Qué esperar durante el tratamiento con radiación

Qué esperar durante el tratamiento con radiación

El tratamiento con radiación debe individualizarse para cada paciente dependiendo del tamaño y la localización de su cáncer. Para ajustar el tratamiento con radiación para satisfacer las necesidades específicas de los pacientes individuales, el proceso de irradiación tiene varios componentes, como la consulta, la simulación, la planificación del tratamiento y finalmente, el tratamiento en sí.

Consulta: La consulta es una visita importante que le permite a usted y a al oncólogo radioterápico obtener más información. Durante la consulta, el oncólogo radioterápico le realizará una historia clínica y una exploración física. Muchos pacientes encuentran útil prepararse para la consulta trayendo radiografías, el historial médico, una lista de medicamentos, información sobre seguros y las hojas de petición de consulta.

Durante la consulta, el oncólogo radioterápico puede comunicar mucha información en un período corto de tiempo. Es posible que le sea útil preparar una lista de preguntas antes de la consulta para asegurarse de que se le contestan todas. Es posible que también considere beneficioso traer consigo a otra persona a la consulta para ayudarle a entender la información que le da el médico.

Después de la consulta, el oncólogo radioterápico puede pedir más pruebas, esperar a los resultados de otras pruebas o consultas pendientes u obtener más registros e informes. Los cuidados multidisciplinarios son cada vez más importantes para una asistencia óptima al cáncer, por lo que el oncólogo radioterápico habitualmente se comunicará con cualquier otro médico responsable para determinar el tratamiento adecuado a seguir. Además, el oncólogo radioterápico probablemente enviará un informe completo de su evaluación al médico remitente y a cualquier otro médico que le pida el paciente. Una vez recogida toda la información necesaria y que se haya comunicado el equipo de tratamiento, puede tomarse la decisión de usar tratamiento con radiación. En este punto, el oncólogo radioterápico comentará el plan de tratamiento y las alternativas con usted y le presentará un impreso de consentimiento para que lo firme antes del tratamiento. Es importante que lea y comprenda el impreso de consentimiento antes de firmarlo.

Simulación con TC: Después de la consulta inicial y la decisión de usar el tratamiento con radiación, la siguiente sesión suele ser una sesión de planificación, que se denomina simulación. La simulación se usa para determinar los campos del tratamiento con radiación y la mayor parte de la planificación del tratamiento. De todas las visitas a las instalaciones de oncología radioterápica, la sesión de simulación es la que puede llevar más tiempo.

El simulador de TC no administra tratamiento de radiación, sino que permite al oncólogo radioterápico y a los técnicos ver el área a tratar. Se obtienen imágenes y se transfieren al sistema de planificación, donde se crea una imagen tridimensional virtual del paciente y se desarrolla el plan de administración del tratamiento.

Para la sesión de simulación, se hacen marcas temporales en la piel con rotuladores para identificar las áreas de tratamiento. La sala se oscurece periódicamente mientras se están colocando los campos de tratamiento. El alineamiento es fundamental durante la simulación y se facilita mediante láseres montados en la pared y el techo. Pueden usarse dispositivos de inmovilización especiales construidos individualmente para ayudar a conseguir este alineamiento. Aunque puede ver las líneas rojas de luz, los láseres de baja energía son para fines de alineación exclusivamente y no sentirá quemazón ni ninguna otra molestia por la luz de láser.

Una vez que se establecen los aspectos de los campos de tratamiento, el técnico tomará radiografías de simulación especiales que representan los campos de tratamiento. En la mayoría de los centros, al paciente se le dan múltiples “tatuajes” que marcan los campos de tratamiento y sustituyen las marcas realizadas previamente con rotuladores. Estos tatuajes no son elaborados y no constan más que de unos pinchazos seguidos por tinta, que se parecen a pequeñas pecas. Los tatuajes permiten a los técnicos de radioterapia colocar los campos de tratamiento cada día con precisión, permitiéndole lavarse y bañarse sin preocuparse por eliminar las marcas que indican dónde se administrará el tratamiento.

A veces se necesitan varias sesiones de simulación para optimizar el tratamiento y a menudo se realizan antes de los tratamientos de “sobreimpresión” o de “campo reducido” previstos como parte del plan global de tratamiento.

Planificación del tratamiento: Se producen varios pasos después de la simulación y antes del tratamiento; sin embargo, usted no tiene que estar presente durante la mayoría de estos procedimientos. La radiografía de simulación puede usarse para diseñar bloques especiales de aleación de plomo que se utilizan para evitar a los tejidos normales los efectos de la radiación. Estos bloques de aleación de plomo se colocan en una bandeja de plástico y se fijarán debajo de la cabeza del acelerador lineal, la máquina que emite la radiación, antes de cada tratamiento. Estos bloques están diseñados para reducir al mínimo la cantidad de radiación que se administra a los tejidos normales, aumentando al máximo la dosis a la localización tumoral. Es posible que usted tenga que volver después de la simulación y antes del tratamiento para verificar la colocación de estos bloques y la exactitud del plan de tratamiento.

Durante la planificación del tratamiento, los técnicos realizan también cálculos especiales para ayudar a asegurar que se administrará la dosis adecuada de radiación. La planificación computadorizada del tratamiento puede facilitar estos cálculos. Los ordenadores se han hecho muy sofisticados en la planificación de la administración de la radioterapia. Algunos ordenadores son incluso capaces de realizar una representación tridimensional muy compleja del área de tratamiento y los tejidos normales circundantes. Si es necesaria esa planificación por ordenador, es posible que se le pida al paciente que se realice una TC especial (un tipo especial de dispositivo de rayos X con una abertura en forma de rosquilla).

Es posible que se tarden varios días en terminar la planificación del tratamiento después de la simulación y antes del tratamiento. Una vez terminada toda la planificación del tratamiento, pueden comenzar los tratamientos de radioterapia.

Tratamiento con radiación: El tratamiento de radiación suele darse en una sala separada de la sala de simulación. Los planes de tratamiento y los campos de tratamiento que resultan de la sesión de simulación se transfieren a la sala de tratamiento, que contiene un acelerador lineal centrado en una mesa del paciente similar a la de la sala de simulación. El plan de tratamiento se verifica y el tratamiento comienza sólo después de que oncólogo radioterápico y los técnicos hayan vuelto a comprobar el campo de tratamiento y los cálculos y estén completamente satisfechos con la “puesta en tratamiento”.

Durante el tratamiento con radiación, usted debe estar tumbado muy quieto en la mesa de tratamiento mientras el haz de radiación se dirige al área exacta del tumor. La máquina y la mesa de tratamiento pueden rotar hasta 360 grados si el tratamiento necesita que la radiación ataque al tumor desde todos los ángulos. Los técnicos no estarán en la sala durante el tratamiento, pero estarán vigilándolo mediante una cámara de vídeo y una conexión de audio con la sala de tratamiento. No notará la radiación cuando se administra.

La radioterapia generalmente se administra una vez al día, cinco días por semana, habitualmente a la misma hora cada día. Ocasionalmente, el tratamiento se admin
istra con menos frecuencia o dos veces al día. El número de tratamientos depende de múltiples factores y varía de 5-10 a 40 o más, lo que significa que el tratamiento puede durar de una a ocho semanas o más. Los tratamientos de radiación generalmente se dan de forma ambulatoria y conllevan relativamente poco tiempo cada día. Aunque las primeras visitas pueden durar una hora o más, típicamente un tratamiento de radiación diario durará unos 15-30 minutos en la sala de tratamiento y el tratamiento real sólo dura unos minutos. Es importante no faltar a los tratamientos. Ampliar los tratamientos más allá del período de tiempo recomendado puede reducir la probabilidad de controlar el cáncer.


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS