Cáncer renal reincidente

Información general

Los pacientes con cáncer reincidente de células renales padecen de un cáncer que regresa después de la terapia inicial y por lo general se ha diseminado hacia lugares distantes.

Existe una gran variedad de factores que influyen en la decisión de los pacientes para recibir un tratamiento para el cáncer. El propósito del tratamiento puede ser mejorar los síntomas mediante el control local del cáncer, incrementar las posibilidades de curación del paciente o prolongar su vida. Los beneficios que se esperan del tratamiento para el cáncer deben sopesarse con cuidado con respecto a sus riesgos potenciales.

A continuación presentamos información general del tratamiento para el cáncer reincidente de células renales. Las circunstancias individuales de su situación y los factores de pronóstico de su tipo de cáncer son lo que influye, a fin de cuentas, en la manera en que estos principios generales de tratamiento se aplican a su situación. La información en este sitio web es una ayuda educativa para usted acerca de las opciones de tratamiento y facilita el proceso de toma de decisión, mutuo o compartido, con el médico oncólogo que lo atiende.

La mayoría de los nuevos tratamientos surge de experimentos clínicos, es decir, de estudios que evalúan la efectividad de los nuevos medicamentos o las estrategias de tratamiento. El progreso de los tratamientos más efectivos para el cáncer requiere la evaluación de nuevas e innovadoras terapias en los pacientes con cáncer. La participación en un experimento clínico puede ofrecerle acceso a mejores tratamientos y a posibilitar el avance de los conocimientos existentes en relación con el tratamiento de este cáncer. Los experimentos clínicos están disponibles para la mayoría de las etapas del cáncer. Los pacientes interesados en participar en estos experimentos deberán evaluar sus riesgos y sus beneficios en conjunto con sus médicos. Para asegurarse de que usted está recibiendo el mejor tratamiento para su cáncer, es importante estar al tanto de las últimas noticias sobre el cáncer, de forma que tenga conocimiento acerca de los nuevos tratamientos y de los resultados de los experimentos clínicos.

No obstante, si los pacientes tienen reincidencia del cáncer de células renales, por lo general no se pueden curar con las terapias estándares disponibles en la actualidad. El objetivo del tratamiento se enfoca sobre todo en aliviar o reducir los síntomas no deseados a causa del cáncer. La participación en los experimentos clínicos diseñados para evaluar las terapias nuevas o las experimentales constituye una opción para algunos pacientes.

Cirugía para el cáncer metastásico: La cirugía puede constituir un tratamiento significativo para los pacientes con el cáncer reincidente de células renales. Esto se debe a que, después de la resección quirúrgica del cáncer metastásico, algunos pacientes pueden presentar largos períodos de supervivencia sin cáncer y a que todos los demás tratamientos disponibles hoy en día no son tan efectivos.

Seleccionar a los pacientes con una metástasis solitaria o un número limitado de ellas puede lograr la prolongación de la supervivencia con una nefrectomía total y una resección quirúrgica del cáncer metastásico. Hasta el 50% de los pacientes sobrevive 5 años o más luego de la nefrectomía radical y de la extirpación de un cáncer solitario del pulmón. También se pueden ver períodos largos de supervivencia después de la extirpación quirúrgica de la metástasis en otros lugares, como el cerebro y los huesos. En algunos casos, una segunda o tercera intervención quirúrgica puede ser efectiva para controlar la reincidencia y para prolongar la supervivencia. Es más probable que un paciente se cure con cirugía si tuvo un intervalo largo entre el diagnóstico inicial y la manifestación de la metástasis del cáncer. Para obtener mayor información, diríjase a Cirugía y cáncer de células renales.

Terapia con radiación de haz externo: La terapia con radiación puede administrarse para controlar los síntomas de las reincidencias locales o el cáncer metastásico. Para obtener mayor información, diríjase a Terapia con radiación para el cáncer de células renales.

Estrategias para mejorar el tratamiento

El progreso que se ha logrado en el tratamiento del cáncer de células renales es la consecuencia de mejorar las técnicas quirúrgicas, la creación de nuevos tratamientos biológicos y la participación en experimentos clínicos. En el futuro, el progreso en los tratamientos del cáncer renal se conseguirá de la continua participación en experimentos clínicos apropiados. Hoy en día hay muchas áreas de exploración activa dirigidas a mejorar el tratamiento del cáncer de células renales.

Atención de apoyo: La atención de apoyo se refiere a los tratamientos diseñados para prevenir y controlar los efectos secundarios del cáncer y su tratamiento. Los efectos colaterales no sólo causan molestias a los pacientes, sino que pueden obstaculizar la administración óptima de la terapia en las dosis y la periodicidad adecuadas. Para lograr un resultado óptimo del tratamiento y para mejorar la calidad de vida, es imperativo que los efectos secundarios del cáncer y su tratamiento se manejen de forma adecuada. Para obtener mayor información, diríjase a Atención de apoyo.

Nuevos regímenes combinados: El surgimiento de los nuevos regímenes de tratamiento con múltiples agentes, que incorpora agentes biológicos y de quimioterapia nuevos o adicionales para usarse como tratamiento, constituye un área activa de la investigación clínica que se lleva a cabo en la fase II de los experimentos clínicos. Estos intentos también se encaminan a crear regímenes que combinen la quimioterapia con la inmunoterapia.

Nuevos agentes biológicos: También se encuentra en evolución otros agentes biológicos distintos al Proleukin® y al interferón. La Interleucina-12 es relativamente nueva y actúa, en parte, estimulando al organismo a producir Interleukin-2. En la fase I del experimento se observó una respuesta completa en 34 pacientes con el cáncer de células renales. La fase II del experimento está en progreso hoy en día para probar este medicamento en los pacientes con el cáncer de células renales.

Inhibidores de angiogénesis: La angiogénesis es la formación de nuevos vasos sanguíneos en el organismo y es un compuesto crucial para la manifestación del cáncer. Los inhibidores de angiogénesis detienen la formación de estos nuevos vasos sanguíneos, con lo que “privan” de nutrientes a las células cancerosas y terminan por inhibir la aparición y el crecimiento del cáncer.

El neovastat es un inhibidor de angigénesis nuevo que se elabora a partir del cartílago de tiburón. En un experimento clínico reciente, se trataron con neovastat a los pacientes con el cáncer avanzado de células renales y que no respondían a las terapias estándar. Los pacientes en este experimento presentaron un promedio de supervivencia general de 16.3 meses después del tratamiento con neovastat, en comparación con el promedio de supervivencia de 8 meses en este grupo de pacientes. Estos resultados demuestran que el neovastat duplica el tiempo de supervivencia para los pacientes con el cáncer avanzado de células renales que han agotado todas las otras opciones de terapia estándar. Se encuentran en progreso algunas investigaciones para evaluar al neovastat como opción de tratamiento para estos pacientes.

La talidomina, otro inhibidor de angiogénesis, también ha demostrado producir respuestas anticancerígenas en los pacientes con el cáncer avanzado de células renales que no han respondido a los tratamientos estándar. En un experimento clínico reciente, investigadores evaluaron las dosis altas del talidomina en 22 pacientes con el cáncer avanzado de células renales quienes no eran buenos candidatos para las terapias convencionales o ya no respondían a éstas. Después de tratarlos con talidomina, 15 pacientes lograron estabilizar su enfermedad y 2 pacientes lograron una desaparición parcial de su cáncer. De estos pacientes que estabilizaron su enfermedad después del tratamiento, 7 lograron más de 6 meses de estabilidad de su enfermedad y 5, de 3 a 6 meses. Estos resultados indican que la talidomina es un tratamiento efectivo para los pacientes con el cáncer avanzado de células renales y con opciones de tratamiento limitadas. Los investigadores, además, evalúan la eficacia de la talidomina en los pacientes con el cáncer de células renales.

Trasplante alogénico de células madre: Otra forma de utilizar el sistema inmunológico para tratar al cáncer es mediante el trasplante de un nuevo sistema inmunológico dentro del paciente. Esto se conoce como un trasplante alogénico de células madre y las células inmunes (el injerto) se trasplantan de una persona sana al paciente. Antes de recibir el trasplante, el paciente recibe dosis altas de quimioterapia o radiación, lo cual “prepara” al paciente para recibir el injerto del donante. Es conocido que esta terapia cura a los pacientes con leucemia, linfomas y otros cánceres. En tiempo reciente, los médicos del Instituto Nacional de Corazón, Pulmón y Sangre ( National Heart, Lung and Blood Institute) reportaron un tratamiento exitoso de un paciente con carcinoma de las células renales metastásico empleando un régimen de tratamiento relativamente no tóxico y de dosis bajas para facilitar el trasplante.

Además, investigadores del Instituto Nacional de la Salud ( National Institutes of Health, NIH) reportaron tasas altas de respuesta en los pacientes con cáncer avanzado de células renales que recibieron el trasplante alogénico de células madre. El estudio involucró a 19 pacientes con metástasis del cáncer de células renales que ya no respondían al tratamiento. Todos los pacientes del estudio se trataron con dosis estándar de quimioterapia seguida de una infusión de células madre del donante recolectada de los hermanos. Este procedimiento es conocido como un mini trasplante alogénico de células madre. Los pacientes que no experimentaron regresión de su cáncer recibieron una infusión adicional de glóbulos blancos del donante con el fin de aumentar los efectos inmunes contra las células cancerosas. En este estudio, diez pacientes experimentaron una respuesta al tratamiento y tres una respuesta completa. Casi un 50% de los pacientes sobrevivió más de un año después del tratamiento. Aunque un número significativo de pacientes sufrió de reacción del injerto frente al huésped, los investigadores aún están animados por las tasas altas de respuesta, sobre todo porque estos cánceres ya no respondían a otros tratamientos. Se están llevando a cabo más investigaciones para determinar la mejor estrategia de tratamiento. 

Vacunas: Las vacunas son substancias (antígenos) que, de forma específica, estimulan al sistema inmunológico a reaccionar y a eliminar a las células cancerosas. Las vacunas se producen a partir de una variedad de substancias que incluyen, con frecuencia, las células cancerosas extirpadas del paciente. Entre las dificultades de la preparación de las vacunas está el que las células cancerosas de los pacientes deben procesarse rápido después de la cirugía. Por consiguiente, los pacientes y sus cirujanos deben prepararse con anticipación para asegurarse de que las células cancerosas extirpadas puedan manejarse con propiedad para la preparación de la vacuna.

Las vacunas apenas están empezando a evaluarse en varios cánceres para observar si éstas producen respuestas a los cánceres existentes y para ver si previenen o si retardan la reincidencia de la enfermedad después del tratamiento. En un estudio, se incubaron células dendríticas con células de carcinoma renal y una KLH adyuvante. Cuando estas células se le inyectaron a los pacientes, se pudo detectar una inmunidad específica. En centros de cáncer seleccionados se están empezando a realizar experimentos clínicos con vacunas para los pacientes con el cáncer de células renales.

Terapia genética: La terapia genética se define como la transferencia de un material genético nuevo dentro de la célula para el beneficio terapéutico. Esto se puede conseguir mediante el reemplazo o la desactivación de un gen disfuncional, o mediante el reemplazo o la adición de un gen funcional dentro de la célula para que funcione con normalidad. La inyección de genes de citosina de mejoramiento inmunológico dentro de las células del cáncer ha demostrado incrementar la expresión de antígeno en la superficie de las células cancerosas. Esto hace posible que el sistema inmunológico reconozca y elimine el cáncer, induciendo respuestas al cáncer local así como a las metástasis distantes. Esta aproximación se ha tolerado bien y ha demostrado alguna eficacia en los pacientes con cáncer. También se encuentra en evaluación la inyección directa de genes de interleucina-2 en el cáncer de células renales para determinar las tasas de respuesta.

Anticuerpos monoclonales: Otro enfoque es la administración de un tratamiento adicional dirigido de forma específica a las células cancerosas y así evitar el daño a las células normales. Algunos anticuerpos monoclonales pueden localizar a las células cancerosas y eliminarlas de forma directa. Sin embargo, algunos anticuerpos tienen que estar asociados a un isótopo radioactivo o a una toxina para eliminar a las células. El anticuerpo sirve como un sistema distribuidor del agente asociado dentro de la célula. Los anticuerpos monoclonales pueden administrarse solos o con quimioterapia y se evalúan en otros cánceres para determinar si mejoran los resultados. Esta aún por determinar si esta tecnología puede o no ser utilizada para el tratamiento del carcinoma de células renales.

Inhibidores de resistencia a múltiples medicamentos: El carcinoma de células renales es resistente a los medicamentos fuera del tratamiento. Se están probando muchos medicamentos para determinar si éstos superan o previenen la manifestación de resistencia a los múltiples medicamentos del carcinoma de células renales y otros cánceres.

Fase I de los experimentos de quimioterapia: En la fase I de los experimentos se continúa con la evolución y la evaluación de nuevos agentes quimioterapéuticos. El propósito de los experimentos en la fase I es evaluar nuevos medicamentos con el fin de determinar la mejor forma de administrarlos y determinar si estos medicamentos presentan alguna actividad anticancerígena en los pacientes con cáncer de células renales.


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS