Tumores del Estroma Gastrointestinal

Tratamiento de los Tumores del Estroma Gastrointestinal

Perspectiva

Los tumores del estroma gastrointestinal (GIST) son cánceres relativamente raros que se originan en las células de Cajal, que son células especializadas que tapizan el tubo digestivo y son responsables de iniciar el movimiento rítmico que impulsa a los alimentos y los residuos sólidos a través del tubo digestivo.

Los GIST se caracterizan por anomalías genéticas específicas que producen hiperactividad de un gen concreto, denominado proto-oncogén c-kit y la sobreproducción de determinadas proteínas. Juntas, estas anomalías conducen a un crecimiento incontrolado y a limitación de la muerte celular entre las células malignas del GIST.

Los GIST pueden ser cancerosos (malignos) o no cancerosos (benignos). Los GIST malignos pueden producirse en cualquier parte del tubo digestivo – desde el esófago al recto – pero suelen producirse en el estómago y el intestino delgado. Los GIST de la pared del estómago se consideran malignos cuando superan los 5 a 10 centímetros, tienen una alta tasa de división celular o han metastatizado (se han extendido). Los GIST del intestino delgado se consideran malignos si tienen cualquier mitosis o son mayores de 2 centímetros.

Los GIST se pueden extender a localizaciones distantes del cuerpo, fundamentalmente la cavidad peritoneal y el hígado. La localización de los tumores metastásicos puede determinarse mediante PET (tomografía por emisión de positrones) o resonancia magnética (RM) potenciada con gadolinio. El diagnóstico a menudo se hace quirúrgicamente o mediante una biopsia con aguja con ayuda de técnicas de imagen para guiar la aguja hasta el tumor.

Hasta el desarrollo del tratamiento dirigido, no había tratamiento sistémico eficaz para este tumor y el pronóstico de los pacientes con enfermedad local recidivante o enfermedad metastásica era malo.

Acerca de esta información sobre el tratamiento de los GIST

Lo que sigue es una perspectiva general del tratamiento de los GIST. El tratamiento del cáncer puede consistir en cirugía, tratamiento dirigido o una combinación de estas técnicas de tratamiento. La combinación de dos o más de estas técnicas de tratamiento – denominada tratamiento multimodalidad – se ha convertido en un planteamiento importante para aumentar la probabilidad de curación de un paciente y prolongar su supervivencia.

La participación en un ensayo clínico utilizando terapias nuevas, innovadoras, también proporciona un tratamiento prometedor.

Las circunstancias únicas de la situación de cada paciente influyen en el tratamiento o tratamientos que se utilizan. Los posibles beneficios del tratamiento multimodalidad, la participación en un ensayo clínico o el tratamiento estándar deben sopesarse cuidadosamente con los posibles riesgos. La información de este sitio Web está pensada para ayudar a educar a los pacientes sobre sus opciones de tratamiento y facilitar un proceso de toma de decisiones mutuo o compartido con su médico responsable de tratarle el cáncer.

Los pacientes con un GIST avanzado tienen un promedio de supervivencia de 9 a 20 meses después del tratamiento estándar. Se trata de tumores relativamente raros y para mejorar el tratamiento, prácticamente todos los pacientes con esta enfermedad deben incluirse en ensayos clínicos.

Papel de la cirugía en el tratamiento de los GIST

La cirugía puede emplearse como tratamiento inicial para extirpar completamente el tumor primario y puede usarse también para extirpar los tumores metastásicos. Los pacientes con enfermedad más avanzada pueden someterse a tratamiento dirigido seguido de cirugía una vez que hayan respondido al tratamiento. Este planteamiento puede permitir a algunos pacientes que inicialmente fueron diagnosticados de enfermedad inoperable someterse a cirugía una vez que su cáncer haya respondido al tratamiento dirigido.

Cirugía como tratamiento inicial: Una evaluación de la cirugía en 33 pacientes con GIST, dos tercios de los cuales tenían tumores de alto grado, ha demostrado que estos cánceres pueden extirparse completamente con cirugía en la mayoría de los pacientes. Aproximadamente en ocho de cada diez pacientes se pudo extirpar completamente su cáncer con cirugía; esto incluyó a algunos pacientes con enfermedad metastásica. En promedio, los pacientes sobrevivieron 2,5 años. Los investigadores estimaron que casi la mitad de los pacientes sobrevivirían más de 2,5 años. Los resultados fueron menos favorables entre los pacientes con cáncer que no se extirpó completamente.

Cirugía combinada con tratamiento dirigido: Se ha demostrado que los pacientes con GIST avanzados que tienen progresión limitada o enfermedad estable con tratamiento dirigido experimentan una supervivencia global prolongada cuando se someten también a cirugía para extirpar la mayor parte del cáncer restante y luego continúan con tratamiento dirigido.

Se ha demostrado que los pacientes que responden al tratamiento dirigido inicial obtienen los mejores resultados. En los pacientes con enfermedad estable después del tratamiento dirigido, cuatro de cada cinco no tuvieron indicios de la enfermedad después de la cirugía y no tuvieron progresión del cáncer un año después de la cirugía. Los pacientes con alguna progresión de la enfermedad con tratamiento dirigido también se beneficiaron de la cirugía, pero una cantidad menor experimentaron una desaparición completa de su cáncer (una cuarta parte) y ausencia de la progresión de la enfermedad a un año (un tercio). No se observó que la cirugía beneficiara a los pacientes cuyo cáncer progresó ampliamente después del tratamiento dirigido; ninguno de estos pacientes sobrevivió un año después de la cirugía. En conjunto, el 95% de los pacientes que respondieron al tratamiento dirigido sobrevivieron un año o más después de la cirugía. Esta cifra fue del 86% en los pacientes con poca progresión.

Aunque la cirugía después del tratamiento dirigido parece reducir el tamaño del cáncer de manera que puede extirparse completamente en algunos pacientes, las investigaciones han demostrado también que el tratamiento dirigido debe continuar indefinidamente para reducir el riesgo de recidiva. Entre 19 pacientes que fueron tratados con Gleevec seguido por cirugía y continuaron el tratamiento con Gleevec, hubo sólo una recidiva.

Tratamiento dirigido para los GIST

Un tratamiento dirigido es aquel que está diseñado para tratar sólo a las células cancerosas y reducir al mínimo el daño a las células normales, sanas. El tratamiento dirigido es la primera elección de tratamiento para el GIST que no puede extirparse completamente.

Gleevec® (mesilato de imatinib) en el tratamiento del GIST: Gleevec es un tipo de tratamiento dirigido que funciona inhibiendo una proteína llamada tirosín cinasa. Las células del GIST producen tirosín cinasa en exceso, que es responsable de ayudar a las células cancerosas a sobrevivir y crecer. Gleevec fue desarrollado para el tratamiento de la leucemia mieloide crónica y es un tratamiento muy activo en esa enfermedad. Los resultados de ensayos clínicos iniciales con cantidades pequeñas de pacientes indican que Gleevec produce respuestas anticancerosas notables en pacientes con GIST. Desde esos ensayos iniciales, Gleevec se ha convertido en el tratamiento estándar para el GIST.

Los resultados de los ensayos clínicos indican que más de la mitad de los pacientes con GIST localmente recidivantes o metastásicos experimentaron una respuesta anticancerosa parcial con Gleevec. Aunque ninguno experimentó una respuesta anticancerosa completa, en otro 28% hubo estabilización de la enfermedad con el tratamiento. Después de aproximadamente seis meses, menos de la mitad de los pacientes habían progresado. Los investigadores han concluido q
ue estos resultados son notables, dado el hecho de que tanto la quimioterapia como la radioterapia son ineficaces en el tratamiento del GIST.

La Food and Drug Administration (FDA) de EEUU aprobó el uso de Gleevec para el tratamiento de GIST metastásicos y/o inoperables en 2002, debido fundamentalmente a los datos anteriores.

Sutent® (sunitinib) en el tratamiento del GIST: Al igual que Gleevec, Sutent inhibe la proteína tirosín cinasa. Sutent parece ser una opción de tratamiento activa para pacientes con GIST cuya enfermedad ha avanzado con Gleevec o que no pueden tolerar el tratamiento con Gleevec. Los resultados iniciales de un ensayo clínico indican que Sutent retrasó el tiempo necesario para que los tumores existentes o nuevos creciesen en pacientes con enfermedad resistente a Gleevec. En promedio, el tiempo antes de la progresión tumoral en pacientes tratados con Sutent fue de más de seis meses (27 semanas) en comparación con seis semanas en pacientes que no fueron tratados.

Sutent fue aprobado por la FDA para el tratamiento del GIST a principios de 2006.

Estrategias para mejorar el tratamiento

El desarrollo de tratamientos más eficaces contra el cáncer exige que los tratamientos nuevos e innovadores se evalúen en pacientes con cáncer. Los ensayos clínicos son estudios que evalúan la eficacia de nuevos fármacos o estrategias de tratamiento. El progreso futuro en el tratamiento de los GIST se producirá por la evaluación continuada de nuevos tratamientos en ensayos clínicos. La participación en un ensayo clínico puede ofrecer a los pacientes acceso a mejores tratamientos y hacer avanzar el conocimiento existente sobre el tratamiento de este cáncer. Los pacientes interesados en participar en un ensayo clínico deben valorar los riesgos y beneficios de los ensayos clínicos con sus médicos. Entre las áreas de investigación activa dirigidas a mejorar el tratamiento de los GIST están las siguientes:

Tratamiento individualizado:

Los GIST difieren según las anomalías genéticas que expresan. Las investigaciones indican que los GIST con determinadas anomalías tienen más probabilidad de responder al tratamiento con Gleevec, lo que conduce a más tiempo antes de que el cáncer progrese. Este hallazgo sugiere que los pacientes con GIST pueden beneficiarse de la realización de pruebas genéticas para determinar las características genéticas de su cáncer.

Tratamiento más precoz con terapia dirigida

Los tratamientos dirigidos Gleevec y Sutent han revolucionado la asistencia a los GIST avanzados. Hay en marcha investigaciones dirigidas a determinar si estos tratamientos pueden beneficiar también a pacientes con enfermedad en estadio más precoz.


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS