios generales de tratamiento se aplican a su situación. La información en este sitio web es una ayuda educativa para usted acerca de las opciones de tratamiento y facilita el proceso de toma de decisión, mutuo o compartido, con el médico oncólogo que la atiende.

La mayoría de los nuevos tratamientos surge de experimentos clínicos, es decir, de estudios que evalúan la efectividad de los nuevos medicamentos o las estrategias de tratamiento. El progreso de los tratamientos más efectivos para el cáncer requiere la evaluación de nuevas e innovadoras terapias en las pacientes con cáncer. La participación en un experimento clínico puede ofrecerle acceso a mejores tratamientos y a posibilitar el avance de los conocimientos existentes en relación con el tratamiento de este cáncer. Los experimentos clínicos están disponibles para la mayoría de las etapas del cáncer. Las pacientes interesadas en participar en estos experimentos deberán evaluar sus riesgos y sus beneficios en conjunto con sus médicos. Para asegurarse de que usted está recibiendo el mejor tratamiento para su cáncer, es importante estar al tanto de las últimas noticias sobre el cáncer, de forma que tenga conocimiento acerca de los nuevos tratamientos y de los resultados de los experimentos clínicos.

A partir de los estudios retrospectivos a largo plazo, se estima que cerca del 25% de las pacientes con CLIS manifestará cáncer invasivo de seno dentro de los 25 años siguientes al diagnóstico. Por lo tanto, estos diagnósticos se han utilizado para identificar a las pacientes con un riesgo alto de exhibir luego cáncer de seno invasivo. Los enfoques actuales para el manejo del CLIS incluyen extirpación quirúrgica del CLIS o el tratamiento con antiestrógenos para reducir el riesgo de manifestar cáncer invasivo.

Sólo observación después de la biopsia de extirpación

La observación es, por lo general, una forma aceptada de manejo para las pacientes con CLIS. Muchas pacientes no han recibido tratamiento adicional después de la extirpación quirúrgica inicial del CLIS para diagnóstico. En un estudio, los investigadores del Proyecto Nacional de Cirugía Adyuvante del Seno y del Intestino ( National Surgical Adjuvant Breast and Bowel Project NSABP) evaluaron a 182 pacientes con CLIS. Con 5 años de seguimiento, el riesgo de manifestar cáncer de seno invasivo después de sólo la biopsia de extirpación fue de 3,3%, con 2,2% de compromiso del mismo seno de la biopsia y 1,1% del otro seno. Las pacientes que eligen observación requieren de exámenes anuales y seguimientos de biopsia como se lo indiquen. Aunque los mamogramas son relativamente insensibles para la detección del cáncer de seno lobular invasivo, se deben de realizar con probabilidad cada año. Las mujeres con CLIS también pueden considerar un examen periódico con exploración TC o IRM además de la mamografía.

Tratamiento profiláctico con antiestrógenos

Habiendo observado que las mujeres con cáncer de seno tratadas con Nolvadex® tienen menos riesgos de manifestar un nuevo cáncer en el seno no afectado, muchos médicos opinan que el Nolvadex® puede en realidad ser capaz de prevenir la presencia del cáncer. Se encuentran en curso muchos estudios clínicos alrededor del mundo para determinar si el Nolvadex® puede prevenir la manifestación del cáncer de seno en las mujeres con un riesgo alto. En mayo de 1998 se presentó los resultados de un estudio clínico del Instituto Nacional del Cáncer ( National Cancer Institute) que evaluó el Nolvadex®. El objetivo principal de este estudio clínico era determinar si el Nolvadex® podía disminuir el número de cánceres del seno y, por lo tanto, disminuir el número de mujeres que mueren por esta causa. Otros objetivos del estudio fue determinar si el Nolvadex® también podía disminuir el número de ataques cardiacos o fracturas de huesos, como también determinar si el Nolvadex® presentaba algún efecto secundario adverso.

Las mujeres con edades entre 35 a 59 años de edad con riesgo alto de manifestar cáncer de seno, así como las mujeres mayores de 60 años, fueron candidatas para participar en este estudio clínico. Se inscribieron en este estudio clínico un total de 13.388 mujeres y el promedio de la duración del seguimiento fue de 3,6 años. La mitad de las pacientes inscritas en este estudio clínico se trató con Nolvadex® por 5 años y la otra mitad recibió placebo (no Nolvadex®). Ochenta y cinco de las mujeres tratadas con Nolvadex® manifestaron cáncer de seno invasivo, en comparación con 154 mujeres tratadas con placebo, lo que representa una reducción del 45% en la manifestación del cáncer de seno. En las pacientes con CLIS, la incidencia del cáncer de seno invasivo se redujo a 56% mediante la administración del Nolvadex®. El Nolvadex® redujo el riesgo del cáncer de seno invasivo positivo para receptor de estrógeno en el 69%, pero no presentó efecto en la incidencia de tumores negativos para el receptor de estrógeno. Las mujeres tratadas con Nolvadex® experimentaron una reducción importante en las fracturas de la cadera; sin embargo, no se observó reducción en el surgimiento de ataques cardiacos.

Por otra parte, las mujeres tratadas con Nolvadex® fueron más propensas a manifestar cáncer endometrial del útero. En este estudio clínico, 33 mujeres tratadas con Nolvadex® manifestaron cáncer endometrial en comparación con sólo 14 mujeres tratadas con placebo. Todos los cánceres que se presentaron en el grupo que recibió Nolvadex® fueron cánceres tempranos en la etapa I. Las mujeres tratadas con Nolvadex® también fueron más propensas a manifestar coágulos sanguíneos, con 17 mujeres tratadas con Nolvadex® que exhibieron embolia pulmonar, en comparación con 6 tratadas con placebo y, además, 30 mujeres tratadas con Nolvadex® manifestaron coágulos sanguíneos en las venas profundas de las piernas, en comparación con 19 tratadas con placebo. Las mujeres tratadas con Nolvadex® tuvieron mayores posibilidades de necesitar cirugía de cataratas, según 201 mujeres tratadas con Nolvadex®, en comparación con 129 mujeres tratadas con placebo. A base de los resultados de este estudio clínico, la Administración de Drogas y Alimentos concluyó que el Nolvadex® se debía aprobar para reducir el riesgo del cáncer de seno en las mujeres con un riesgo alto de manifestarlo. Con un seguimiento adicional y con los resultados de otros estudios clínicos se hará más clara la función del Nolvadex® y de otras terapias hormonales en la prevención del cáncer de seno. Todas las pacientes con CLIS podrán querer considerar el tratamiento con intervención de Nolvadex® u otro antiestrógeno.

Estrategias para mejorar el tratamiento

Se han logrado progresos importantes en cuanto al conocimiento de la función de la terapia preventiva. Este progreso es el r
esultado de la buena voluntad de las miles de mujeres y médicos para participar en estudios clínicos. Se encuentran en curso muchas áreas de investigación clínica que evalúan la terapia hormonal para la prevención y el tratamiento del cáncer de seno. Estas áreas de investigación incluyen, pero no se limitan, a las siguientes:

Nuevos antiestrógenos: Se encuentra en curso la evaluación de la duración requerida de la terapia con Nolvadex® para una prevención óptima del cáncer de seno, así como estudios clínicos que evalúen una clase de medicamentos que se conocen como moduladores selectivos de receptores de estrógeno. Se cree que estos moduladores cuentan con efectos positivos sobre los huesos y los factores que afectan a la enfermedad cardiovascular y los efectos antiestrógenos en el cáncer de seno sin incrementar el riesgo de cáncer uterino.

Mastectomía bilateral profiláctica: La mastectomía bilateral profiláctica involucra la extirpación preventiva de ambos senos. Éste es un método efectivo de prevenir el cáncer de seno invasivo en las pacientes con CLIS. Esta opción sólo se considera si las pacientes insisten en que el riesgo de manifestar carcinoma debe excluirse en su totalidad. La cirugía reconstructiva se puede usar de forma inmediata o subsiguiente a la mastectomía. Sin embargo, la mayoría de los médicos y las pacientes consideran ésta como un enfoque drástico y, por lo general, no se recomienda teniendo en cuenta los buenos resultados de la observación y el tratamiento con Nolvadex®.


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS