Cáncer ovárico en la etapa I

Cáncer ovárico en la etapa I

Información general

Las pacientes diagnosticadas con cáncer ovárico en la etapa I presentan un cáncer que se limita a los ovarios y que no está diseminado a otros órganos pélvicos o abdominales, ganglios linfáticos u otros sitios fuera del abdomen.

Existe una gran variedad de factores que influyen en la decisión de las pacientes para recibir un tratamiento para el cáncer. El propósito del tratamiento puede ser mejorar los síntomas mediante el control local del cáncer, incrementar las posibilidades de curación del paciente o prolongar su vida. Los beneficios que se esperan del tratamiento para el cáncer deben sopesarse con cuidado con respecto a sus riesgos potenciales.

A continuación presentamos información general sobre el tratamiento del cáncer ovárico en la etapa I. Las circunstancias individuales de su situación y los factores de pronóstico de su tipo de cáncer son lo que influye, a fin de cuentas, en la manera en que estos principios generales de tratamiento se aplican a su situación. La información en este sitio web es una ayuda educativa para usted, acerca de las opciones de tratamiento, y facilita el proceso de toma de decisión, mutuo o compartido, con el médico oncólogo que la atiende.

La mayoría de los nuevos tratamientos surge de experimentos clínicos, es decir, de estudios que evalúan la efectividad de los nuevos medicamentos o las estrategias de tratamiento. El progreso de los tratamientos más efectivos para el cáncer requiere la evaluación de nuevas e innovadoras terapias en las pacientes con cáncer. La participación en un experimento clínico puede ofrecerle acceso a mejores tratamientos y a posibilitar el avance de los conocimientos existentes en relación con el tratamiento de este cáncer. Los experimentos clínicos están disponibles para la mayoría de las etapas del cáncer. Las pacientes interesados en participar en estos experimentos deberán evaluar sus riesgos y sus beneficios en conjunto con sus médicos. Para asegurarse de que usted está recibiendo el mejor tratamiento para su cáncer, es importante estar al tanto de las últimas noticias sobre el cáncer, de forma que tenga conocimiento acerca de los nuevos tratamientos y de los resultados de los experimentos clínicos.

El cáncer ovárico en la etapa I es curable en la mayoría de las pacientes mediante una extirpación quirúrgica exitosa del cáncer. A pesar de la extirpación quirúrgica del cáncer, del 5 al 20% de las pacientes con cáncer ovárico en la etapa I experimentará su reincidencia. Esto se debe a que algunas pacientes con cáncer en la etapa I tienen células microscópicas del cáncer que se diseminaron fuera de los ovarios y, por lo tanto, no fueron extirpadas con la cirugía. Estas áreas indetectables del cáncer fuera de los ovarios se conocen como micrometástasis y su presencia causa la recaída después del tratamiento con sólo cirugía. Después de la cirugía, algunas pacientes pueden beneficiarse de un tratamiento adicional con quimioterapia para disminuir el riesgo de la reincidencia del cáncer.

Quimioterapia adyuvante

Debido a que pequeñas cantidades del cáncer se pudieron haber diseminado dentro de los ganglios linfáticos y no se extirparon durante la cirugía, se necesita de un tratamiento efectivo para limpiar al organismo de las micrometástasis con el fin de mejorar la supervivencia y el potencial de curación de las pacientes. La administración de un tratamiento para el cáncer después del tratamiento local con cirugía se conoce como terapia “adyuvante” y puede incluir quimioterapia, terapia con radiación y/ o terapia biológica.

Después de la cirugía, la quimioterapia adyuvante para el cáncer de los ovarios se administra para disminuir el riesgo de la reincidencia del cáncer. La quimioterapia involucra, por lo general, la administración de uno o más medicamentos anticancerígenos después de la recuperación de la cirugía. Algunos experimentos clínicos han demostrado que el tratamiento con la quimioterapia adyuvante para las pacientes con el cáncer ovárico en la etapa I mejora la supervivencia, en comparación con el tratamiento con la cirugía sola. Muchos factores pueden afectar las decisiones individuales respecto al tipo de quimioterapia primaria a recibir. Las pacientes con un riesgo bajo de reincidencia del cáncer pueden considerar una terapia menos agresiva o pueden optar por no recibir ningún tratamiento adicional, mientras que las pacientes con un riesgo alto de reincidencia del cáncer pueden elegir terapias más agresivas o participar en estudios clínicos que evalúen estrategias de tratamiento innovadoras.

Cáncer ovárico en la etapa I de riesgo bajo

Las pacientes con el cáncer ovárico en la etapa I se consideran con un riesgo bajo de reincidencia del cáncer si éste parece ser de un grado bajo o moderado (no agresivo) bajo el microscopio y no se encuentran células del cáncer en el fluido abdominal o en la superficie del ovario. El tratamiento local con cirugía cura a la mayoría de las mujeres con el cáncer ovárico en la etapa I de riesgo bajo. Sin embargo, unas pocas pacientes manifestarán micrometástasis.

La quimioterapia adyuvante con la combinación de paclitaxel y el compuesto de quimioterapia de platino (Platinol® o Paraplatin®) es el tratamiento de quimioterapia estándar para las pacientes en todas las etapas del cáncer ovárico. Sin embargo, en la actualidad, los experimentos clínicos no han demostrado ningún beneficio al administrar la quimioterapia adyuvante a la pacientes con el cáncer ovárico en la etapa I de riesgo bajo. Esto se debe a que más del 90% de las pacientes con el cáncer ovárico en las etapas IA o IB de grado bajo sobreviven sin evidencia del cáncer 5 años después del tratamiento con sólo cirugía. La quimioterapia puede ser beneficiosa en algunas mujeres con el cáncer ovárico en la etapa I de bajo riesgo; sin embargo, debido a que la cirugía cura a más del 90% de las pacientes, es difícil demostrar el beneficio adicional de un tratamiento con quimioterapia para todas las mujeres.

Cáncer ovárico en la etapa I de riesgo alto

Las pacientes con el cáncer ovárico en la etapa I se consideran de riesgo alto si el cáncer aparece de grado alto bajo el microscopio, si tienen una histología de “células claras” o si las células del cáncer se encuentran en el fluido abdominal o en la superficie de los ovarios. Aunque el tratamiento local con cirugía cura a la mayoría de las pacientes con el cáncer ovárico en la etapa I de riesgo alto, se puede experimentar reincidencia hasta en un 40% de las pacientes.

Algunos de los experimentos clínicos han demostrado una reducción adicional en las reincidencias del cáncer después del tratamiento con quimioterapia adyuvante en las pacientes con el cáncer ovárico en la etapa I de riesgo alto. Cerca del 80% de las pacientes con el cáncer ovárico en la etapa I de riesgo alto que se trató con cirugía y quimioterapia adyuvante sobrevivió sin evidencia del cáncer 5 años a partir de la cirugía.

Antes de decidir recibir un tratamiento con quimioterapia adyuvante, las mujeres deben estar seguras de conocer las respuestas a las siguientes tres preguntas:

  • ¿Cuál es mi pronóstico (riesgo de reincidencia del cáncer) sin el tratamiento de quimioterapia adyuvante?
  • ¿Cómo mejorará mi pronóstico con el tratamiento con quimioterapia?
  • ¿Cuáles son los riesgos del tratamiento con quimioterapia?

En un experimento clínico grande en Italia se comparó de forma directa el tratamiento con la quimioterapia adyuvante con Platinol® frente al tratamiento con sólo cirugía en 276 mujeres con el cáncer ovárico en la etapa I de riesgo alto. Las posibilidades de las pacientes de sobrevivir sin evidencia de reincidencia del cáncer por 5 años a partir de la cirugía fueron de cerca del 80% con la quimioterapia con Platinol®, en comparación con el 60
% si no se administraba quimioterapia. Los resultados de este experimento clínico sugieren que el tratamiento con la quimioterapia adyuvante con Platinol® mejora la supervivencia sin cáncer.

Cuando las pacientes con el cáncer ovárico en la etapa I eligen tratarse con quimioterapia adyuvante deben elegir un régimen de tratamiento. El régimen de tratamiento de quimioterapia combinado de ciclofosfamida y Platinol® fue el primer régimen de tratamiento con quimioterapia estándar que se utilizó en las pacientes con el cáncer ovárico avanzado y se ha utilizado por muchos años. La quimioterapia con ciclofosfamida y Platinol® se administra, por lo general, en 6 ciclos, en un período de 4 meses.

Estudios clínicos han demostrado que el uso de la quimioterapia con el agente paclitaxel combinado con Platinol® mejora los resultados de las pacientes con cáncer ovárico avanzado. Estudios clínicos más recientes demostraron que otro compuesto de platino, Paraplatin®, tiene menos efectos secundarios que el Platinol®, pero cura igual número de pacientes. Aunque estos regímenes que contienen paclitaxel no se han evaluado contra otras combinaciones de quimioterapia, en específico con las pacientes con cáncer ovárico en la etapa temprana, la mayoría de los médicos considera que la experiencia superior con el paclitaxel y la Paraplatin® en los cánceres ováricos en las etapas avanzadas justifica su uso en las pacientes con cáncer en las etapas tempranas de riesgo alto.

A pesar de considerar el paclitaxel-Platinol® o el paclitaxel-Paraplatin® regímenes de quimioterapia estándar para el cáncer ovárico en la etapa I de alto riesgo, aún no se ha determinado la duración óptima de tratamiento.

Estrategias para mejorar el tratamiento

El progreso que se ha logrado en el tratamiento del cáncer ovárico es el resultado del surgimiento de mejores tratamientos de quimioterapia adyuvante y la participación de médicos y pacientes en estudios clínicos. En el futuro, el progreso en el tratamiento del cáncer ovárico se conseguirá de la continua participación en estudios clínicos apropiados. En la actualidad existen muchas áreas de exploración activa encaminadas a mejorar el tratamiento del cáncer ovárico en la etapa I.

Atención de apoyo: La atención de apoyo se refiere a los tratamientos diseñados para prevenir y para controlar los efectos secundarios del cáncer y su tratamiento. Los efectos colaterales no sólo causan molestias a las pacientes , sino que pueden obstaculizar la administración óptima de la terapia en las dosis y la periodicidad adecuadas. Para lograr un resultado óptimo del tratamiento y para mejorar la calidad de vida, es imperativo que los efectos secundarios del cáncer y su tratamiento se manejen de forma adecuada. Para obtener mayor información, diríjase a  Atención de apoyo.

Refinamiento de los regímenes de tratamiento: El Paclitaxel se puede administrar a las pacientes empleando una variedad de diferentes dosis y programaciones. Por lo general, el Paclitaxel se administraba en el hospital en un curso de 24 horas. Ahora, éste se administra en infusiones de 3 ó 1 hora a las pacientes ambulatorias. Determinar la dosis y la programación de la administración óptima para el Paclitaxel todavía es un área de activa investigación. Experimentos clínicos actuales prueban si 2 meses (3 ciclos) de quimioterapia es tan efectiva como 4 meses (6 ciclos) de ésta. Las pacientes deben analizar con sus médicos los riesgos potenciales y los beneficios de estos regímenes.

Evaluación de la quimioterapia adyuvante: Debido a que algunos de los experimentos clínicos han demostrado mejorar la supervivencia con el tratamiento de quimioterapia adyuvante en las pacientes con el cáncer ovárico en la etapa I, aún existe la controversia con respecto a la necesidad de tratar a todas las mujeres. Se encuentran en curso experimentos clínicos para comparar los regímenes modernos de tratamiento con la quimioterapia adyuvante frente a la no administración de ninguna terapia adicional en las mujeres con el cáncer ovárico en la etapa I con riesgo bajo.


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS