Cáncer pancreático reincidente

Cáncer pancreático reincidente

Información general

Cuando el cáncer pancreático se detecta o retorna después del tratamiento inicial con cirugía, con terapia de radiación y/ o con quimioterapia, se dice que el cáncer ha reincidido o recaído. La reincidencia del cáncer pancreático es muy difícil de tratar y las opciones de tratamiento son limitadas.

Existe una gran variedad de factores que influyen en la decisión de los pacientes para recibir un tratamiento para el cáncer. El propósito del tratamiento puede ser mejorar los síntomas mediante el control local del cáncer, incrementar las posibilidades de curación del paciente o prolongar su vida. Los beneficios que se esperan del tratamiento para el cáncer deben sopesarse con cuidado con respecto a sus riesgos potenciales.

A continuación presentamos información general sobre el tratamiento para el cáncer pancreático reincidente. Las circunstancias individuales de su situación y los factores de pronóstico de su tipo de cáncer son lo que influye, a fin de cuentas, en la manera en que estos principios generales de tratamiento se aplican a su situación. La información en este sitio web es una ayuda educativa para usted acerca de las opciones de tratamiento y facilita el proceso de toma de decisión, mutuo o compartido, con el médico oncólogo que lo atiende.

La mayoría de los nuevos tratamientos surge de experimentos clínicos, es decir, de estudios que evalúan la efectividad de los nuevos medicamentos o las estrategias de tratamiento. El progreso de los tratamientos más efectivos para el cáncer requiere la evaluación de nuevas e innovadoras terapias en los pacientes con cáncer. La participación en un experimento clínico puede ofrecerle acceso a mejores tratamientos y a posibilitar el avance de los conocimientos existentes en relación con el tratamiento de este cáncer. Los experimentos clínicos están disponibles para la mayoría de las etapas del cáncer. Los pacientes interesados en participar en estos experimentos deberán evaluar sus riesgos y sus beneficios en conjunto con sus médicos. Para asegurarse de que usted está recibiendo el mejor tratamiento para su tipo de cáncer, es importante estar al tanto de las últimas noticias sobre el cáncer, de forma que tenga conocimiento acerca de los nuevos tratamientos y de los resultados de los experimentos clínicos.

Los pacientes con cáncer pancreático reincidente tienen pocas opciones de tratamiento estándar. A algunos pacientes se les ofrece tratamiento con quimioterapia con el propósito de prolongar la supervivencia y aliviar los síntomas del cáncer progresivo. El dolor puede aliviarse mediante la destrucción de los nervios que proveen esta sensación en el área alrededor del páncreas. Esto se suele realizar al inyectar alcohol u otros químicos durante la operación de abdomen abierto o por inyección cutánea.

El agente individual de quimioterapia 5-fluouracil ha sido el enfoque de tratamiento estándar para la mayoría de las malignidades gastrointestinales durante los pasados 30 años. El tratamiento con el régimen de quimioterapia con 5-fluouracil, puede disminuir el tamaño del cáncer de un 15 a un 25% en los pacientes con diagnóstico reciente de cáncer pancreático. Muchos experimentos clínicos han combinado 5-fluouracil con otros medicamentos para la quimioterapia con la esperanza de mejorar la supervivencia. El nuevo agente anticancerígeno Gemzar® ha demostrado mejorar la calidad de vida en los pacientes con cáncer pancreático avanzado. En un experimento clínico, que comparaba el Gemzar® y el 5-fluouracil en los pacientes recién diagnosticados, el Gemzar® produjo mejoras significativas en los síntomas asociados a la enfermedad, así como también un modesto beneficio en la supervivencia.

La mayoría de los pacientes con cáncer pancreático reincidente ya ha recibido quimioterapia con base en 5-fluouracil o Gemzar®. Cuando un paciente no tiene éxito con la quimioterapia, la posibilidad de que otros medicamentos de quimioterapia eliminen las células cancerosas, desafortunadamente es baja. Sin embargo, un experimento clínico midió la calidad de vida de los pacientes después del tratamiento con Gemzar®, en pacientes cuyo cáncer pancreático continuaba creciendo a pesar de la quimioterapia con 5-fluouracil. Los pacientes parecían sentirse mejor y requerían menos analgésicos si estaban recibiendo Gemzar®. Aunque la calidad de vida puede mejorar con quimioterapia, la duración de la supervivencia no ha mejorado con una mejor atención de apoyo.

Estrategias para mejorar el tratamiento

Aunque se han logrado progresos en el tratamiento del cáncer pancreático reincidente, la mayoría de los pacientes aún sucumbe al cáncer y se necesitan mejores estrategias de tratamiento. En el futuro, el progreso en el tratamiento del cáncer pancreático se conseguirá de la continua participación en experimentos clínicos apropiados. Existen muchas áreas de exploración activa encaminadas a mejorar el tratamiento del cáncer pancreático.

Atención de apoyo: La atención de apoyo se refiere a los tratamientos diseñados para prevenir y para controlar los efectos secundarios del cáncer y su tratamiento. Estos efectos no sólo causan molestias a los pacientes, sino que pueden obstaculizar la administración óptima de la terapia en las dosis y la periodicidad adecuadas. Para lograr un resultado óptimo del tratamiento y para mejorar la calidad de vida, es imperativo que los efectos secundarios del cáncer y su tratamiento se manejen de forma adecuada. Para obtener mayor información, diríjase a Atención de apoyo.

Nuevos regímenes de quimioterapia: Muchos medicamentos nuevos para la quimioterapia pueden eliminar con efectividad las células del cáncer pancreático, y ahora se prueban solas o en combinaciones. El Gemzar®, el paclitaxel, el Taxotere®, y otros agentes anticancerígenos se evalúan en combinación y en conjunto con otras terapias anticancerígenas en los pacientes con cáncer pancreático avanzado. El surgimiento de los nuevos regímenes de tratamiento de la quimioterapia con múltiples medicamentos, que incorpora terapias nuevas o adicionales para usarse como tratamiento contra el cáncer, constituye un área activa de la investigación clínica.

Terapia biológica: Las terapias biológicas son sustancias sintetizadas o presentadas de manera natural que dirigen, facilitan o mejoran las defensas inmunológicas normales del organismo. Las terapias biológicas incluyen interferones, interleucinas, anticuerpos monoclonales y vacunas. En un intento por mejorar las tasas de supervivencia, éstos y otros agentes se están probando solos o en combinación con la quimioterapia en experimentos clínicos.

Anticuerpos monoclonales: Los anticuerpos monoclonales son proteínas que se pueden producir en el laboratorio y están diseñadas para reconocer y unirse a lugares muy específicos en la célula. Esta acción de unión promueve beneficios anticancerígenos, mediante la eliminación de los efectos estimulantes de los factores de crecimiento, y estimula el sistema inmunológico para atacar y eliminar las células cancerosas a las cuales se encuentra unido el anticuerpo monoclonal.

El Herceptin® es un anticuerpo monoclonal que se une a la proteína HER2. Los investigadores de la Universidad de Brown realizaron un experimento para evaluar el Herceptin® más el Gemzar® en los pacientes con cáncer pancreático avanzado que presentaban una sobre-expresión de HER2. Casi un 72% de los pacientes mostró un respuesta anticancerígena al régimen de tratamiento. Al año después del tratamiento, el 24% de estos pacientes sobrevivía. Estos resultados indican que el Herceptin® más el Gemzar® parece mejorar la supervivencia en los pacientes con cáncer pancreático
avanzado que presentan sobre-expresión de HER2 comparado con el Gemzar® solo.

Otro anticuerpo monoclonal, el IMC-225, se fija a los factores de crecimiento epidérmico (EGFR, por sus siglas en inglés), por lo tanto, suprime el crecimiento y la diseminación del cáncer. Investigadores del M.D. Anderson Cancer Center hace poco realizaron un experimento clínico para evaluar la combinación de Gemzar® e IMC-225 en 40 pacientes con cáncer pancreático avanzado que presentaban prueba positiva a la sobre-expresión de EGFR. Al año después del tratamiento, el 32,5% de los pacientes sobrevivía, en comparación con el 18 al 20% de los logros históricos en los pacientes que se trataron sólo con Gemzar®. El promedio de tiempo en que los pacientes no presentaron cáncer fue de 4 meses, en comparación con los 2 meses logrados históricamente en los pacientes que se trataron sólo con Gemzar®. Los resultados de este experimento indican que la adición de IMC-225 al Gemzar® mejora la supervivencia de los pacientes con cáncer pancreático avanzado.

Fase I de los experimentos: En la fase I de los experimentos clínicos se continúa con la evolución y la evaluación de los nuevos medicamentos para la quimioterapia en los pacientes con cáncer avanzado. El propósito de la fase I de los experimentos es evaluar los nuevos medicamentos con el fin de determinar su seguridad y tolerancia y la mejor forma de administrarlos.

Terapia genética: En la actualidad no existen terapias genéticas aprobadas para el tratamiento del cáncer pancreático. La terapia genética se define como la transferencia de un nuevo material genético dentro de la célula para el beneficio terapéutico. Esto se puede conseguir mediante el reemplazo o la desactivación de un gen disfuncional o mediante el reemplazo o la adición de un gen funcional dentro de la célula para que funcione con normalidad. En la actualidad, se están realizando algunos estudios de terapia genética en los pacientes con cáncer pancreático avanzado. En caso de tener éxito, estas terapias podrían aplicarse a los pacientes con la enfermedad en las etapas más tempranas.


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS