Perspectiva del cáncer de piel

Perspectiva del cáncer de piel

Cada año se diagnostican más de un millón de nuevos casos de cáncer de piel en Estados Unidos, lo que le convierte en el tipo de cáncer diagnosticado con más frecuencia.[1]

Perspectiva de la piel

La piel es el mayor órgano del cuerpo. Protege contra los gérmenes, cubre los órganos internos y ayuda a regular la temperatura corporal. Las dos capas principales de la piel son la epidermis y la dermis. La epidermis forma la capa superior, más externa, de la piel. La dermis es una capa más gruesa debajo de la epidermis.

El cáncer de piel generalmente se desarrolla en la epidermis. Los tres principales tipos de células en la epidermis son las células escamosas, las células basales y los melanocitos. Las células escamosas forman una capa plana de células en la parte superior de la epidermis. Las células basales son células redondas que se encuentran debajo de las células escamosas. Los melanocitos son células productoras de pigmentos que generalmente se encuentran en la parte inferior de la epidermis.

Tipos de cáncer de piel

El cáncer de piel a menudo se clasifica como melanoma o no melanomatoso. El melanoma es un cáncer que se origina en los melanocitos. Es menos frecuente que el cáncer de piel no melanomatoso, pero tiende a ser más agresivo. Se estima que en 2006, 62.000 personas en EEUU serán diagnosticadas de melanoma y cerca de 8.000 fallecerán de la enfermedad.[1]

El tipo más frecuente de cáncer de piel no melanomatoso es el carcinoma de células basales. Este tipo de cáncer rara vez se extiende a localizaciones distantes del cuerpo, pero puede ser desfigurante y puede invadir tejidos próximos.

El segundo tipo más frecuente de cáncer de piel no melanomatoso es el carcinoma de células escamosas. Aunque este tipo de cáncer tiene más tendencia a metastatizar (extenderse a los ganglios linfáticos o a otras partes del cuerpo) que el carcinoma de células basales, las metástasis siguen siendo raras. Tanto el carcinoma de células basales como el carcinoma de células escamosas suelen desarrollarse en partes de la piel expuestas al sol, pero pueden desarrollarse también en otras partes del cuerpo.

Una tendencia alarmante tanto en el melanoma como en los cánceres de piel no melanomatosos es que la frecuencia de estos cánceres en niños y adultos jóvenes parece estar aumentando.[2] Esto destaca la importancia de la prevención a todas las edades.

Debido a sus características y tratamiento muy diferentes, el melanoma y el cáncer de piel no melanomatoso se comentan en más detalle en secciones separadas.

Perspectiva del melanoma

Perspectiva del cáncer de piel no melanomatoso


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS