Esófago de Barrett

Esófago de Barrett

Información general

El esófago de Barrett es una condición precancerosa del esófago que se caracteriza por la presencia anormal de epitelio columnar en el recubrimiento del esófago inferior. Por lo general, el recubrimiento del esófago inferior debe contener sólo células escamosas; sin embargo, el reflujo de los contenidos del estómago, sobre todo de los ácidos, causa que estas células escamosas dentro del esófago sean reemplazadas por más células epiteliales columnares, similares a las que se encuentran en el estómago e intestinos. Este epitelio anormal es propenso a manifestar cambios precancerosos o pre-malignos, denominados displasia, término empleado para determinar las anormalidades de las células que no se ven normales bajo el microscopio, pero aún no presentan características de cáncer invasivo. En una evidencia reciente, se sugiere que el adenocarcinoma del esófago puede surgir del esófago de Barrett.

Existe una gran variedad de factores que influyen en la decisión de los pacientes para recibir un tratamiento para el cáncer. El propósito del tratamiento puede ser mejorar los síntomas mediante el control local del cáncer, incrementar las posibilidades de curación del paciente o prolongar su vida. Los beneficios que se esperan del tratamiento para el cáncer deben sopesarse con cuidado con respecto a sus riesgos potenciales.

A continuación presentamos información general sobre el tratamiento del esófago de Barrett con o sin displasia asociada. Las circunstancias individuales de su situación y los factores de pronóstico de su tipo de cáncer son lo que influye, a fin de cuentas, en la manera en que estos principios generales de tratamiento se aplican a su situación. La información en este sitio web es una ayuda educativa para usted acerca de las opciones de tratamiento y facilita el proceso de toma de decisión, mutuo o compartido, con el médico oncólogo que lo atiende.

La mayoría de los nuevos tratamientos surge de experimentos clínicos, es decir, de estudios que evalúan la efectividad de los nuevos medicamentos o las estrategias de tratamiento. El progreso de los tratamientos más efectivos para el cáncer requiere la evaluación de nuevas e innovadoras terapias en los pacientes con cáncer. La participación en un experimento clínico puede ofrecerle acceso a mejores tratamientos y a posibilitar el avance de los conocimientos existentes en relación con el tratamiento de este cáncer. Los experimentos clínicos están disponibles para la mayoría de las etapas del cáncer. Los pacientes interesados en participar en estos experimentos deberán evaluar sus riesgos y sus beneficios en conjunto con sus médicos. Para asegurarse de que usted está recibiendo el mejor tratamiento para su cáncer, es importante estar al tanto de las últimas noticias sobre el cáncer, de forma que tenga conocimiento acerca de los nuevos tratamientos y de los resultados de los experimentos clínicos.

Cerca del 1 al 2% de la población adulta presenta esófago de Barrett. Los pacientes con esófago de Barrett deben considerarse candidatos para un programa de exploración con el fin de detectar la displasia o el cáncer. El objetivo de la exploración es detectar de forma temprana el cáncer, cuando se puede curar con cirugía. Por lo general, la exploración requiere de un examen endoscópico con una biopsia de rutina de cada seis meses a dos años. En un estudio clínico, cerca del 3% de los pacientes con esófago de Barrett exhibió adenocarcinoma, y los primeros se descubrieron 4 años después de la iniciación de la supervisión. El 20% de los pacientes exhibió displasia de grado bajo, y el 4% de grado alto. Este estudio sugiere que la supervisión endoscópica se puede retardar de forma segura por dos años si la biopsia inicial es negativa para la displasia.

El tratamiento de los pacientes con esófago de Barrett depende de la apariencia bajo el microscopio de la muestra del tejido obtenida en la biopsia endoscópica. En los pacientes con esófago de Barrett sin displasia, se realizan intentos para prevenir el reflujo y/ o para erradicar las células epiteliales columnares con el fin de fomentar el crecimiento del epitelio escamoso. En los pacientes con un grado bajo de displasia, estos intentos se enfocan en detener la progresión hacia el grado alto. En los pacientes con un grado alto de displasia, el tratamiento usual es la esofagectomía, debido a la alta incidencia de cáncer invasivo que está presente, pero que no se encuentra en la biopsia endoscópica, y la tasa alta de curación de la cirugía. Los pacientes con un grado bajo de displasia no manifiestan cáncer invasivo sin progresar primero al grado alto de displasia.

Tratamiento del esófago de Barrett sin displasia

Han habido muchos intentos para tratar el reflujo asociado con el esófago de Barrett, con la esperanza de prevenir la displasia, la cual conlleva al adenocarcinoma. Estos tratamientos constan desde una terapia antiácida intensiva, hasta de procedimientos quirúrgicos para corregir el reflujo. Existe una evidencia pequeña de que la terapia antiácida intensiva previene la progresión hacia la displasia o controla el reflujo. Sin embargo, hay evidencia de que la corrección quirúrgica del reflujo puede ser beneficiosa en la reducción de ambos síntomas y, lo más posible, en la reducción de la extensión del esófago de Barrett, y en la evolución hacia la displasia. Para obtener mayor información, diríjase a Cirugía para el cáncer del esófago.

Con el fin de erradicar el epitelio columnar asociado con el esófago de Barrett y remplazarlo con células escamosas normales, los investigadores han evaluado varias técnicas, como tratamientos fotodinámicos con láser, y varios métodos de administración de temperatura alta, para coagular las células anormales. Estos tratamientos pueden disminuir la cantidad de epitelio columnar presente en un segmento del esófago; sin embargo, aún no está claro si éstos previenen o no previenen la progresión hacia la displasia y, a fin de cuentas, hacia el cáncer. Los resultados de un estudio indican que el tratamiento fotodinámico convierte del 75 al 80% del epitelio columnar en epitelio escamoso, con una eliminación completa del epitelio columnar a cerca de la mitad de los pacientes.

Tratamiento del esófago de Barrett con un grado bajo de displasia

La cirugía antireflujo puede prevenir o revertir la manifestación de la displasia con grado bajo asociada con el esófago de Barrett. Para obtener mayor información, diríjase a Cirugía para el cáncer de esófago.

Además, los investigadores han evaluado técnicas, como los tratamientos fotodinámicos con láser y la administración de calor, para coagular las células, en un esfuerzo por erradicar la displasia con grado bajo. Los resultados de un estudio indican que el tratamiento fotodinámico elimina la displasia mucosa en la mayoría de los pacientes. Muchos de estos tratamientos presentan un efecto sobre el esófago de Barrett y la displasia con grado bajo; sin embargo, aún no está claro si estos tratamientos previenen o no previenen de manera consistente la progresión hacia el grado alto de la displasia y el cáncer.

Tratamiento de la displasia con grado alto

El tratamiento elegido por los pacientes con esófago de Barrett que ha progresado hacia la displasia con grado alto es la esofagectomía, dado que la progresión hacia el cáncer invasivo en los pacientes con grado alto de displasia se encuentra cercana al 50%. Los pacientes con esófago de Barrett con grado alto de displasia que se tratan con una cirugía temprana pueden presentar mayores posibilidades de curación que los pacientes que esperan hasta que la biopsia muestre el cáncer invasivo. Sin embargo, es importante tener el diagnóstico de un grado alto de displasia confirmado, al menos, por dos patólogos, debido a que es de difícil diagnóstico y la extirpación del esófago constituye una cirugía mayor. La tasa de curación después de la esofagectomía para los pacientes con un grado alto de displasia es de más del 90%, aunque la tasa de curación para los pacientes que presentan adenocarcinoma dependerá de la etapa al momento del diagnóstico. Para obtener mayor información, diríjase a Cirugía para el cáncer del esófago.

Debido a que algunos pacientes con alto grado de displasia no se encuentran tan bien como para someterse a una esofagectomía, se pueden utilizar otros tratamientos como el fotodinámico con láser, o varias formas de administrar calor para eliminar las células displásicas. Aunque estos tratamientos presentan un efecto importante en la displasia de grado alto, aún no está claro si éstos previenen o no la progresión hacia el cáncer. Los resultados de un estudio clínico indicaron que el tratamiento fotodinámico con láser eliminó a la displasia mucosa en la mayoría de los pacientes, pero se desconocen los efectos a largo plazo de este tratamiento. Para los pacientes que no pueden someterse a cirugía, el tratamiento fotodinámico con láser puede ser aceptable en determinados pacientes.

Estrategias para mejorar el tratamiento

Terapia de inversión: Debido a que el esófago de Barrett y los cambios displásicos asociados se limitan a la superficie que recubre el esófago, los investigadores continúan evaluando nuevos métodos para revertir estos cambios. Todas estas técnicas se realizan a través del endoscopio e incluyen electrocoagulación, prueba de calor, coagulación con plasma de argón, y tratamiento fotodinámico con láser. Para determinar si alguno de estos tratamientos previene la manifestación del cáncer, serán necesarios estudios a largo plazo.


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS