Cirugía para el cáncer del pulmón

Cirugía para el cáncer del pulmón

Información general

La función de la cirugía en el manejo del cáncer pulmonar consiste en la obtención de una biopsia para realizar un diagnóstico correcto, determinar la etapa correcta del cáncer con el fin de garantizar un tratamiento óptimo y tratar el cáncer mediante extirpación quirúrgica en las situaciones elegidas. La decisión de tratar el cáncer con cirugía depende del tipo de cáncer pulmonar, así como de muchos factores de pronóstico. La cirugía es una forma común de tratar el cáncer pulmonar de células no pequeñas (NSCLC, por sus siglas en inglés), sin embargo, no es muy utilizada para el cáncer pulmonar de células pequeñas (SCLC, por sus siglas en inglés).

Tipos de procedimientos quirúrgicos para diagnosticar el cáncer pulmonar

Con el fin de diagnosticar de forma acertada un cáncer pulmonar, se debe realizar una biopsia u obtener una pequeña muestra de tejido y examinarla bajo el microscopio. Debido al uso de la exploración con tomografía computarizada TC, la detección de las áreas anormales pequeñas en el pulmón, que podrían ser cáncer o no, son más comunes. Existen muchos procedimientos que se pueden utilizar para realizar la biopsia.

Biopsia de aspiración con aguja fina guiada con TC: Ésta es la manera más común para evaluar posibles cánceres. La exploración TC toma una imagen muy detallada del cáncer sospechoso del paciente mediante la inserción de una aguja delgada para remover una muestra de tejido. Esto da a los médicos la mayor información posible sin recurrir a una cirugía más invasiva (toracotomía), y a una biopsia directa.

Toracotomía: Durante la toracotomía, el cirujano realiza una amplia incisión en el tórax del paciente con el fin de tener un acceso directo a la masa y extirpar directo en la parte o en toda el área sospechosa. En algunos pacientes con una masa pulmonar periférica y sin evidencia del cáncer mediastinal o sistémico, se realiza, en ocasiones, una resección cuña de la lesión y el diagnóstico se realiza en una sección congelada del tejido. Si el cáncer pulmonar se confirma, entonces se realiza una resección formal del cáncer.

Biopsia de aspiración con aguja fina guiada con ultrasonido endoscópico: El mediastino es el área detrás del vértice del esternón y consiste de vasos sanguíneos, ganglios linfáticos y otras estructuras. Debido a que el cáncer pulmonar se disemina, por lo general, a los ganglios linfáticos en el mediastino, las biopsias en esta área son necesarias con frecuencia. Para evaluar el mediastino, se utiliza con frecuencia una biopsia de aspiración con una aguja fina guiada con ultrasonido endoscópico. Esta técnica se utiliza con el fin de evitar procedimientos más invasivos de mediastinoscopia o toracotomía. Si se utiliza esta técnica, se pueden evitar métodos más invasivos de diagnóstico en casi el 50% de los pacientes. Se utiliza una máquina de ultrasonido para obtener una imagen del mediastino, lo que permite insertar una aguja pequeña para biopsia directo en el área sospechosa, sin tener que hacer una incisión en el tórax.

Mediastinoscopia cervical: La mediastinoscopia es otro procedimiento de diagnóstico que se utiliza para determinar si los ganglios linfáticos del mediastino contienen cáncer. Este procedimiento se utiliza donde la biopsia de aspiración con aguja fina guiada con ultrasonido endoscópico no es indicada o no es exitosa. La mediastinoscopia requiere de anestesia general, de una pequeña incisión en la parte anterior del cuello y de la inserción de un endoscopio, que es un tubo delgado con luz. El procedimiento completo incluye muchas muestras de ganglios linfáticos en la parte superior e inferior del mediastino.

Broncoscopia: Durante una broncoscopia, el cirujano inserta un broncoscopio (un tubo delgado con luz) a través de la nariz o la boca dentro de la tráquea (gaznate), y de los bronquios (pasajes de acceso de aire a los pulmones). A través de este tubo, el cirujano puede examinar el interior de la tráquea, los bronquios y el pulmón, y recoger las células o pequeñas muestras de tejido.

Toracoscopia: Durante este procedimiento, se inserta un endoscopio conocido como toracoscopio, a través de una pequeña incisión en la pared del tórax. La toracoscopia es un procedimiento quirúrgico limitado que permite examinar el recubrimiento de las paredes torácicas y el pulmón, y obtener una biopsia para determinar si el cáncer está presente.

Procedimientos de los tratamientos

El cáncer pulmonar de células pequeñas no se trata, por lo regular, con cirugía debido a que, por lo general, la enfermedad está diseminada al momento del diagnóstico. Cuando ya está hecho el diagnóstico de cáncer pulmonar de células pequeñas y está determinado que la enfermedad es limitada o extensiva, los pacientes reciben tratamiento con quimioterapia y, lo más posible, con radioterapia. Sin embargo, sólo se han reportado resultados buenos con la cirugía en un pequeño subgrupo de pacientes que presentan cáncer primario pequeño y que no involucra a los ganglios linfáticos. Algunas veces la cirugía se utiliza en conjunto con la quimioterapia y/ o la terapia con radiación, pero la contribución de la cirugía en el resultado en general no es claro en este caso.

Cerca del 45% de los pacientes con cáncer pulmonar de células no pequeñas, presenta cáncer que se limita al tórax. Para estos pacientes, la resección quirúrgica no es sólo una modalidad terapéutica importante, sino que en muchos casos, es el método más efectivo de controlar la enfermedad. Los pacientes con cáncer localizado en las etapas I y II sin diseminación a los ganglios linfáticos, se consideran que presentan un cáncer pulmonar en la etapa temprana, y casi siempre se tratan con cirugía. Los pacientes con cáncer en la etapa III pueden tratarse con quimioterapia neoadyuvante, seguida por la cirugía o por un tratamiento combinado con quimioterapia y terapia con radiación. Los siguientes, son los tipos de procedimientos quirúrgicos que se pueden realizar en los pacientes con cáncer pulmonar de células no pequeñas en la etapa I a la III. Para los pacientes con la enfermedad en la etapa IV, la cirugía, por lo general, no es indicada. Para obtener mayor información sobre las estrategias de tratamiento y los resultados para las etapas específicas, diríjase a las secciones de tratamientos diseñados para cada etapa específica.

Toracotomía: La toracotomía es un procedimiento quirúrgico en que se abre el tórax y se extirpa el tejido pulmonar canceroso. Este procedimiento se realiza bajo anestesia general.

Durante una toracotomía, el cirujano puede extirpar una parte o la totalidad de un pulmón. Existen dos formas de remover una pequeña parte del pulmón. La resección de cuña remueve una parte del pulmón muy pequeña y la segmentectomía remueve una parte de pulmón ligeramente mayor, con base en los segmentos anatómicos. Estos tipos de operación se utilizan cuando el cáncer se diagnostica temprano y sólo en un área muy pequeña. La lobectomía es la extirpación de un lóbulo del pulmón y es la operación realizada con mayor frecuencia para un NSCLC en la etapa temprana. La neumonectomía es la extirpación de un pulmón entero. Este procedimiento se realiza cuando el cáncer involucra a más de un lóbulo. La neumonectomía se asocia con una tasa de mortalidad de más del doble de la lobectomía, así como con mayores efectos secundarios pulmonares a largo plazo.

Cirugía toracoscópica asistida con vídeo (VATS, por sus siglas en inglés): Ésta es una forma de cirugía de invasión mínima que utiliza una cámara de televisión. La ventaja del procedimiento con ayuda de la cámara es que se pueden utilizar incisiones menores y no es necesario hacer cortes a través de las costillas, que es necesario en la toracotomía convencional. Esto tiene como resultado una cirugía más rápida, menos invasi
va, y con una cicatriz mucho menor. Sin embargo, el uso de este nuevo procedimiento requiere de gran maestría y de un grado alto de entrenamiento. La visibilidad es menor, o al menos diferente, con VATS. En caso de que surja un problema grave, VATS puede convertirse en un procedimiento tradicional o abierto, lo que crea un pequeño riesgo adicional.

Toracotomía con tubo torácico: Es un procedimiento que se realiza para drenar los fluidos, la sangre o el aire del espacio alrededor de los pulmones (espacio pleural).


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS