Cáncer Gástrico

Información general sobre el cáncer gástrico

Información general

El estómago es el órgano principal de la digestión. Los alimentos pasan a través del esófago hacia el estómago a la altura del diafragma, el cual es el músculo de la respiración que separa el abdomen del pecho. El estómago se extiende desde el diafragma al duodeno, que es la primera porción del intestino delgado.

El cáncer del estómago se conoce como cáncer gástrico. El adenocarcinoma gástrico es el más común de los cánceres del estómago y surge de las células epiteliales columnares, las cuales revisten la superficie del estómago. La infección con la bacteria Helicobacter pylori (H. pylori) es el factor de riesgo primario asociado con el cáncer gástrico. De hecho, se cree que esta infección causa del 85 al 95% de todos los cánceres gástricos. Para prevenir el surgimiento del cáncer se administran antibióticos que erradican con facilidad la bacteria H. pylori.

Durante los pasados 20 a 30 años, en los Estados Unidos y en muchos otros países industrializados, la incidencia del cáncer gástrico presentó una marcada disminución. Sin embargo, la aparición del cáncer en la unión del esófago con el estómago registró un incremento. Cada año se diagnostican casi 22.600 nuevos casos del cáncer gástrico en los Estados Unidos y se presentan casi 13.700 muertes anuales por esta causa. En los Estados Unidos, el cáncer gástrico ocupa el 14º lugar en incidencia y el 9º como causante de muerte.

En países asiáticos como Corea, China, Taiwán y Japón, el cáncer gástrico es el más común y es la causa principal de muerte por cáncer. Por esta razón, mucho de lo que se conoce acerca de los tratamientos, en especial los quirúrgicos, proviene de estos países. Debido a la alta incidencia del cáncer gástrico en estos países, allí se realizan exploraciones rutinarias mediante esofagoscopios para lograr una detección temprana. Los programas de detección temprana, como los utilizados en Japón, no se practican en otros lugares del mundo a causa de la baja incidencia del cáncer gástrico. Esta es la razón por la cual el cáncer gástrico se detecta en una etapa más avanzada (extensión de la diseminación) en los Estados Unidos y en Europa que en Japón.

La cirugía es el tratamiento primario para el cáncer gástrico. El resultado de la cirugía se afecta por dos factores principales: la profundidad de la penetración del cáncer primario en las paredes estomacales y la presencia o ausencia de la diseminación en los ganglios linfáticos adyacentes o del área afectada. La ubicación del cáncer primario también influye en los resultados; así, un cáncer en la parte superior del estómago se asocia con un resultado menos favorable que aquél en la parte media e inferior del estómago.

Etapas del cáncer gástrico

En lo posible, es importante determinar el grado de diseminación del cáncer antes de iniciar su tratamiento con el fin de seleccionar la mejor opción. Hay que tomar en consideración que la presencia del cáncer en los ganglios linfáticos, la diseminación del cáncer a sitios distantes o la extensión local del cáncer dentro de las estructuras adyacentes son factores que imposibilitan la extirpación total del cáncer mediante la cirugía. No obstante, determinar la verdadera extensión de la diseminación del cáncer gástrico sólo es posible en el momento de la resección quirúrgica. Con frecuencia, durante la cirugía se hallan más cánceres avanzados que al detectarlos mediante procedimientos de diagnóstico.

Etapas rutinarias

Todos los pacientes con cáncer gástrico se someten a un examen de rutina con rayos X de tórax y una ingestión de bario realizada bajo el fluoroscopio (examen de rayos X directo). A todos los pacientes se les realiza una exploración de tomografía computarizada (TC) del tórax, de la parte superior del abdomen y, en ocasiones, del cuello. Con la exploración TC puede existir un error considerable en la detección de la extensión de la diseminación local de un cáncer gástrico, pero es confiable para detectar las diseminaciones distantes (metástasis).

Gastroscopia: La gastroscopia es un examen que se realiza mediante un endoscopio que consiste en un tubo flexible que se inserta a través del esófago y permite al médico visualizar, fotografiar y tomar una biopsia (muestra) del cáncer. A todos los pacientes se les realiza una gastroscopia con biopsia para determinar la histología o la apariencia del cáncer bajo el microscopio.

Endosonografía: Esta es una prueba de ultrasonido realizada a través de un endoscopio. Las pruebas de ultrasonido utilizan ondas sonoras para detectar las diferentes densidades de los tejidos, incluido el cáncer. La endosonografía puede detectar la diseminación del cáncer en varias capas del estómago, los órganos adyacentes y los ganglios linfáticos mejor que una exploración TC.

Laparoscopia: Es un procedimiento que involucra la inserción de un endoscopio a través de una pequeña incisión abdominal. La laparoscopia es una herramienta importante para determinar la etapa del cáncer y ha demostrado ser más confiable que la exploración TC en la detección de la diseminación del cáncer al hígado y el revestimiento del abdomen (peritoneo). Al realizar la ultrasonografía mediante la laparoscopia, se obtiene un diagnóstico más acertado. Otro procedimiento que involucra la infusión de un líquido dentro del abdomen se conoce como el lavado peritoneal. Este incrementa la exactitud del diagnóstico de la diseminación peritoneal. Por lo general, el resultado final es menos favorable en los pacientes con células cancerosas en el fluido del lavado peritoneal.

Tomografía de emisión de positrones (PET): Este tipo de exploración se utiliza para mejorar la detección del cáncer en los ganglios linfáticos. El metabolismo del azúcar constituye una de las características de los tejidos vivos. Antes de una exploración PET, se inyecta en la vena del paciente una sustancia que contiene un tipo de azúcar unido a un isótopo radioactivo (una molécula que emite radiación de forma espontánea). Las células cancerosas “toman” el azúcar y el isótopo unido, el cual emite una radiación positiva de baja energía (positrones). Estos reaccionan con los electrones de las células cancerosas produciendo rayos gama. Estos rayos gama son detectados por la máquina PET, que transforma la información en una imagen. Si no se detectan los rayos gama en el área explorada, es improbable que la masa en cuestión contenga células cancerosas vivas. En un estudio clínico, la exploración PET detectó el 85% de los ganglios linfáticos relacionados con la diseminación del cáncer gástrico, superando la tasa de detección de la exploración CT.

Los métodos actuales para los pacientes en las etapas clínicas del cáncer gástrico no son perfectos, y se encuentran en constante cambio en la medida en que surgen pruebas nuevas y más confiables. Al momento, los resultados de la cirugía son más confiables para determinar la extensión y la diseminación del cáncer que las pruebas realizadas antes de ésta. Para conocer más sobre la información más reciente relacionada con el tratamiento del cáncer gástrico, haga clic en la etapa apropiada.

Etapa 0: El cáncer in situ es un cáncer que se limita a la capa superficial de las células del revestimiento estomacal, el cual se conoce como epitelio.

Etapa IA: El cáncer invade el área bajo la capa superficial de las células, sin llegar a la pared muscular y sin diseminarse a áreas distantes ni a los ganglios linfáticos.

Etapa IB: El cánce
r invade el área bajo la capa superficial de las células y se disemina de 1 a 6 ganglios linfáticos o invade el interior de la pared muscular del estómago pero no los ganglios linfáticos locales o las áreas distantes.

Etapa II: El cáncer invade la superficie y se disemina de 7 a 15 ganglios linfáticos; invade el interior de la pared muscular del estómago, con diseminación entre 1 y 6 ganglios linfáticos; o penetra hasta la parte exterior de la pared estomacal sin invadir las estructuras locales y sin diseminación hacia los ganglios linfáticos.

Etapa III: El cáncer se ha diseminado a las estructuras adyacentes y/ o a los ganglios linfáticos locales.

Etapa IIIA: El cáncer invade el interior de la pared muscular del estómago, con diseminación de 7 a 15 ganglios linfáticos; invade la pared del abdomen (peritoneo) sin invadir estructuras locales, con diseminación de 1 a 6 ganglios linfáticos; o invade estructuras locales sin diseminación a los ganglios linfáticos.

Etapa IIIB: El cáncer invade la pared del abdomen (peritoneo) con diseminación de 7 a 15 ganglios linfáticos.

Etapa IV: El cáncer invade estructuras adyacentes, con diseminación de 1 a 6 ganglios linfáticos; cualquier grado de invasión del cáncer primario que involucre más de 15 ganglios linfáticos; se ha diseminado a las estructuras locales con más de 7 ganglios linfáticos involucrados; o se ha diseminado a lugares distantes.

Localmente avanzado: casi siempre las etapas IB y IVA, se conocen como cáncer localmente avanzado.

Cáncer reincidente: es el cáncer que ha reaparecido después del tratamiento primario.


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS