Cáncer esofágico en la etapa I

Cáncer esofágico en la etapa I

Información general

Los pacientes con cáncer esofágico en la etapa I presentan un cáncer que penetra la superficie del recubrimiento del esófago pero no invade la pared muscular del esófago, los ganglios linfáticos u otras partes del organismo. También se lo conoce como cáncer temprano superficial o localizado que se puede extirpar de forma quirúrgica.

Existe una gran variedad de factores que influyen en la decisión de los pacientes para recibir un tratamiento para el cáncer. El propósito del tratamiento puede ser mejorar los síntomas mediante el control local del cáncer, incrementar las posibilidades de curación del paciente o prolongar su vida. Los beneficios que se esperan del tratamiento para el cáncer deben sopesarse con cuidado con respecto a sus riesgos potenciales.

A continuación presentamos información general sobre el tratamiento del cáncer esofágico en la etapa I. Las circunstancias individuales de su situación y los factores de pronóstico de su tipo de cáncer son lo que influye, a fin de cuentas, en la manera en que estos principios generales de tratamiento se aplican a su situación. La información en este sitio web es una ayuda educativa para usted acerca de las opciones de tratamiento y facilita el proceso de toma de decisión, mutuo o compartido, con el médico oncólogo que lo atiende.

La mayoría de los nuevos tratamientos surge de experimentos clínicos, es decir, de estudios que evalúan la efectividad de los nuevos medicamentos o las estrategias de tratamiento. El progreso de los tratamientos más efectivos para el cáncer requiere la evaluación de nuevas e innovadoras terapias en los pacientes con cáncer. La participación en un experimento clínico puede ofrecerle acceso a mejores tratamientos y a posibilitar el avance de los conocimientos existentes en relación con el tratamiento de este cáncer. Los experimentos clínicos están disponibles para la mayoría de las etapas del cáncer. Los pacientes interesados en participar en estos experimentos deberán evaluar sus riesgos y sus beneficios en conjunto con sus médicos. Para asegurarse de que usted está recibiendo el mejor tratamiento para su cáncer, es importante estar al tanto de las últimas noticias sobre el cáncer, de forma que tenga conocimiento acerca de los nuevos tratamientos y de los resultados de los experimentos clínicos.

El tratamiento óptimo para los pacientes con cáncer esofágico en la etapa I a menudo requiere de más de un enfoque terapéutico. Por lo tanto, es importante que los pacientes reciban su tratamiento en un centro médico que pueda ofrecerles múltiples modalidades de tratamiento con la participación de médicos oncólogos, radio oncólogos, cirujanos, gastroenterólogos y nutricionistas.

El cáncer esofágico en la etapa I es relativamente poco común. Es difícil estimar los resultados de los pacientes con este cáncer que no se pueden someter a la cirugía como terapia primaria, debido a que la clasificación clínica a menudo es imprecisa. De hecho, a muchos pacientes con cáncer clínico en la etapa I se les hallará un cáncer más extensivo en la cirugía. Por ejemplo, en un estudio clínico realizado en Japón, se encontró que casi la mitad de los pacientes con un diagnóstico original de cáncer esofágico en la etapa I presentaba un cáncer previo no detectado en los ganglios linfáticos locales y se los reclasificó como pacientes de cáncer en la etapa IIB después de la cirugía. Los pacientes con cáncer esofágico en la etapa I pueden tratarse en un intento de curación con terapia con radiación y cirugía o quimioterapia. En la actualidad, el enfoque de quimioterapia y terapia con radiación suele aplicarse a los pacientes que no pueden tolerar la cirugía.

Tratamiento primario con sólo cirugía: En la actualidad, la esofagectomía (extirpación completa del esófago) es el tratamiento de preferencia para los pacientes con cáncer esofágico en la etapa I que están en buenas condiciones clínicas. Además, cuando los pacientes en verdad presentan un cáncer que no ha invadido la pared muscular del esófago, a menudo se puede realizar la cirugía a través del endoscopio. En un estudio clínico realizado en el Japón, la tasa de supervivencia a 5 años para los pacientes con cáncer esofágico en la etapa I fue de 86% después de la resección quirúrgica endoscópica. En otro estudio en el Japón, el promedio de supervivencia para 6 pacientes tratados con sólo cirugía, fue de 15 años. Para obtener mayor información, diríjase a Cirugía y cáncer del esófago.

Tratamiento primario con radiación y quimioterapia

Los pacientes que no se encuentran tan bien o no desean someterse a una cirugía mayor pueden tratarse con una combinación de terapia con radiación y de quimioterapia. La quimioterapia es el tratamiento del cáncer con medicamentos anticancerígenos, y tiene la capacidad de eliminar las células cancerosas. La quimioterapia y la terapia con radiación pueden actuar juntas para incrementar la destrucción de las células cancerosas. Los resultados de muchos estudios clínicos usando quimioterapia y terapia con radiación concurrente en los pacientes con cáncer esofágico, han indicado que la combinación de la quimioterapia y la radiación pueden mejorar las tasas de remisión y prolongar la supervivencia, en comparación con la quimioterapia o la terapia con radiación solas. En un estudio clínico, 26 pacientes con cáncer esofágico en la etapa I recibieron terapia con radiación combinada con quimioterapia con fluorouracil y Mutamycin®, dando como resultado una tasa de supervivencia a 3 años de 73%. Dado que no se han realizado comparaciones directas entre la resección quirúrgica y la radiación más la quimioterapia, se desconoce si estos resultados son equivalentes a los de la esofagectomía.

Estrategias para mejorar el tratamiento

El progreso que se ha logrado en el tratamiento del cáncer esofágico es el resultado de mejorar la participación de los pacientes en los estudios clínicos. En el futuro, el progreso en el tratamiento del cáncer esofágico se conseguirá de la continua participación en estudios adecuados. Hoy en día existen muchas áreas de exploración activa encaminadas a mejorar el tratamiento del cáncer esofágico.

Atención de apoyo: La atención de apoyo se refiere a los tratamientos diseñados para prevenir y controlar los efectos secundarios del cáncer y su tratamiento. Los efectos colaterales no sólo causan molestias a los pacientes, sino que pueden obstaculizar la administración óptima de la terapia en las dosis y la periodicidad adecuadas. Para lograr un resultado óptimo del tratamiento y mejorar la calidad de vida, es imperativo que los efectos secundarios del cáncer y su tratamiento se manejen de forma adecuada. Para obtener mayor información, diríjase a Atención de apoyo.

Nuevos regímenes combinados: Muchos medicamentos quimioterapéuticos nuevos, han demostrado una capacidad para eliminar o incapacitar las células cancerosas esofágicas en los pacientes con cáncer avanzado. Los investigadores están llevando a cabo la creación y la exploración de agentes individuales o múltiples para los regímenes de quimioterapia en combinación con la radiación.

Tratamiento adyuvante (tratamiento después de la cirugía): Los tratamientos con terapia de radiación, quimioterapia o su combinación después de la cirugía no han demostrado un efecto en la supervivencia de los pacientes con cáncer esofágico en la etapa I. El surgimiento de los nuevos regímenes de tratamiento de la quimioterapia con múltiples medicamentos, que incorpora terapias nuevas o adicionales para usarse como tratamiento contra el cáncer, constituye un área activa de la investigación clínica que se lleva a cabo en la fase II de los experimentos clínicos. Los nuevos regímenes creados se utilizan sólo en el tratamiento de los pacientes con cáncer esofágico en la etapa I, cuando se comprueba que son superiores a los regímenes de quimioterapia actuales en los pacientes con cáncer más avanzado. En la actualidad, se encuentran en evaluación los agentes de quimioterapia paclitaxel y Taxotere® en los pacientes con cáncer en la etapa I, ya que éstos se encuentran entre los agentes más activos para el tratamiento del cáncer esofágico de células escamosas.

Terapia neoadyuvante: La quimioterapia y/ o la terapia con radiación administrada antes de la cirugía, se denomina terapia neoadyuvante. En teoría, la terapia neoadyuvante puede disminuir el tamaño del cáncer facilitando su extirpación con cirugía. Hoy en día no existe evidencia de que la terapia con radiación y/ o la quimioterapia administrada antes de la cirugía sea benéfica para los pacientes tratados con cirugía para el cáncer esofágico en la etapa I. En un estudio clínico, 297 pacientes con cáncer esofágico escamoso en las etapas I a la II, se trataron con sólo cirugía o con quimioterapia y terapia con radiación antes de la cirugía, y los resultados se compararon de forma directa. Se presentaron pocas reincidencias del cáncer en los pacientes tratados con la terapia con radiación y quimioterapia. Sin embargo, este beneficio fue contrarrestado por un incremento en los efectos secundarios, dando como resultado más muertes después de la cirugía en los pacientes que recibieron quimioterapia y terapia con radiación. El potencial de efectividad de la terapia neoadyuvante con la quimioterapia y radiación aún se encuentra en estudio en varios experimentos clínicos, los cuales evalúan, sobre todo, los nuevos regímenes de quimioterapia combinada.

Terapia genética: En la actualidad no existe una terapia genética aprobada para el tratamiento del cáncer esofágico. La terapia genética se define como la transferencia de un nuevo material genético dentro de la célula para el beneficio terapéutico. Esto se puede conseguir mediante el reemplazo o la desactivación de un gen disfuncional, o mediante el reemplazo o la adición de un gen funcional dentro de la célula para que funcione con normalidad. La terapia genética se dirige a controlar el crecimiento rápido de las células cancerosas, a controlar el número de muertes por cáncer, o a hacer posible que el sistema inmunológico elimine las células cancerosas. Se encuentran en curso pocos estudios de terapia genética en los pacientes con cáncer esofágico refractario. Si estas terapias son exitosas, podrían aplicarse a los pacientes con las etapas más tempranas del cáncer esofágico.


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS