Tratamiento de inducción de la leucemia mielógena aguda

Tratamiento de inducción de la leucemia mielógena aguda

Información general

Aunque el tratamiento de la leucemia mielógena aguda (LMA) ha mejorado de forma dramática en los pasados 30 años, la mayoría de los pacientes con esta enfermedad muere dentro de los dos años siguientes al diagnóstico. Con el fin de tener la mejor posibilidad de curación, es importante conocer la disponibilidad del tratamiento y lo que es necesario para lograr el mejor resultado.

Existe una gran variedad de factores que influyen en la decisión de los pacientes para recibir un tratamiento para el cáncer. El propósito del tratamiento puede ser mejorar los síntomas mediante el control local del cáncer, incrementar las posibilidades de curación del paciente o prolongar su vida. Los beneficios que se esperan del tratamiento para el cáncer deben sopesarse con cuidado con respecto a sus riesgos potenciales.

A continuación presentamos información general sobre el tratamiento de la leucemia mielógena aguda. Las circunstancias individuales de su situación y los factores de pronóstico de su tipo de cáncer son lo que influye, a fin de cuentas, en la manera en que estos principios generales de tratamiento se aplican a su situación. La información en este sitio web es una ayuda educativa para usted acerca de las opciones de tratamiento y facilita el proceso de toma de decisión, mutuo o compartido, con el médico oncólogo que lo atiende.

La mayoría de los nuevos tratamientos surge de experimentos clínicos, es decir, de estudios que evalúan la efectividad de los nuevos medicamentos o las estrategias de tratamiento. El progreso de los tratamientos más efectivos para el cáncer requiere la evaluación de nuevas e innovadoras terapias en los pacientes con cáncer. La participación en un experimento clínico puede ofrecerle acceso a mejores tratamientos y a posibilitar el avance de los conocimientos existentes en relación con el tratamiento de este cáncer. Los experimentos clínicos están disponibles para la mayoría de las etapas del cáncer. Los pacientes interesados en participar en estos experimentos deberán evaluar sus riesgos y sus beneficios en conjunto con sus médicos. Para asegurarse de que usted está recibiendo el mejor tratamiento para su cáncer, es importante estar al tanto de las últimas noticias sobre el cáncer, de forma que tenga conocimiento acerca de los nuevos tratamientos y de los resultados de los experimentos clínicos.

Los investigadores conocen que la mejor forma para curar a los pacientes con LMA es administrar dosis altas de agentes quimioterapéuticos durante un corto período. El concepto es eliminar a las células de leucemia durante los 6 meses anteriores a que se presente la resistencia a los medicamentos. La terapia se divide en dos fases: inducción de remisión y consolidación/ mantenimiento después de la remisión. La quimioterapia de inducción se administra para producir una remisión completa en la médula ósea, la cual se define como una presencia de menos de 5% de “blastos” en la muestra de la médula ósea, y un retorno al conteo sanguíneo normal.

Terapia de inducción de remisión

Durante la terapia de inducción de remisión, se administran grandes dosis de quimioterapia en un período de 5 a 7 días. Estos medicamentos de quimioterapia eliminan las células de leucemia y las células normales de la médula ósea. Los mayores efectos secundarios de estos medicamentos se relacionan con la toxicidad y con el crecimiento rápido de las células en el organismo, es decir, médula ósea normal, piel y tracto gastrointestinal. Cada medicamento presenta un efecto secundario específico en los otros órganos.

La terapia estándar de inducción de remisión consiste, por lo general, de 3 días de antraciclina y 7 de citarabina. Después de la inducción, los pacientes por lo regular requieren de 2 a 3 semanas para recuperar la producción de las células sanguíneas de la médula ósea. Durante este tiempo, los pacientes suelen necesitar transfusiones de glóbulos y plaquetas para mantener los niveles de los mismos. Con el fin de reducir el riesgo de infección durante este tiempo, se administran antibióticos y factores de crecimiento de las células sanguíneas que estimulan a la médula ósea en la producción normal de glóbulos blancos. El Neupogen® y el Leukine™ son factores de crecimiento de los glóbulos blancos aprobados en la actualidad por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. ( Food and Drug Administration) para facilitar la producción de glóbulos blancos. Después de 2 ó 3 semanas, el conteo sanguíneo empieza a recuperarse y a menudo retorna a la normalidad. Se repite un examen de la médula ósea para ver si se logró la remisión. Para los pacientes en remisión, se da inicio a la terapia de consolidación. Si los pacientes no logran una remisión, se administra de inmediato otro ciclo de tratamiento de inducción. Sin embargo, para los pacientes con un donante de médula con HLA compatible, se debe considerar efectuar de inmediato un trasplante alogénico de células madre sin que se reciba un segundo ciclo de terapia de inducción. Esto dependerá de las posibilidades de lograr una remisión con un segundo ciclo de quimioterapia. Sin embargo, si se logra una remisión con un segundo ciclo de quimioterapia, la duración de la remisión por lo general es muy corta, a pesar de la consolidación.

Para los pacientes con leucemia promielocítica aguda (M3), puede incluirse en el régimen de inducción de remisión el ácido transretinoico, Vesanoid®. Los pacientes con leucemia promielocítica aguda reciben, por lo general, Vesanoid® en algún momento durante el curso del tratamiento. Se encuentran en curso experimentos clínicos para determinar el mejor momento para administrar este medicamento.

Si se logra una remisión completa y no se administra una terapia adicional, más del 90% de los pacientes presentará una reincidencia de la enfermedad en un período de semanas a meses. Para prevenir la reincidencia de la leucemia, se inicia la terapia de consolidación enseguida tras la recuperación de la terapia de inducción. Estos tratamientos se administran tan seguidos como sea posible. La administración de la quimioterapia más intensiva y de los ciclos de terapia seguidos disminuyen la posibilidad de retorno de la leucemia. Es muy importante para los pacientes entender que las dosis bajas de medicamentos no son tan efectivas como las dosis altas.

Estrategias para mejorar la inducción de remisión

Surgimiento de nuevos medicamentos: Todos los nuevos medicamentos para el tratamiento de los pacientes con LMA se prueban primero en los pacientes con la enfermedad reincidente o refractaria. Cuando se encuentra que éstos son efectivos, entonces se evalúan en regímenes de inducción de remisión.

Mylotarg®: El Mylotarg® es una quimioterapia focalizada compuesta por un anticuerpo monoclonal unido a la caliqueamicina, un antibiótico que elimina a las células cancerosas. Los anticuerpos monoclonales son proteínas que se pueden producir en el laboratorio y están en capacidad de identificar antígenos específicos (pequeños carbohidratos y/ o proteínas), en la superficie de ciertas células, y se fijan a ellas. Esta unión estimula al sistema inmunológico a atacar y eliminar las células a las cuales el anticuerpo monoclonal se ha unido. El Mylotarg® está enfocado contra el antígeno CD 33, una proteína que se encuentra en la superficie de las células sanguíneas cancerosas. La caliqueamicina es una sustancia antibiótica que es tóxica para las células cancerosas. Cuando el anticuerpo monoclonal se fija a las células cancerosas, la caliqueamicina se absorbe dentro de las células y las elimina. El beneficio significativo de este enfoque es que Mylotarg® tiene como objetivo a las células cancerosas, preservando las células saludables de la destrucción, en contraste de la quimioterapia o la radiación, las cuales no diferencia
n entre las células cancerosas y las células saludables en el organismo, característica que provoca potenciales efectos secundarios intolerables.

La Organización Europea para la Investigación y Tratamiento del Cáncer ( European Organization for Research and Treatment of Cancer, EORTC), se encuentra llevando a cabo un experimento clínico para evaluar al Mylotarg® más la quimioterapia intensiva consistente de mitoxantrona, citarabina y etopósido (MICE), como terapia de inducción para los pacientes con LMA mayores de 60 años. De los 34 pacientes evaluados hasta ahora en este experimento, cerca del 50% logró una respuesta anticancerígena con sólo Mylotarg®. Casi dos meses


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS