Cáncer Pancreático

Información general sobre el cáncer pancreático

Información general

El páncreas es un órgano glandular localizado en la parte posterior del abdomen, entre el hígado y el bazo, debajo y detrás del estómago. Produce enzimas digestivas (función exocrina), las cuales se vacían en el intestino delgado, así como la hormona insulina (función endocrina), la cual entra al torrente sanguíneo.

El adenocarcinoma es un tipo de cáncer que se inicia en las células que recubren las glándulas y los conductos dentro del páncreas y es responsable del 90% de los cánceres que se originan en el páncreas. Otros tipos de cáncer, entre ellos el neoplasma de la célula de islote, también tiene origen en el páncreas, pero no se incluye en esta información. Esta información del tratamiento trata sólo del adenocarcinoma del páncreas exocrino, el cual se denomina cáncer pancreático.

Para el tratamiento del cáncer pancreático, es posible que se requiera la participación de varios médicos, incluidos un gastroenterólogo, un cirujano, un médico oncólogo, un radio-oncólogo u otros especialistas. La atención debe coordinarse con cuidado entre los varios médicos involucrados en el manejo del cáncer.

Con el fin de comprender las mejores opciones disponibles para el tratamiento del cáncer pancreático, es importante determinar primero a dónde se ha diseminado el cáncer en el organismo. El crecimiento inicial del cáncer pancreático se presenta dentro del páncreas y puede causar un bloqueo de los conductos pancreáticos o biliares y producir ictericia. Los cánceres más avanzados pueden invadir órganos adyacentes como el hígado, los conductos biliares y el intestino, o diseminarse hacia los ganglios linfáticos, hacia el recubrimiento de la cavidad abdominal, o hacia los otros órganos en el cuerpo a través del sistema sanguíneo. Las células del cáncer pancreático son muy propensas a diseminarse a través de la sangre hacia el hígado y, aunque es menos común, también hacia los pulmones.

El cáncer pancreático puede causar un bloqueo de los conductos pancreáticos y biliares y producir ictericia, una condición en que la piel se torna amarilla. El gastroenterólogo procura aliviar la ictericia empleando un procedimiento especial en que se pasa un instrumento que permite hacer un examen visual a través del estómago, dentro del área del bloqueo. Este procedimiento se conoce como colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (ERCP, por sus siglas en inglés). La ERCP también se puede utilizar para tomar muestras (biopsia) de cualquier lesión sospechosa en el área. Es importante establecer al principio la extensión de la diseminación o la etapa del cáncer para determinar si el cáncer puede extirparse con cirugía. Determinar la etapa del cáncer requiere de numerosas pruebas, incluidas las exploraciones TC y MRI del abdomen y otros procedimientos más especializados. El ultrasonido endoscópico puede utilizarse para determinar el tamaño del cáncer y si los ganglios linfáticos circundantes están comprometidos. Para excluir la posibilidad de que haya vasos sanguíneos afectados, el médico puede aplicar un angiograma visceral o una angiografía MR, la cual detecta irregularidades en las arterias.

Después de una “evaluación de clasificación de etapa” clínica completa, los médicos determinan si el cáncer puede extirparse mediante cirugía. Si no se ha diseminado a otros órganos como el hígado, el estómago o el bazo y no afecta vasos sanguíneos importantes, entonces se realiza la cirugía a través de una incisión abdominal para extirpar el cáncer. El procedimiento quirúrgico más común es una pancreaticoduodenoctomía, o procedimiento Whipple. Este procedimiento involucra la extirpación de una parte del páncreas, del duodeno, del estómago, y de la vesícula biliar completa. La exactitud del procedimiento quirúrgico puede diferir según la localización y la extensión del cáncer dentro del páncreas.

Después de la extirpación quirúrgica del cáncer pancreático, se determinará una clasificación final “patológica”. Si el cáncer no puede extirparse mediante cirugía, entonces el resultado de la evaluación clínica de la clasificación por etapas se usará para asignar una etapa. Esta clasificación es un número entre I y IV que se utiliza para describir la extensión del cáncer. Toda la nueva información del tratamiento referente al cáncer pancreático se ubica en categorías y se analiza por etapas. Para obtener la información más reciente sobre el tratamiento del cáncer pancreático, haga clic en la etapa apropiada.

Etapa I: El cáncer se encuentra confinado al páncreas.

Etapa II: El cáncer puede extenderse al duodeno, a los conductos biliares o a la grasa alrededor del páncreas, pero no invade ningún ganglio linfático local.

Etapa III: El cáncer invade uno o más ganglios linfáticos locales o ha diseminado a grandes vasos.

Etapa IV: El cáncer se ha diseminado a al estómago, al intestino o se ha diseminado a lugares distantes del organismo, como el hígado, los pulmones, los huesos u otras áreas.

Reincidencia/recaída: Se ha detectado cáncer pancreático o éste ha retornado (reincidencia/ recaída) después del tratamiento inicial.


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS