Etapa III sin seminoma

Información general

Los pacientes en la etapa III sin seminoma presentan un cáncer que se ha diseminado fuera de los ganglios linfáticos retroperitoneales. La mayoría de los pacientes se cura con quimioterapia estándar con múltiples agentes.

Existe una gran variedad de factores que influyen en la decisión de los pacientes para recibir un tratamiento para el cáncer. El propósito del tratamiento puede ser mejorar los síntomas mediante el control local del cáncer, incrementar las posibilidades de curación del paciente o prolongar su vida. Los beneficios que se esperan del tratamiento para el cáncer deben sopesarse con cuidado con respecto a sus riesgos.

A continuación presentamos información general sobre el tratamiento para el cáncer testicular en la etapa III sin seminoma. Las circunstancias individuales de su situación y los factores de pronóstico de su tipo de cáncer son lo que influye, a fin de cuentas, en la manera en que estos principios generales de tratamiento se aplican a su situación. La información en este sitio web es una ayuda educativa para usted acerca de las opciones de tratamiento y facilita el proceso de toma de decisión, mutuo o compartido, con el médico oncólogo que lo atiende.

La mayoría de los nuevos tratamientos surge de experimentos clínicos, es decir, de estudios que evalúan la efectividad de los nuevos medicamentos o las estrategias de tratamiento. El progreso de los tratamientos más efectivos para el cáncer requiere la evaluación de nuevas e innovadoras terapias en los pacientes con cáncer. La participación en un experimento clínico puede ofrecerle acceso a mejores tratamientos y a posibilitar el avance de los conocimientos existentes en relación con el tratamiento de este cáncer. Los experimentos clínicos están disponibles para la mayoría de las etapas del cáncer. Los pacientes interesados en participar en estos experimentos deberán evaluar sus riesgos y sus beneficios en conjunto con sus médicos. Para asegurarse de que usted está recibiendo el mejor tratamiento para su cáncer, es importante estar al tanto de las últimas noticias sobre el cáncer, de forma que tenga conocimiento acerca de los nuevos tratamientos y de los resultados de los experimentos clínicos.

La quimioterapia sistémica es el tratamiento elegido para los pacientes en la etapa III sin seminoma que presentan una amplia diseminación del cáncer. Sin embargo, los pacientes con el cáncer que se extiende al cerebro por lo general reciben tratamiento con quimioterapia y radiación a todo el cerebro. La quimioterapia es una modalidad de tratamiento que utiliza medicamentos anticancerígenos. Cuando la quimioterapia se administra de forma sistémica, puede eliminar las células cancerosas a través de todo el organismo, incluidas las células del cáncer que residen en áreas fuera de la ubicación original del cáncer. La combinación de quimioterapia usada con mayor frecuencia incluye 3 ciclos de bleomicina, etopósido y Platinol® (BEP), o 4 ciclos de etopósido y Platinol® (EP), en pacientes con buenos pronósticos. Otros regímenes de quimioterapia pueden producir resultados similares, pero, por lo regular, no se utilizan.

Los resultados esperados después de una quimioterapia combinada con base en Platinol®, pueden predecirse a partir de la extensión del cáncer. Ésta es una consideración importante debido a que los pacientes con posibilidad de lograr resultados deficientes pueden considerar participar en un experimento clínico en que se evalúan nuevos enfoques de tratamiento en un intento por mejorar sus posibilidades de curación.

Riesgo de la reincidencia del cáncer después del tratamiento con quimioterapia estándar
Riesgo AFP BHCG LDH 5-años DFS*
Bueno < 1.000 < 5.000 < 1,5 ULN 90%
Intermedio 1.000-10.000 5.000-10.000 1,5-10xULN 75%
Alto >10.000 >50.000 >10xULN 40%

*Supervivencia sin enfermedad (DFS) se refiere al número de pacientes que sobreviven sin reincidencia del cáncer después del tratamiento.

La tabla anterior indica los niveles de riesgo para los pacientes con diferentes niveles de indicadores de tumores en la sangre después del tratamiento con quimioterapia estándar. Sólo el 10% de los pacientes con “riesgo bueno” experimenta una reincidencia del cáncer después del tratamiento con quimioterapia estándar. Sin embargo, el 25% de los pacientes con “riesgo intermedio” y el 60% de los pacientes con “alto riesgo” experimentan reincidencia del cáncer después del tratamiento con quimioterapia estándar. Los pacientes que fracasaron en las categorías de riesgo intermedio y alto pueden considerar otras opciones de tratamiento para ayudar a reducir su riesgo de reincidencia del cáncer.

En una de estas opciones de tratamiento se involucra las dosis altas de quimioterapia (HDC, por sus siglas en inglés) con trasplante de células madre. Las dosis altas de quimioterapia con apoyo de trasplante autólogo de células madre han demostrado ser exitosas en producir remisiones completas a largo plazo en los pacientes con cáncer refractario. Las dosis altas de quimioterapia (HDC) eliminan más células cancerosas que las dosis menores de quimioterapia convencional. No obstante, el HDC también elimina las células normales, en particular, las células madre que producen células sanguíneas en la médula ósea. Estas son células inmaduras producidas en la médula ósea que, a la larga, se transforman en glóbulos rojos que proveen oxígeno a los tejidos; en glóbulos blancos que luchan contra la infección o en plaquetas que ayudan en la coagulación de la sangre. La estrategia de tratamiento utilizando el trasplante de células madre es un intento para restaurar la producción de células madre que producen células sanguíneas después de que la HDC las ha reducido a niveles peligrosamente bajos. Cuando las células madre se acercan a niveles peligrosamente bajos por la HDC, pueden presentarse complicaciones, como anemia, infección y hemorragias. Por lo tanto, es imperativo restaurar los niveles de células madre tan rápido como sea posible. El trasplante autólogo de células madre consiste en la recolección de células madre del paciente antes del tratamiento con quimioterapia. Estas células madre se congelan y reinyectan al paciente después del tratamiento para “rescatar” la médula ósea.

Hace poco, médicos en Alemania evaluaron la HDC con trasplante de células madre como terapia inicial para los pacientes en alto riesgo. El estudio se llevó a cabo sobre 146 pacientes que recibieron un tratamiento con HDC y con trasplante de células madre. Estos pacientes se compararon de forma directa con pacientes semejantes tratados con una terapia de dosis convencional. El resultado de este estudio indicó que el 72% de los pacientes que se trataron con HDC y trasplante de células madre, experimentó una supervivencia sin cáncer de 3 años, frente al 59% de los pacientes tratados con quimioterapia convencional.

Función de la cirugía

En casos selectos, la cirugía debe realizarse después de la quimioterapia para extirpar las masas residuales y determinar si es viable la permanencia de células cancerosas, por lo tanto, su hallazgo es un indicador para una quimioterapia adicional. La extirpación quirúrgica de las masas residuales también es necesaria para prevenir el retorno de los teratomas y el crecimiento de elementos de células no germinativas presentes en alguna de estas masas. Los resultados de un estudio demostraron que aparte de la histología inicial, existe un riesgo importante de teratoma o carcinoma residual en las masas residuales después de la quimioterapia. Ni el tamaño del tumor inicial, ni el grado de reducción del cáncer durante la terapia, parece identificar con exactitud a los pacientes con teratoma o carcinoma residual. Esto ha permitido a algunos médicos recomendar la cirugía con resección de todas las masas residuales presentes en la exploración, aún en los pacientes que presentan señales normales después de responder a la quimioterapia.

Quimioterapia antes de la orquidectomía para los cánceres que amenazan la vida

En algunos casos, la quimioterapia se inicia antes de la orquidectomía debido a que la diseminación del cáncer amenaza la vida. Cuando esto sucede, se recomienda la orquidectomía después de la quimioterapia con el fin de extirpar el cáncer primario. Esto se debe a que existe una barrera testicular sanguínea a la quimioterapia. Hay dos lugares del organismo donde la quimioterapia no puede penetrar: el cerebro y los testículos. La barrera testicular sanguínea evita que la quimioterapia llegue al testículo, lo que resulta en una alta incidencia del cáncer residual en el testículo después de completar un ciclo total de quimioterapia. En otras palabras, es posible eliminar todos los cánceres fuera del testículo con un ciclo completo de quimioterapia, pero aún puede existir cáncer en los testículos.

Estrategias para mejorar el tratamiento

El progreso que se ha logrado en el tratamiento del cáncer testicular es el resultado de mejoras a la administración de la quimioterapia y los tratamientos con radiación en pacientes con las etapas más avanzadas del cáncer, y de la participación en experimentos clínicos. En el futuro, el progreso en el tratamiento del cáncer testicular se conseguirá de la continua participación en experimentos clínicos apropiados. Hoy en día existen muchas áreas de exploración activa encaminadas a mejorar el tratamiento del cáncer testicular en la etapa III sin seminoma.

Atención de apoyo: La atención de apoyo se refiere a los tratamientos diseñados para prevenir y para controlar los efectos secundarios del cáncer y su tratamiento. Estos efectos colaterales no sólo causan molestias a los pacientes, sino que pueden obstaculizar la administración óptima de la terapia en las dosis y la periodicidad adecuadas. Para lograr un resultado óptimo del tratamiento y para mejorar la calidad de vida, es imperativo que los efectos colaterales del cáncer y su tratamiento se manejen de forma adecuada. Para obtener mayor información, diríjase a Atención de apoyo.

Dosis altas de quimioterapia con apoyo de células madre: Se están evaluando diferentes regímenes de dosis altas de quimioterapia en los pacientes con alto riesgo de cáncer. La tasa de supervivencia a largo plazo fue del 80% en un estudio con dosis altas de Platinol®, etopósido e Ifex®, apoyada con células madre de sangre periférica.

Nuevos regímenes de quimioterapia: El surgimiento de los nuevos regímenes de tratamiento de la quimioterapia con múltiples medicamentos, que incorpora terapias nuevas o adicionales para usarse como tratamiento contra el cáncer, constituye un área activa de la investigación clínica que se lleva a cabo en la fase II de los experimentos clínicos.


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS