Leucemia mielógena aguda reincidente

Información general

Los pacientes con leucemia reincidente o progresiva todavía se pueden curar, a pesar de que no haya funcionado el tratamiento inicial. Estos pacientes pueden dividirse en dos grandes categorías. Se dice que tienen “fallas en la inducción” los pacientes que no lograron una desaparición o una remisión completa inicial del cáncer después de dos o más ciclos de quimioterapia de inducción de remisión, mientras que aquellos que lograron una remisión completa al tratamiento inicial y experimentaron una reincidencia del cáncer, presentan una leucemia reincidente. Esta leucemia reincidente se puede presentar muchos meses o años después de la remisión inicial; sin embargo, la mayoría de las reincidencias se presenta dentro de los dos años siguientes al tratamiento inicial.

Existe una gran variedad de factores que influyen en la decisión de los pacientes para recibir un tratamiento para el cáncer. El propósito del tratamiento puede ser mejorar los síntomas mediante el control local del cáncer, incrementar las posibilidades de curación del paciente o prolongar su vida. Los beneficios que se esperan del tratamiento para el cáncer deben sopesarse con cuidado con respecto a sus riesgos potenciales.

A continuación presentamos información general sobre el tratamiento de la leucemia mielógena aguda reincidente/ refractaria. Las circunstancias individuales de su situación y los factores de pronóstico de su tipo de cáncer son lo que influye, a fin de cuentas, en la manera en que estos principios generales de tratamiento se aplican a su situación. La información en este sitio web es una ayuda educativa para usted acerca de las opciones de tratamiento y facilita el proceso de toma de decisión, mutuo o compartido, con el médico oncólogo que lo atiende.

La mayoría de los nuevos tratamientos surge de experimentos clínicos, es decir, de estudios que evalúan la efectividad de los nuevos medicamentos o las estrategias de tratamiento. El progreso de los tratamientos más efectivos para el cáncer requiere la evaluación de nuevas e innovadoras terapias en los pacientes con cáncer. La participación en un experimento clínico puede ofrecerle acceso a mejores tratamientos y a posibilitar el avance de los conocimientos existentes en relación con el tratamiento de este cáncer. Los experimentos clínicos están disponibles para la mayoría de las etapas del cáncer. Los pacientes interesados en participar en estos experimentos deberán evaluar sus riesgos y sus beneficios en conjunto con sus médicos. Para asegurarse de que usted está recibiendo el mejor tratamiento para su cáncer, es importante estar al tanto de las últimas noticias sobre el cáncer, de forma que tenga conocimiento acerca de los nuevos tratamientos y de los resultados de los experimentos clínicos.

Si no se logra una remisión o se presenta una reincidencia, existen dos opciones básicas de terapia. Debido a que el tratamiento subsiguiente con quimioterapia rara vez cura la enfermedad, se puede adoptar un enfoque paliativo en el que se administran agentes biológicos como Mylotarg® o medicamentos de quimioterapia en dosis no tóxicas para mantener la enfermedad bajo control durante el mayor tiempo posible. En esta situación, el énfasis se encuentra en la calidad de vida y en las medidas de atención de apoyo.

Como enfoque alternativo está el recibir un tratamiento más intensivo, en un intento por producir una remisión completa. Se encuentran disponibles dos estrategias intensivas principales. Para los pacientes jóvenes, un trasplante de células madre sanguíneas o de médula ósea ofrece una posibilidad de control o de curación de la leucemia. El otro enfoque es participar en experimentos clínicos donde se evalúen nuevos tratamientos. Ambas alternativas se analizan a continuación.

Pacientes que fallaron en la inducción o reincidieron después de una remisión completa

Para los pacientes en quienes no dio resultado la terapia de inducción de remisión, es muy raro el tratamiento con dosis altas de quimioterapia y con trasplante autólogo de células madre debido a que la médula ósea contiene muchas células de leucemia. En la actualidad, el tratamiento para los pacientes que fallaron en la inducción de remisión consta de un trasplante alogénico de células madre, Mylotarg® o de quimioterapia sola o combinada.

Los pacientes con LMA que recaen después de una remisión inicial completa se pueden curar con un trasplante autólogo de células madre. Muchos centros reportan tasas de curación de 25 a 50% para los pacientes con LMA que se sometieron a un trasplante en segunda remisión, o temprano en la primera recaída. Estos resultados se obtienen, con frecuencia, debido a que los pacientes elegidos lograron recolectar y almacenar sus células madre al momento de su remisión inicial. La recolección de células madre después de la recaída es menos exitosa debido a que menos de la mitad de los pacientes que recibe reinducción de quimioterapia logra una segunda remisión. En consecuencia, los pacientes que no almacenaron previamente las células madre a menudo reciben un trasplante alogénico de células madre o quimioterapia adicional.

En estos escenarios, el trasplante alogénico de células madre ofrece el único prospecto de supervivencia a largo plazo sin enfermedad. Si no hay disponible un miembro de la familia que sea un donante compatible o no hay células madre del paciente, es necesario buscar un donante que no sea de la familia, o un cordón umbilical fuente de células madre.

Los pacientes que no pueden o son reacios a recibir un trasplante de células madre, ahora tienen una nueva opción de tratamiento que no produce los efectos secundarios tóxicos asociados con las dosis altas de la terapia y el trasplante. El Mylotarg® es la primera quimioterapia de anticuerpo-focalizado y representa un avance tecnológico en el tratamiento de la LMA. En la actualidad, está aprobado por la FDA para el tratamiento de los pacientes en edad avanzada con LMA reincidente y se encuentra en evaluación en experimentos clínicos su eficacia en las diferentes etapas de la LMA. El Mylotarg® es una quimioterapia focalizada compuesta de un anticuerpo monoclonal unido a la caliqueamicina, un antibiótico que elimina las células cancerosas. Los anticuerpos monoclonales son proteínas que se pueden producir en el laboratorio y están en capacidad de identificar a antígenos específicos (pequeños carbohidratos y/ o proteínas), en la superficie de ciertas células y se fijan a ellas. Esta unión estimula al sistema inmunológico a atacar y a eliminar las células a las cuales el anticuerpo monoclonal se ha unido. El Mylotarg® se enfoca contra el antígeno CD 33, una proteína que se encuentra en la superficie de las células sanguíneas cancerosas. La caliqueamicina es una sustancia antibiótica que es tóxica para las células cancerosas. Cuando el anticuerpo monoclonal se fija a las células cancerosas, la caliqueamicina es absorbida dentro de las células y las elimina. El beneficio significativo de este enfoque es que el Mylotarg® tiene como objetivo a las células cancerosas, preservando las células saludables de la destrucción, en contraste con la quimioterapia o la radiación, las cuales no diferencian entre las células cancerosas y las células saludables en el organismo, característica que provoca potenciales efectos secundarios intolerables.

Hace poco, se realizó un experimento clínico con varias instituciones para evaluar la efectividad y la tolerancia al Mylotarg® en los pacientes de edad avanzada en la primera recaída de LMA. Este experimento se llevó a cabo sobre 101 pacientes con una edad promedio de 69 años. Cerca del 28% de los pacientes logró una remisión después del tratamiento con Mylotarg®, con un promedio de duración de supervivencia un poco mayor de un año. Los efectos secundarios incluyeron la neutropenia (bajos niveles de glóbulos blancos) y la trombocitopenia (bajos niveles de plaquetas). Estos resultados indican que el Mylotarg® parece ser efectivo y tolerable para el tratamiento de los pacientes en edad avanzada en la primera recaída de LMA. Se encuentran en curso experimentos clínicos para evaluar el Mylotarg® en combinación con otras terapias para el tratamiento de la LMA.

Estrategias para mejorar el tratamiento

Aunque se ha logrado un progreso significativo en el tratamiento de la leucemia, muchos pacientes aún sucumben al cáncer, por lo que se necesitan mejores estrategias de tratamiento. En el futuro, el progreso en el tratamiento de la leucemia se conseguirá de la continua participación en estudios clínicos apropiados. Hoy en día existen muchas áreas de exploración activa encaminadas a mejorar el tratamiento de la leucemia.

Anticuerpos monoclonales: Otro enfoque que también se utiliza, es el administrar un tratamiento adicional dirigido en específico a las células cancerosas, evitando el daño a las células normales. Algunos anticuerpos monoclonales pueden localizar a las células cancerosas y eliminarlas en directo. Sin embargo, algunos anticuerpos, como el Mylotarg®, se deben unir a un isótopo radioactivo o a una toxina para eliminar a las células cancerosas, por lo que los anticuerpos sirven, básicamente, como un sistema de transporte. Los anticuerpos monoclonales se pueden administrar solos o con quimioterapia y se encuentran en evaluación para determinar si pueden mejorar las tasas de curación.

Hace poco tiempo se publicaron los resultados provisionales de un experimento clínico preliminar, realizado por varias instituciones, para evaluar la seguridad y la efectividad del Mylotarg® en combinación con la quimioterapia para el tratamiento de la LMA. En este experimento, los pacientes recibieron diferentes dosis de Mylotarg® y de los agentes de quimioterapia citarabina y daunorubicina, con el fin de determinar las dosis óptimas y seguras de cada medicamento. Cuando se trataron con las dosis sugeridas en las cuales no se hallaron efectos secundarios limitantes, dos de tres pacientes lograron una desaparición total del cáncer. En la actualidad, este experimento se está efectuando sobre más pacientes con LMA para tratarlos con Mylotarg®, citarabina y daunorubicina, en las dosis que se especificaron en la fase temprana de este experimento. Se encuentran en curso evaluaciones adicionales del Mylotarg® con agentes de quimioterapia.

Trasplante de células madre: Las dosis altas de quimioterapia y el trasplante autólogo de células madre son, en la actualidad, una óptima opción de tratamiento para muchos pacientes. 

Fase I de los experimentos: En la fase I de los experimentos clínicos, se continúa con la evolución y la evaluación de nuevos medicamentos de quimioterapia en los pacientes con leucemia reincidente. El propósito de la fase I de los experimentos es evaluar nuevos medicamentos con el fin de determinar la mejor forma de administrarlos y establecer si éstos presentan alguna actividad para combatir la leucemia en los pacientes.

Nuevos regímenes de quimioterapia: El surgimiento de los nuevos regímenes de tratamiento de la quimioterapia con múltiples medicamentos, que incorpora terapias nuevas o adicionales contra el cáncer para usarse como tratamiento contra la leucemia, constituye un área activa de la investigación clínica.

Por ejemplo, los médicos del MD Anderson Cancer Center evaluaron un régimen de tratamiento usando los medicamentos estándar para la LMA Novantrone® y citarabina, combinado con un nuevo medicamento de quimioterapia, Fludara® para el tratamiento de 55 pacientes adultos con leucemia aguda refractaria. La tasa de remisión completa fue de 27% y el tiempo para lograr una respuesta completa fue de sólo 42 días. Los mayores efectos secundarios del tratamiento fueron bajos conteos sanguíneos y anormalidades menores al hígado, las cuales se solucionaron. Este nuevo régimen de quimioterapia hace posible la preparación de los pacientes para un trasplante alogénico de médula ósea o de células madre de sangre periférica, o provee un tratamiento mejorado para los pacientes imposibilitados para recibir un trasplante de células madre. Se encuentran en curso experimentos clínicos para confirmar la actividad anticancerígena de éstos y de otros nuevos regímenes de tratamiento para la leucemia.

El arsénico es un potencial compuesto anticancerígeno recientemente evaluado en experimentos clínicos. Médicos de China reportaron los resultados de un programa de tratamiento en el que se usó arsénico en los pacientes con leucemia promielocítica aguda que fallaron en la terapia inicial. El ochenta y cinco por ciento de los pacientes logró una remisión completa, y el estimado de supervivencia a dos años sin leucemia fue de 42%. El mayor efecto secundario fue la toxicidad hepática, la cual causó la muerte a dos pacientes. Otros experimentos clínicos se encuentran en curso con el fin de determinar la forma más segura de usar el arsénico.

Inhibidores de resistencia a múltiples medicamentos: Los pacientes con LMA no logran una remisión o recaen debido a la resistencia a los medicamentos de la quimioterapia, que se puede presentar al momento del diagnóstico, o que son inducidos por el tratamiento. Se han probado muchos medicamentos para determinar si sobrepasan o previenen la manifestación de resistencia a los múltiples medicamentos en LMA.

Terapia de modificadores biológicos: Los modificadores de la respuesta biológica son sustancias sintetizadas o que se presentan de forma natural, que dirigen, facilitan o mejoran las defensas inmunológicas normales del organismo. Estos modificadores incluyen interferones, interleucinas, y anticuerpos monoclonales. En un intento por mejorar las tasas de supervivencia, éstos y otros agentes se evalúan en experimentos clínicos en forma individual o en combinación con la quimioterapia. La interleucina 2 se encuentra en evaluación en la actualidad como un agente de mantenimiento después de la terapia de consolidación. Otros agentes biológicos nuevos se encuentran


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS