Introducción

Tratamiento y prevención de los efectos secundariosIntroducción al tratamiento del cáncer

El tratamiento del cáncer varía dependiendo del tipo de cáncer, su estadio y su estado físico general. Además, su tratamiento puede variar dependiendo de si el objetivo es curar su cáncer, impedir que se extienda o aliviar los síntomas que produce. Dependiendo de estos factores, puede recibir uno o más de los siguientes tratamientos:

  • Quimioterapia
  • Cirugía
  • Radioterapia
  • Tratamiento biológico
  • Tratamiento hormonal.

Pueden usarse una o más modalidades de tratamiento para darle el tratamiento más eficaz. Cada vez es más frecuente usar varias modalidades de tratamiento juntas (simultáneamente) o en secuencia con el objetivo de prevenir las recidivas. Esto se conoce como tratamiento multimodalidad del cáncer.

Quimioterapia

La quimioterapia es cualquier tratamiento que conlleva el uso de fármacos para matar a las células cancerosas. La quimioterapia del cáncer puede consistir en fármacos únicos o combinaciones de fármacos y puede administrarse por una vena, inyectarse en una cavidad corporal o administrarse por vía oral en forma de pastilla. La quimioterapia es diferente de la cirugía o la radioterapia porque los fármacos que luchan contra el cáncer circulan por la sangre a partes del cuerpo a las que el cáncer puede haberse extendido y puede matar o eliminar células cancerosas en lugares muy distantes del cáncer original. Como consecuencia de ello, la quimioterapia se considera un tratamiento sistémico.

Más de la mitad de todas las personas diagnosticadas de cáncer reciben quimioterapia. Para millones de personas que tienen cánceres que responden bien a la quimioterapia, este planteamiento ayuda a tratar su cáncer eficazmente, permitiéndoles disfrutar de vidas plenas y productivas. Además, muchos efectos secundarios que se asociaron alguna vez a la quimioterapia ahora se previenen o controlan, permitiendo a muchas personas trabajar, viajar y participar en muchas de sus otras actividades normales mientras reciben quimioterapia.

Sepa más sobre el tratamiento con quimioterapia y sus efectos secundarios.

Cirugía

La cirugía se usa para diagnosticar el cáncer, determinar su estadio y tratar el cáncer. Un tipo frecuente de cirugía que puede usarse para ayudar a diagnosticar el cáncer es la biopsia. La biopsia implica tomar una muestra de tejido del cáncer que se sospecha para su examen por un especialista en un laboratorio. A menudo, la biopsia se realiza en la consulta del médico o en un centro de cirugía ambulatoria. Una biopsia positiva indica la presencia de cáncer; una biopsia negativa puede indicar que no hay cáncer presente en la muestra.

Cuando se utiliza la cirugía para el tratamiento, típicamente se extraen el cáncer y parte del tejido adyacente al cáncer. Además de aportar tratamiento local del cáncer, la información obtenida durante la cirugía es útil para predecir la probabilidad de recidiva del cáncer y si serán necesarias otras modalidades de tratamiento.

¿Necesitaré cirugía?

Aunque a la mayoría de los pacientes se les realizará una biopsia con fines diagnósticos, no todos los cánceres precisan tratamiento quirúrgico. Algunos cánceres se tratan mejor con radioterapia o quimioterapia. En algunos casos, el cáncer puede ser demasiado grande o difícil de extirpar con cirugía. Su equipo sanitario trabajará con usted para determinar si la cirugía es parte de su plan global de tratamiento. Si la cirugía es necesaria se someterá a diversas otras pruebas para evaluar su salud global y determinar si es usted un candidato adecuado para la cirugía.

Riesgos de la cirugía: La cirugía conlleva riesgos y efectos secundarios, dependiendo del tipo de cirugía que le realicen y de los conocimientos y la experiencia del cirujano y el hospital. En general, cuanto más invasiva o complicada es la cirugía, mayor es el riesgo de efectos secundarios. Si decide someterse a cirugía, el cirujano le informará sobre todos los riesgos, efectos secundarios y beneficios asociados a su procedimiento quirúrgico concreto.

Además, hay investigaciones que han indicado que los hospitales y los cirujanos que realizan más cirugías como la suya tienen mejores resultados. Antes de someterse a la cirugía, es posible que desee obtener una segunda opinión de otro cirujano y preguntar sobre los resultados de otros pacientes a los que se les han realizado procedimientos similares en su hospital. Es muy frecuente y adecuado buscar una segunda opinión.

Tipos de cirugía: Hay muchos tipos diferentes de cirugía. Con los años, los avances continuados en la cirugía han conducido a procedimientos menos invasivos, menos complicados y más seguros. Debido a ello, algunas cirugías que previamente precisaban hospitalización ahora se realizan de forma segura como procedimientos ambulatorios.

Radioterapia

En la radioterapia se emplean rayos de alta energía para dañar o matar a las células cancerosas impidiéndolas crecer y dividirse. De forma similar a la cirugía, la radioterapia es un tratamiento local empleado para eliminar o erradicar tumores visibles. La radioterapia no es típicamente habitualmente útil para erradicar células cancerosas que ya se han extendido a otras partes del cuerpo. La radioterapia puede administrarse de forma externa o interna. En la radioterapia externa se administran rayos de alta energía directamente al lugar del tumor desde una máquina situada fuera del cuerpo. La irradiación interna, o braquiterapia, consiste en la implantación de una pequeña cantidad de material radiactivo en o cerca del cáncer. La radiación puede usarse para curar o controlar el cáncer o para aliviar algunos de los síntomas producidos por la enfermedad. A veces, la radiación se usa con otros tipos de tratamiento del cáncer, como la quimioterapia y la cirugía y a veces se usa sola.

Para más información, vaya a Radioterapia.

Tratamiento biológico

Al tratamiento biológico se le conoce con muchos términos, como tratamiento inmunológico, inmunoterapia o bioterapia. El tratamiento biológico es un tipo de tratamiento que utiliza al sistema inmunitario del cuerpo para facilitar la eliminación de las células cancerosas. Entre los tipos de tratamiento biológico están el interferón, la interleucina, los anticuerpos monoclonales, los factores estimulantes de colonias (citocinas) y las vacunas.

Tratamiento hormonal

Las hormonas son sustancias naturales del cuerpo que estimulan el crecimiento de tejidos sensibles a las hormonas, como la mama o la glándula prostática. Cuando surge un cáncer en tejido mamario o prostático, su crecimiento y extensión pueden estar causados por las hormonas del propio cuerpo. Por tanto, los fármacos que bloquean la producción de hormonas o cambian la forma en que actúan las hormonas y/o la extirpación de órganos que secretan hormonas, como los ovarios o los testículos, son formas de luchar contra el cáncer. El tratamiento hormonal, igual que la quimioterapia, es un tratamiento sistémico porque afecta a las células cancerosas por todo el cuerpo.


Tipos de Cancer


Sign up for the CancerConnect newsletter

Sign up for our newsletter and receive the latest news and updates about specific types of cancer.

  Close |  Please don't show me this again

Just another Cancercenter.cc site
Facebook Twitter RSS